Al menos 10 inmuebles patrimoniales se han convertido en parqueos

Foto: Fuad Landivar

Vecinos y especialistas ven que una de las principales causas de la proliferación de estacionamientos es la falta de políticas municipales para que el vecino preserve su vivienda. Desde el Concejo se presentó un plan para la revitalización del centro.

Los inmuebles patrimoniales en el centro histórico de Santa Cruz de la Sierra tienen un gran legado histórico, pero algunos no han recibido el mantenimiento adecuado, lo que ha provocado su deterioro, para luego convertirse en parqueos públicos.

En la zona central de la capital cruceña, El Deber identificó al menos 10 de estos espacios que han sido transformados en áreas para el parqueo de vehículos.

La Alcaldía está realizando un relevamiento de las casonas patrimoniales para conocer cuántas quedan en pie y en qué condiciones se encuentran. El último estudio, que data de 2010, registró aproximadamente 270 de estas estructuras.

Uno de los inmuebles, que aún conserva su fachada de dos pisos, se encuentra sobre la calle Arenales entre Beni y 24 de Septiembre. Este parqueo, como varios que están ubicados dentro del primer anillo, solo cuenta con la parte frontal del inmueble, mientras que en su interior no tiene edificación alguna.

Sobre la calle Florida, a pocos metros de la esquina Libertad, hay dos parqueos que están bien pegados, uno al lado del otro, y cuyo ingreso es a través de las columnas que aún se conservan de la fachada antigua del inmueble.

En la calle Buenos Aires, cerca de la 21 de Mayo, entre los negocios de venta de cotillones, uno de estos espacios para aparcar motorizados tiene las dos columnas originales de su frontis, pintadas de amarillo, y con letras negras está escrita la palabra ‘parqueo’.

César Vaca, transeúnte que recorre a diario la calle Ballivián, recordó que uno de los primeros edificios antiguos en ser demolido, y que luego fue convertido en un gran parqueo, fue donde funcionaba el correo, en la esquina de las calles Ayacucho e Independencia.

“Parecería que no les interesa si es patrimonio o no, los tumban y luego ponen un garaje, o también un edificio”, protestó el vecino con evidente molestia.

Luis Soleto, técnico de la Asociación de Propietarios de Predios del Centro de la Ciudad (APC), cree que los anteriores requisitos que ponía la administración de la comuna dificultaban al vecino realizar algún tipo de refacción, y por eso optaban por que la vivienda se derrumbe, para luego construir un garaje.

“Para los propietarios es muy difícil refaccionar los predios, que son catalogados como edificios patrimoniales, debido a los requisitos que exigen las autoridades y a que además conllevan un proceso burocrático”, comentó Soleto.

Hace unas semanas la secretaria de Planificación para el Desarrollo, Andrea Daza, informó que el Gobierno Municipal está realizando un nuevo levantamiento de datos en el centro cruceño, para identificar cuántas casas antiguas aún están en pie. Agregó que muchas de estas viviendas se han caído, por eso resaltó el trabajo que se está realizando con la nueva actualización.

Desde la Dirección de Regulación Urbana, que tiene la labor de identificar los inmuebles, indicaron que varios propietarios de estas viviendas ya las vendieron, y tampoco han tenido el cuidado de mantener las edificaciones.

Revitalizar el centro

El arquitecto Fernando Prado recordó que, según la normativa, debía crearse un fondo para la preservación de estos inmuebles del centro histórico, lo que beneficiaría a los propietarios que no podían demolerlos.

“El fondo no se ha creado y esto ha dejado a los propietarios sin defensa, no pueden demoler ni construir en altura, pero tampoco se los colabora para que remodelen o refaccionen sus viviendas. En resumen, ese es el problema por el que la gente termina abandonando su vivienda”, acotó el urbanista.

Además, dijo que como no se han construido parqueos modernos, existe demanda por estos espacios, “y lo más conveniente es tumbar los cuartos de adentro para construir parqueos en las zonas internas de los manzanos”, sostuvo Prado, quien también es director del Centro de Estudios para el Desarrollo Urbano y Regional (Cedure).

A través de esta organización, Prado ha identificado el deterioro del patrimonio inmobiliario del centro histórico, que no cuenta con un sostén económico.

Como posibles causas de esta problemática, el Cedure ve que hay una falta de recursos económicos para la refacción y el mantenimiento de inmuebles, por parte de los propietarios tradicionales. También observó que los fondos de preservación provistos en el Plan de Ordenamiento Territorial (PLOT) aún no se han concretado.

Ante la problemática, la propuesta es que se cuente con un fondo público-privado para refacciones y restauraciones, en varias modalidades, además de que se libere de impuestos a inmuebles y actividades económicas.

Por su parte, la vicepresidenta del Concejo Municipal de Santa Cruz de la Sierra, Lola Terrazas, recordó que el concejal Manuel Saavedra presentó una propuesta para la revitalización del centro histórico cruceño, que hasta la fecha no fue tomada en cuenta por el Ejecutivo.

“La propuesta promueve el incentivo para que los propietarios puedan restaurar sus viviendas y que se les reduzca el pago de impuestos. Con esto se podrá dar una mayor vitalidad a estos patrimonios de la ciudad, pero este proyecto de ley no ha tenido la respuesta esperada”, explicó.

Terrazas agregó que muchos propietarios optan por el ‘canchón’ para parqueo, debido a las dificultades que significa hacer aprobar los planos para una construcción en la zona central de la ciudad. “Además, muchas veces el estacionamiento es una necesidad en el centro cruceño y esta demanda fue evidenciada por los propietarios de estos espacios, hoy convertidos en parqueos”.

Finalmente, en representación de la APC, Guido Landívar dijo que al volverse el centro caótico y no contar con algún tipo de incentivo de parte de las autoridades municipales, para la recuperación de las viviendas, el propietario tiene que buscar algún ingreso económico, y por eso opta por volverlo un garaje, preservando en muchos casos la fachada.

Fuente: El Deber

Ultimas Noticias

Comentarios