Grupos del MAS inician enfrentamientos para impedir la marcha por el censo 2023 en La Paz

Foto: El Deber

Los grupos se enfrentan en pleno centro de La Paz ante un contingente policial que no reacciona porque no pasan de 50 policías.

La avenida Montes, que es el inicio de la principal vía que atraviesa el centro de la ciudad de La Paz, se convirtió en el escenario de las reyertas entre el grupo del MAS y las organizaciones que se convocaron para marchar pidiendo censo en 2023.

Pedradas y petardos fueron lanzados entre uno y otro bando. Los masistas intentan abortar la marcha con cuyos participantes se enfrentaron para defender su movilización que fue aprobada el viernes de la semana pasada.

Quienes reclaman el censo protestan contra la Policía cuyos efectivos, aseguran, no hacen nada contra el ataque de los masistas, mientras estos les lanzan basura, tomates y bolsas con líquidos.  

Las instituciones que reclaman el censo protestaron contra la Policía, cuyos efectivos no hicieron nada contra el ataque de los masistas. Esta céntrica avenida está en refacción y los escombros abundan al borde de las aceras, esas piedras fueron usadas como proyectiles.

La Policía inició su gasificación, pero tenían el viento en contra y los masistas resultaron dispersados porque tuvieron que huir avenida abajo.

Extraoficialmente se habló de cinco personas heridas a causa de la lluvia de piedras que cayó sobre los marchistas por el censo. 

Los funcionarios públicos abundaban y se congregaron en la plaza San Francisco.

La marcha organizada por el Conade y la Asamblea de la Paceñidad pretendía realizar una columna desde el inicio de la avenida Montes hasta el final del Prado y luego subir a un mitin en la plaza San Francisco; pero los masistas cortaron el recorrido.

Cuando la marcha cívica intentó reanudar su recorrido, nuevamente fue gasificada por la Policía que obligó a dispersarse. Los masistas se agruparon en ese lugar y lanzaron sus gritos de, “sí se pudo” y “victoria, victoria”.

La gente de la Asamblea de la Paceñidad retrocedió y una parte esquivó a los violentos, rodeó el lugar y aparecieron en la venida Mariscal Santa Cruz,  encabezados por el alcalde de La Paz, Iván Arias, quien blandiendo una bandera blanca pedía escuchar a la población y condenar a la Policía.

Los marchistas que lograron rodear a la Policía y al MAS llegaron hasta el final del Prado paceño y subieron hasta las puertas de la Alcaldía donde se prevé que se realizará un mitin. La exigencia de esta marcha es censo en 2023.

Fuente: El Deber

Ultimas Noticias

Comentarios