Viruela del mono: OPS ayudará a sus miembros para tener un acceso equitativo a la vacuna

Con el asecenso de los casos de viruela del mono en el mundo y con alrededor de 10.000 en la región, los Estados Miembros de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) celebraron una sesión especial de su Consejo Directivo para discutir el mejor uso de los limitados suministros mundiales de las vacunas contra la viruela sísmica.
 
La resolución incluye hacer frente al brote con el apoyo al acceso equitativo a la vacuna para las poblaciones en mayor riesgo, dado que esta es elaborada por un solo productor.

Durante la sesión, la directora de la OPS, Carissa F. Etienne, señaló que actualmente solo existe una vacuna de tercera generación contra la viruela símica en el mundo.
 
Aunque los suministros de estas vacunas son extremadamente limitados, la OPS ha entablado las primeras negociaciones con su productor.
 
Por todo esto es que la resolución adoptada solicita a la Directora de la OPS que facilite una respuesta coordinada y tome medidas para apoyar a sus estados miembros (entre ellso Bolivia) a tener acceso a esta vacuna a través del Fondo Rotatorio de la organización

La recomendación es que los países deben priorizar las vacunas para grupos específicos, así como los contactos cercanos de un caso confirmado, con el fin de maximizar el impacto de las vacunas teniendo en cuenta el suministro limitado.

Cómo empezó el brote

El 23 de julio de 2022, el Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, declaró el brote de viruela símica como una emergencia de salud pública de importancia internacional. El brote actual comenzó a mediados de mayo y ha afectado hasta ahora a 89 países de todo el mundo.
 
En las Américas, se han notificado alrededor de 10.000 infecciones por viruela símica en 24 países desde el inicio del brote, lo que representa el 36% de los casos mundiales.

“La declaración de emergencia de salud pública de importancia internacional vino con recomendaciones detalladas tanto para los países y territorios que no han detectado ningún caso como para los que ya tienen casos importados o transmisión en sus comunidades”, dijo Etienne.
 
“Creemos que cuando las medidas recomendadas se aplican adecuadamente, podemos detener la transmisión del virus de la viruela símica”, consideró.

Estas recomendaciones, que la OPS está trabajando con los Estados Miembros para ponerlas en práctica, incluyen la comunicación de riesgos y la participación de las comunidades afectadas, la detección temprana y la vigilancia, el tratamiento y el aislamiento de los pacientes, y el seguimiento de los contactos.
 
Sin embargo, “la vacunación posterior o previa a la exposición podría ser un complemento de las demás medidas”, añadió la Directora de OPS.

En Bolivia

El primer caso detectado se dio a conocer este lunes 1 de agosto en Santa Cruz, y a la fecha van cuatro casos confirmados, todos en el mismo departamento. Es más, este jueves se dio a conocer el primer caso de transmisión local, pues se trata de un joven que no tiene antecedentes de haber salido al exterior del país, como tampoco haber estado en contacto con extranjeros. Los otros 3 casos sí estuvieron contacto con el exterior (el primero con un ciudadano canadiense y los otros dos salieron a Brasil).

Todos son casos que se presentaron en varones jóvenes, entre 23 y 43 años de edad. El cuarto caso tuvo que ser aislado en un centro de salud por no tener un lugar que permita las condiciones para estar separdo del resto de sus allegados.

Bolivia ya cuenta con las pruebas para deterctar la viruela del mono, que se pueden procesar en Cenetrop (Santa Cruz) e Inlasa (La Paz).


 Enfermedad de viruela símica
 
La viruela símica es una enfermedad zoonótica viral causada por el virus de la viruela símica, también conocida como viruela del mono. Los síntomas incluyen fiebre, dolor de cabeza intenso, inflamación de los ganglios linfáticos, dolor muscular y una erupción que forma ampollas y costras. La erupción suele concentrarse en la cara, las palmas de las manos y las plantas de los pies. La boca, los genitales y los ojos también pueden verse afectados.
 
Los síntomas pueden ser leves o graves y suelen durar varias semanas, durante las cuales la persona puede contagiar a otras. La mayoría de las personas se recuperan en pocas semanas sin tratamiento. 
 
La enfermedad de la viruela símica se registra regularmente en nueve países de África Central y Occidental desde que se reconoció por primera vez en 1958 en la República Democrática del Congo. Sin embargo, desde mediados de mayo de 2022, se ha notificado un número creciente de casos, primero en múltiples países de Europa y después en otras regiones, incluidas las Américas.
 
Hasta el 4 de agosto de 2022 se notificaron a la OMS un total de 26.326 casos probables y confirmados por laboratorio en 89 países del mundo

Fuente: El Deber

Ultimas Noticias

Comentarios