Consejos para realizar compras seguras en internet y evitar que otros accedan a los datos privados

Foto: ESAN

Comprar en una tienda online es una de las mejores experiencias para muchos en este siglo XXI, pero existe un problema, y es que internet no siempre es tan seguro como se dice o se cree.

Hay muchas formas de pagar en línea en estos días. Desde servicios como PayPal hasta pasarelas de pago donde solo se necesita introducir los datos de una tarjeta de crédito. El proceso es bastante sencillo y por eso muchos ciberdelincuentes han encontrado la manera de explotarlo.

¿Cómo logran eso? Una de las formas más fáciles es falsificar sitios web. Por ello, es importante tener en cuenta una serie de recomendaciones para garantizar la seguridad de los usuarios al comprar en internet.

1. Utilizar una VPN

Primero que todo, ¿Qué es una VPN? Su nombre es el acrónimo para Virtual Private Network (red virtual privada en español). Este tipo de redes enmascaran una dirección IP, la identificación de la conexión y de los dispositivos conectados a ella.

Con una conexión VPN se logra establecer un túnel entre un dispositivo y los sitios web a los que se está intentando acceder. De esta forma, la conexión queda cifrada, y ni siquiera el proveedor de internet es capaz de detectar a qué páginas web uno está accediendo, ni la información privada que estas contienen.

¿Y qué VPN elegir entre tantas opciones para sentirse seguro? En Google hay tantas alternativas que uno se puede marear. Pero, Infobae recomienda CyberGhost, Private Internet Access, ExpressVPN o Surfshark, las cuales tienen buenas reseñas de los usuarios.

2. Identificar cómo elegir páginas para comprar por Internet

¿Se ha notado que las direcciones de algunos sitios web inician con ‘http’ mientras que otras comienzan por ‘https’? Esa ‘s’ al final, que parece un detalle menor, es un indicador de seguridad que hay que buscar en las páginas para comprar por Internet.

Los sitios web que utilizan ‘https’ están configurados bajo un protocolo de seguridad especial. Esto evita que la información que se ingresa sea interceptada por un tercero. Utilizar este tipo de páginas, dentro de las que se encuentra la de uno, es otro buen paso que garantizará una compra online segura.

3. Elegir productos con buena calificación

Los sitios que garantizan una compra segura por Internet incorporan un sistema de calificación. Al buscar un producto, es importante identificar cuáles emplean las tiendas virtuales que se está usando. Algunos de los más comunes son puntuaciones del 0 al 100 %, o escalas de 0 a 5 estrellas.

Los productos con alta valoración nos indican que otras personas ya compraron y se sintieron satisfechos con lo que recibieron (o no).

También es importante verificar si la tienda online en la que se encuentra uno cuenta con fotografías reales de todos sus productos y descripciones acerca de sus características. Así uno podrá asegurarse de que está comprando exactamente lo que se necesita.

4. Proteger los medios de pago

La información de una tarjeta de crédito o cuenta bancaria solo debe ser ingresada en el formulario de pago de la compra.

Para mantenerla segura, es importante evitar compartirla a través de chats o correos.

5. Siempre realizar un seguimiento al pedido luego de efectuar la compra

Una vez sea confirmada la compra, usar el método de seguimiento dispuesto por las páginas para comprar por Internet que se usó.

De esta manera se podrá saber el momento justo en que llegará a la puerta del hogar.

6. Ayudar a los demás a tener una compra segura

Cuando se haya recibido la compra hay que asegurarse de hacer un comentario y calificación de acuerdo con la experiencia personal con el producto. De esta forma se podrá ayudar a otras personas a realizar una compra segura.

Cómo se deben preparar los comerciantes con su página web

-Información segura: Al realizar una compra virtual, los sistemas reúnen una gran cantidad de información asociada a los clientes y proveedores. Correos electrónicos, números de teléfono, cuentas bancarias y hasta direcciones de residencia son algunos de los datos que pueden ser robados en caso de no contar con una protección integral contra ciberataques.

“Una de las formas de evitar filtración de información de nuestro negocio o de nuestros clientes, es con un Perímetro Definido por Software (SDP), el cual controla el acceso y alcance de cada uno de los usuarios dentro de una red. Aplicando este tipo de estrategias, los marketplaces no solo pueden controlar la actividad y las operaciones que representen una amenaza, sino que mantienen segura la información de los compradores, algo bastante importante y que marca la diferencia a la hora de comprar para los usuarios”, afirma David López, vicepresidente de ventas para Latinoamérica de Appgate.

-Evitar pérdidas: Mantener seguro todo el proceso de compra en los marketplaces evita ser víctima de ciberdelincuentes que han sido atraídos por el gran volumen de dinero alrededor del eCommerce, puesto que en países como México, Argentina y Colombia, este mueve más de 24, 10 y 7 mil millones de dólares respectivamente.

Según López, aplicar soluciones SDP que se adaptan a cualquier infraestructura tecnológica, permite proteger a los comerciantes y compradores de ataques que desvíen las transacciones económicas o usen sus sistemas para acciones fraudulentas, pues buscan entradas y brechas en los sistemas alrededor del ecosistema, para sacar provecho económico.

Fuente: Infobae

Ultimas Noticias

Comentarios