En 2019, Arce afirmó que el RUPE es obligatorio sin excepción para contrataciones

El Ministerio de Economía señala que el requisito sirve para agilizar los procesos y centralizar datos, por lo que no existe un daño económico al Estado.

“El certificado RUPE (Registro Único de Proveedores del Estado) es el registro único y oficial de proveedores del Estado Plurinacional de Bolivia, válido para participar en contrataciones públicas mayores a 20.000 bolivianos, siendo de aplicación obligatoria para los proveedores que participen en contrataciones públicas”, afirmó en 2019 el entonces ministro de Economía Luis Arce, en respuesta a una petición de informe.

Durante el gobierno de Evo Morales, entre 2012 y 2016, varias empresas se adjudicaron contratos millonarios sin presentar el RUPE. En respuesta, el Ministerio de Economía —a través de un comunicado— afirmó que ese requisito sirve para agilizar los procesos de contratación y que su aplicación comenzó en 2013, por lo que no existe daño económico al Estado.

“Esta Cartera de Estado aclara que RUPE tiene por objeto centralizar la información sobre los proveedores que participan en las contrataciones del Estado, también simplificar, agilizar y generar ahorro administrativo en los procesos de contratación. Asimismo, señala que para contrataciones mayores a Bs 20.000 se solicitará el certificado del RUPE al proveedor, que reemplazará la documentación validada por el sistema, para la formalización de la contratación”, dice el documento.

No obstante, Arce en un documento oficial de respuesta que lleva su firma, aseveró en 2019 que esta formalidad debe ser solicitada tanto a empresas nacionales como extranjeras. Además dejó en claro que no existen causales de excepción para acceder a procesos de contratación sin el Registro Único de Proveedores del Estado.

“La presentación del RUPE (…) debe ser solicitada tanto para proveedores nacionales como para internacionales (…). No existen causales de excepción para la presentación del certificado RUPE, toda vez que la presentación del mismo para la formalización de la contratación es de carácter obligatorio”, manifestó en su condición de ministro.

Los procesos de contratación en la administración de Morales que se ejecutaron sin RUPE fueron 10, sólo uno de ellos data de 2012 y otro de 2013, la mayoría son de 2015 y 2016. El monto total de estas adjudicaciones supera los 1.400 millones del Estado.

Contratos sin RUPE:

  • En 2016, Compacto SRL se hizo cargo de la ingeniería de detalle procura y construcción del campamento permanente para la Planta de Amoniaco y Úrea. La suma fue 51.366.794 bolivianos.
  • En 2016, Wonil Eng Cosmo I&D Co LTDA fue contratada para el proyecto de la planta de producción de tuberías y accesorios para redes de gas natural de El Alto por 74.410.819 bolivianos.
  • En 2016, Ampelos Kohea Prolemex realizó la edificación del establecimiento hospitalario para el hospital de tercer nivel de Montero. El costo de la obra fue de 475.734.999 bolivianos.
  • En 2015, la empresa Imathia Construcción se hizo cargo de la elaboración de ingeniería y construcción de un patio de maniobra de la vía férrea principal para la Planta de Amoniaco y Úrea por un monto de 66.630.093 bolivianos.
  • En 2015, BRN Internacional Industria y Comercio LTDA se hizo con el contrato de la adquisición de cosechadoras de caña, tolvas autovolteo, tractores agrícolas y repuestos. La suma del acuerdo fue de 32.722.901 bolivianos.
  • En 2015, Mostajo Balderrama Boris Cristhian se adjudicó la construcción de la base conjunta de Chimoré por 51.450.208.
  • En 2015, a Mercedes Benz Argentina y Toyota Argentina se le otorgó el contrato para la entrega de 702 ambulancias para la Dirección General de Servicio de Salud por 443.150.107 bolivianos.
  • En 2014, Isotron SAU se adjudicó la revisión de la ingeniería, suministro, construcción, instalación, montaje, pruebas y puesta en servicio de una planta fotovoltaica en el sistema aislado de Cobija por 72.642.606 bolivianos.
  • En 2013, la Empresa Estratégica Boliviana de Construcción y Conservación Infraestructura Civil construyó el componente tres del proyecto urbano en la sede del Parlamento Unasur por el monto 119.996.444 bolivianos.
  • En 2012, ENDE Transmisión se adjudicó la construcción de fundaciones, montaje de estructura y tendido de cable de guardia, conductores y OPGW por un valor de 46.352.611 bolivianos.

Fuente: Pagina Siete

Ultimas Noticias

Comentarios