Suspenden por 60 días las elecciones internas de la UCS tras una afrentosa jornada de votación

Foto: El Deber

Hubo puñetes, patadas y destrucción de ánforas. La Policía tuvo que intervenir en algunos recintos para despejar los enfrentamientos. En el resto del país los comicios se desarrollaron con normalidad, pero la suspensión es a nivel nacional.

Comenzó como una fiesta democrática y terminó en una gresca campal con acusaciones de fraude y manipulación del proceso. Así se vivió la elección para renovar los mandos internos de la Unidad Cívica Solidaridad (UCS), el partido liderado por el alcalde de Santa Cruz de la Sierra, Jhonny Fernández.

El acto eleccionario comenzó la mañana del domingo, 18 de septiembre, con normalidad y con presencia de la Comisión Nacional del Servicio Intercultural de Fortalecimiento Democrático (SIFDE) del Tribunal Supremo Electoral. Sin embargo, varias denuncias de fraude, manipulación del padrón y robo de ánforas habrían iniciado la tensión en cuatro recintos.

En el coliseo Primero de Mayo y en el barrio Los Penocos el conflicto se agravó y se registraron enfrentamientos con puños, patadas y destrucción de ánforas. Efectivos policiales tuvieron que intervenir con agentes disuasivos para arrestar a algunos militantes.

Estos disturbios obligaron al Tribunal Electoral Nacional de Unidad Cívica Solidaria (UCS) a suspender los comicios por 60 días, dando por terminado el acto eleccionario a las 15:57 de este pasado domingo 18 de septiembre.

“El pleno del Tribunal Electoral de UCS en forma unánime de sus miembros por falta de garantías no solo para sus militantes sino para la comisión de supervisor del SIFDE, decide la suspensión del acto electoral a nivel nacional por el lapso de sesenta días, por lo que se reprogramará el mismo ante el Órgano Electoral Plurinacional”, se lee en un comunicado.

Antes del escándalo, el alcalde Jhonny Fernández, quien aparecía como candidato único para la dirección nacional, acudió a emitir su voto y destacó el hecho de que la UCS sea la primera fuerza política de alcance nacional que acudió a las urnas para renovar dirigentes, en el marco de la Ley 1096 de Organizaciones Políticas.

Entre el resto de candidatos se encontraba el concejal Denny Guzmán y la diputada disidente de Creemos, Sandra Paz, disputando la jefatura departamental. Miguel Fernández, hijo del alcalde, apuntaba al cargo de secretario municipal, compitiendo contra Harry Ovidio Parada. El secretario de Seguridad Ciudad, Ariel Lino, candidateaba para secretario provincial.

Fuente: El Deber

Ultimas Noticias

Comentarios