Santa Cruz busca evitar el colapso urbano con inversión de $us 324 millones en vías

Foto: El Deber

“El tiempo es dinero”, cita un conocido refrán y eso se aplica no solo dentro de las empresas, sino también en los hogares. Y ese tiempo disponible es el que va disminuyendo en Santa Cruz, debido a que las carreteras y servicios existentes se van volviendo insuficientes ante la creciente cantidad de personas y productos que se mueven en la región.

Ante esa situación, un grupo de instituciones cruceñas visionarias asumió el reto de proponer soluciones a las diferentes necesidades que tiene el departamento. Este proyecto de infraestructura de transporte terrestre incluye tres autopistas y tres conexiones viales con una extensión total de 215 kilómetros, además de dos estaciones multimodales para facilitar la distribución de mercadería. Todos requerirá de una inversión estimada de $us 324 millones en 10 años.

En un conversatorio se presentó un estudio de la Cámara de Exportadores, Logística y Promoción de Inversiones de Santa Cruz (Cadex), y al momento, el departamento importa 799.000 toneladas de productos en 21.000 camiones y exporta 3,5 millones de toneladas en 136.000 vehículos, lo que ya representa un enorme flujo vehicular.
Pero en siete años, la región importará 1,2 millones de toneladas de productos en 46.000 camiones y exportará 5,9 millones de toneladas en 238.000 motorizados.

A esto se suma el hecho de que el transporte de oleaginosas, caña de azúcar y derivados, arroz, maíz, leche, carnes y huevos requiere hoy de 560.000 camiones, una cantidad que aumentará un 65% hasta 2029, a 926.000 vehículos.

Y esta “pesadilla logística” no es el único desafío que se debe enfrentar en el área metropolitana, donde también viven más de 2,5 millones de personas, que serán 3 millones hasta 2030.

Así, la región contiene el 72% de la población del departamento; “genera el 56% de la producción”; concentra la mayor cantidad de industrias, centros de distribución y consumo; y es área de tránsito de casi toda la mercadería que tiene origen en territorio cruceño.

Este escenario ya “se veía venir”, por lo que “hace cuatro años empezamos” a diseñar propuestas para “organizar y planificar el área metropolitana de Santa Cruz”, informó Javier Arze, gerente general de la Cámara de Construcción de Santa Cruz (Cadecocruz).

“Este crecimiento no solo poblacional sino productivo de toda el área de influencia de la metrópoli nos deja una gran cantidad de retos: en infraestructura, en servicios, vivienda y otros”, afirmó Oswaldo Barriga, gerente general de la Cadex. “Lo que nos interesa es ser lo más eficientes y competitivos posibles en el manejo de la logística tanto de la carga despachada como de llegada, salida y distribución de pasajeros vía aérea y multimodal”, agregó.

Ambas instituciones, junto con el Colegio de Economistas, la Sociedad de Ingenieros, el Colegio de Arquitectos, y las universidades Gabriel René Moreno y Privada de Santa Cruz conforman el Comité Consultivo Técnico Departamental, el cual plantea ocho pilares estratégicos a desarrollar.
Para evitar el “colapso” del área metropolitana ante la cantidad futura de vehículos que será necesaria para seguir moviendo el motor de la economía boliviana, el Comité propone, por ejemplo, el “Corredor Norte-Sur”.
Todas las vías son “cerradas, con salidas a zona urbana cada 2 kilómetros”, precisó Arze. 

La vía 1 (ya construida) une Santa Cruz con Porongo y la 2 Kilómetro 8 con Portachuelo. La 3 sale de la carretera a Camiri y llega a la carretera entre Montero y Okinawa. Tiene tres conectores, también autopistas: Colpa Bélgica-Warnes, Cinta Norte-Viru Viru y Cinta Sur-Viru Viru.

Con esta red, “los camiones ya no necesitan entrar a la ciudad. Van a poder cruzar toda el área metropolitana y ahorrar tiempo y gasolina, dejarán en las estaciones multimodales lo que corresponda y seguirán camino”, dijo Arze.
Las nuevas autopistas se conectarán con los parques industriales que hay en Cotoca, La Guardia y la capital, cerca de los cuales se inducirá la construcción de viviendas para los trabajadores de las empresas y fábricas instaladas en el área, ciudadelas que contarán con transporte, servicios básicos completos, salud y educación.

Así, se fortalecerá el empleo formal y se aumentará la productividad de los trabajadores, que hoy pierden dos horas en promedio por día para llegar y salir de la oficina, tiempo que convertido al salario mínimo nacional suma Bs 576 millones por año.

Infraestructura vial

El proyecto contempla, además, el tren metropolitano, que recorrerá 115 kilómetros; que pasará por Montero, Pailón y San Basilio; que se instalará de manera paralela al tren de carga ya vigente; y que demandará en sus tres etapas de $us 1.380 millones.“Hay 500.000 personas que ingresan y salen de la ciudad de Santa Cruz todos los días. Cuando tengamos el tren metropolitano, esas personas van a tener un medio masivo de transporte. Si sumamos el BRT bien hecho, Santa Cruz va a ser otra y mucha gente va a preferir transportarse en medios públicos que en su auto privado”, detalló Arze.

Pero la metropolización no solo incluye el “Corredor Norte-Sur”, un vertebrador logístico industrial, también contempla proyectos de magnitud como “Sistema verde”, de corredores ecológicos, preservación de áreas vulnerables y manejo de desechos; “Conectividad metropolitana”; “Producción y localización de viviendas”; “Sistema formativo de capital de recursos humanos”; “Dinamización innovativa del centro histórico”; “Gobernanza” y “Sistema productivo continental”.

Este último, por ejemplo, tiene que ver con el Hub de Viru Viru; que hoy funciona al 17% de capacidad con un movimiento de 3 millones de pasajeros por año y una generación de 5.000 fuentes directas de empleo.
Sin muchas inversiones y optimizando sus operaciones actuales, esta terminal aérea puede atender a 7,4 millones de personas por año, de las que —según estadísticas internacionales— unos 5 millones pasarán un tiempo en Santa Cruz, gastando un promedio de $us 1.000 por tres días de estadía.
Con las inversiones necesarias, el hub tiene potencial para atender hasta 46 millones de pasajeros por año, lo que dispara el potencial económico de esa terminal aérea, sabiendo que cada millón de visitantes genera 5.000 fuentes de empleo directas.

Patricia Viera, directora del Colegio de Economistas de Santa Cruz, remarcó la importancia de “desarrollar y apoyar un proyecto como el de Viru Viru, porque es un gran generador de actividad económica y de empleo”.
Los ocho pilares para el desarrollo metropolitano cruceño incluyen a los municipios de Santa Cruz de la Sierra, Cotoca, Warnes, La Guardia, Porongo y El Torno, a los que se pretende sumar a Montero, Colpa Bélgica y Pailón.

“La implementación de esta planificación metropolitana se traduce en diversas oportunidades para el desarrollo metropolitano, departamental y nacional, cambiando la vida a todos y cada uno de los ciudadanos de esta región”, remarcó el vicegobernador del departamento, Mario Aguilera, quien dirige la instancia de Asuntos Metropolitanos, responsable de sentar las bases para el desarrollo de esta región.

Para el gerente de Cadex, los desafíos para el área metropolitana de Santa Cruz son: convertirla en el eje de integración logística de Bolivia y de la región; consolidarla como proveedora de alimentos del país y el mundo; convertir a la capital en el centro de convenciones empresariales de las Américas; y desarrollar espacios de concentración empresarial especializados, parques industriales, distritos comerciales y áreas empresariales para servicios. “Esta es una planificación para los próximos 10 años y todo lo que construyamos en ese tiempo va a ser para los próximos 30 años”, sostuvo Arze. 

El trabajo efectuado hasta el momento ya incluyó a técnicos de los nueve municipios que conforman el área metropolitana, los que ya realizaron las primeras observaciones con las cuales se van afinando las propuestas.
“Creemos que la única manera en que Santa Cruz realmente no colapse y pueda potenciar el área metropolitana es planificando (…). En siete años, habrá un incremento del 60% en la cantidad de vehículos. Con eso”, si no se concretan los proyectos, “vamos a ser totalmente ineficientes como ciudad y un fracaso como área metropolitana”, dijo Arze.

El documento oficial preliminar de estos ocho pilares estará listo en los próximos días y será presentado a toda la sociedad para que el sector público y otras instituciones se puedan sumar a esta “cruzada”, que requiere de una alianza público privada para asegurar la gran inversión necesaria para hacerlos realidad.

“Además de técnicos, somos también pueblo y se supone que las autoridades tienen que tener la capacidad de escuchar. Nosotros no vamos a parar en esto. Empezamos este trabajo, estamos poniendo recursos, tiempo de profesionales de mucha valía y no vamos a aceptar un no. Vamos a hacer las gestiones que correspondan, en las instancias que correspondan para que funcione, porque este es el futuro de nuestros hijos”, finalizó Arze.

Fuente: El Deber

Ultimas Noticias

Comentarios