Más de un centenar de enfermos con dengue satura los hospitales en Santa Cruz

Foto: Juan Carlos Torrejón

El servicio de Emergencias del hospital Mario Ortiz se encuentra copado. La mitad de los pacientes internados en esta sala tiene síntomas del mal. El hospital de Yapacaní también asiste a enfermos con dengue.

Los pacientes con síntomas de dengue que acuden en busca de asistencia médica han empezado a saturar las salas de emergencia y de internación, tanto en la ciudad capital como en el norte del departamento. 

El hospital Mario Ortiz es uno de los primeros en sentir el golpe de la epidemia de dengue. El departamento tiene actualmente a más de un centenar de pacientes internados, muchos de ellos menores de edad.

“No hay espacio”, se escucha decir a las madres de familia y a los médicos que buscan la forma de improvisar lugares para que los niños reciban asistencia, aunque esto implique acomodarlos en sillas para que reciban tratamiento. 

Este miércoles Harry (9) soportaba los malestares  sentado sobre una silla plástica, a la espera de una cama en sala. Incómodo, con fiebre y aún con dolor de estómago por los vómitos, Harry recibía suero y era vigilado por el personal que le daba la medicación y lo sometía a pruebas de laboratorio de dengue y de rutina.

Llevaba allí diez horas, pues ingresó a las 2:00 de la madrugada referido del centro de salud Sagrada Familia, que ordenó su traslado por la gravedad del cuadro. “No le paraba el vómito. Ya le pasó, pero no ha comido nada. Tiene fiebre alta y su estómago está hinchado. Está incómodo, pero lo están atendiendo”, dice su mamá Deisy Campos.
No había podido ingresar a sala porque las 15 camas del Servicio de Emergencias están copadas, seis de ellas con niños con síntomas de dengue grave y con signos de alarma. 




Hospital de Niños

La madre del menor contó que los síntomas comenzaron el sábado, con fiebre y malestar general, por lo que decidió llevarlo al centro de salud de su zona, donde estuvo en observación. Pero como el cuadro se agravó con dolor abdominal y vómito continuo, tuvo que ser derivado al hospital de Niños. Ha sido sometido a dos pruebas rápidas de dengue, que han dado positivo.

Ellos viven en la doble vía a La Guardia, a la altura del km 6, y Deisy estaba algo sorprendida porque su hijo es el único en su familia en presentar síntomas, aunque reconoce que los mosquitos han proliferado.

Médicos del hospital informaron que llevan un mes recibiendo pacientes con síntomas de la enfermedad, pero en los últimos días vienen atendiendo un promedio de 15 por jornada. Algunos, que no presentan mayor gravedad se van a casa, tras ser estabilizados y recibir tratamiento. La mayoría de los niños presenta fiebre, dolor abdominal y sangrado. 

El hospital de Yapacaní también comenzó a copar sus camas de internación con enfermos con cuadros moderados que están protegidos con mosquiteros. El director del hospital de Yapacaní, Iván Zapata, informó que en el servicio de adultos asisten un paciente con dengue, con signos de alarma y en pediatría, hay cuatro niños que fueron hospitalizados por presentar deshidratación, fiebre y dolor abdominal.

Pamela Flores, directora municipal de Salud de Yapacaní, informó que en ese municipio se han reportado 90 casos sospechosos, de los cuales 14 han dado positivo.
Además, la gente acude a farmacias que cuentan con personal médico, donde asisten a más de 100 pacientes con síntomas por día. 

Recomendaciones

Las autoridades sanitarias preparan la declaratoria de alerta roja en el departamento, que ayudará a implementar nuevas estrategias para el control de la enfermedad.
Piden el apoyo de la población en la eliminación del mosquito transmisor.

Fuente: El Deber

Ultimas Noticias

Comentarios