Pacientes que sufren cáncer piden legalizar la eutanasia en Bolivia ante el abandono del Gobierno y falta de medicamentos

Foto: Ministerio de Salud

La desesperación de no acceder a medicamentos y atención especializada oportuna, sumado a la falta de atención hospitalaria, llevó a pacientes que sufren cáncer a invocar la necesidad de legalizar la eutanasia -acción médica que provoca deliberadamente la muerte- en Bolivia para acabar con el sufrimiento que padecen a diario miles de personas enfermas en el Estado.

Información recabada del Registro Nacional de Cáncer indica que cada año se diagnostican a 7.276 mujeres y 3.918 hombres con esta patología en el país.

En la misma línea, el Programa Nacional de Lucha Contra el Cáncer del Ministerio de Salud de Bolivia, señaló que a nivel nacional cada año se diagnostican 19.000 nuevas personas con diferentes tipos de cáncer de los cuales aproximadamente 200 corresponden a niños.

Los tipos de cáncer más frecuentes en el país son el de seno y de cuello uterino en las mujeres, y de próstata en los varones.

Suicidio legal

La petición de suicidio legal fue hecho al ministro de Salud, Jeyson Auza, que este miércoles sorpresivamente visitó a primeras horas de la mañana, la Unidad de Oncología Clínica del Hospital General de la zona de Miraflores en la ciudad de La Paz, para conocer qué está pasando con la atención a decenas de pacientes con cáncer, que desde hace varias semanas, peregrinan por atención médica, acceso a medicamentos y soluciones estructurales a un problema que el Estado no resuelve desde hace varios años.

“Yo quisiera que se despenalice la eutanasia, porque ya estamos cansados de tanto abandono”, solicitó un paciente con cáncer de aproximadamente 60 años de edad con un grito de desesperación para aplacar, en algo, lo que padece todos los días.

Sollozo e impotente para hallar respuestas satisfactorias al problema que sufre, habló con él ministro para que pueda aprobar una solución radical: la muerte.

La petición tomó de sorpresa a Auza que respondió a la declaración de socorro con anuncios de esperanza para resolver el problema que tiene, al igual que otros pacientes, a quienes halló durmiendo a la intemperie desde hace días en busca de atención médica para garantizar un día más de vida.

El enfermo relató también que muy temprano llegó al hospital una paciente con síntomas graves y delicados en busca de atención médica pero que la unidad de emergencias “rechazó a la paciente”.

“Emergencias vota (hecha a los enfermos), tenemos que ir de un lugar a otro, para acceder a una receta (médica) también tenemos que dormir por días, y las autoridades del hospital, no tienen sensibilidad humana, pues rebotan a la gente de un punto a otro, ¡no pues señor ministro!”, reclamó el enfermo.

Otro paciente dijo que llegó al hospital de Clínicas el pasado sábado y luego que se organizaron entre los enfermos, tienen la esperanza que hoy puedan tener una ficha para consulta médica, solo eso, ni siquiera tratamiento.

Es decir, habrá esperado cinco días para contar con la autorización debida que le permita consultar al médico sobre la enfermedad que padece. Una vez cumpla con esta primera fase, tendrá que comenzar otra etapa, similar, para acceder a los medicamentos que también escasean y, por lo tanto, en muchos de los casos, deben esperar por días para contar con las medicinas.

Los pacientes con cáncer se vuelcan masivamente al Hospital de Clínicas para abaratar costos económicos que implican un tratamiento especializado.

“Un tratamiento de cáncer en una clínica privada cuesta entre Bs 35.000 y Bs 40.000, nosotros no podemos pagar esa cantidad de dinero”, reveló el enfermo.

Cada año, se reportan unos 19.000 diferentes tipos de tumores malignos, un 67% en mujeres y 37% hombres, según cifras oficiales.

El cáncer de cuello uterino y de mama son enfermedades que castigan más a las mujeres, mientras que en los varones la próstata hace estragos.

Las enfermedades no transmisibles –dolencias cardíacas, accidentes cerebrovasculares y cáncer- constituyen las principales causas de muerte en Bolivia (sobre el 60% del total), según datos oficiales.

El Gobierno aprobó una ley en agosto de 2019 que estipula que el servicio oncológico sea gratuito y contrató servicios de establecimientos privados para pacientes sin recursos, mientras prepara inversiones para los hospitales públicos.

Este convenio permite a los pacientes de escasos recursos acceder a tomografías de planificación, administración de tratamiento tridimensional conformado y personalizado para cada paciente, y el tratamiento de sesiones de radioterapia en acelerador lineal.

Sin embargo, la Asociación de Pacientes de Cáncer señala que los enfermos aún deben asumir los costos de los exámenes y de las medicinas a pesar de la vigencia del beneficio.

Más médicos y medicinas para los enfermos, promesa gubernamental

Auza prometió a los enfermos de cáncer soluciones estructurales, aunque no hablo de los costos que implica asumir el tratamiento de cáncer.

Las enfermedades más comunes son el cáncer de cérvix, mama, próstata y estómago, son los más frecuentes entre la población boliviana, refieren informaciones oficiales.

Anunció en este sentido que contrató, en las últimas horas, tres especialistas en oncología de los cuales uno es médico cirujano. Los nuevos profesionales irán a reforzar el equipo de médicos que tiene el Hospital de Clínicas.

Los oncólogos no trabajarán por “un tiempito” sino que tendrán ítem permanente, y de ahora en adelante, comenzaran atender con premura a los enfermos, prometió el ministro.

En ese sentido dijo que por cada médico “mínimamente tendrán que repartir 21 fichas” para atender a los enfermos.

Hasta ahora solo el hospital disponía de 14 fichas distribuidas 7 por la mañana y 7 por la tarde, pero solo dos días a la semana, lo que generó una aglomeración de pacientes que terminó saturando la demanda de atención hospitalaria.

El ministro aseguró que cambiará la situación radicalmente. “No queremos verlos nunca más acá, durmiendo en la intemperie, haciendo fila y reclamando atención médica, ese tipo de cosas no puede darse cuando el Gobierno está garantizando los medicamentos, está haciendo lo más que puede para coadyuvar con estás dificultades”, afirmó.

Del total de pacientes diagnosticados con algún tipo de cáncer en el país, el 24% padece de cérvix, 17% de mama; en el caso de los hombres, el 17% sufre de próstata y el 8% de estómago.

En menor número, también se presentan casos de cáncer en vesícula, ovario, pulmón y finalmente, linfomas.

Estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, señalan que cada día entre 4 a 5 mujeres bolivianas mueren por cáncer de Cuello Uterino.

Fuente: Brújula Digital

Ultimas Noticias

Comentarios