Luego del incendio en el mercado Mutualista, ingenieros ofrecen peritaje gratuito a los más de 50 mercados, pero exigen compromiso para hacer los cambios

Foto: RR.SS

El incendio ocurrido en el mercado Mutualista el pasado domingo evidenció muchas falencias en el cumplimiento del orden y de las medidas preventivas contra incendios, según la Sociedad de Ingenieros de Bolivia (SIB), departamental Santa Cruz, que se reunió para realizar un análisis técnico sobre ese siniestro específico, que afectó a alrededor de 1.500 comerciantes. Las mesas técnicas continuarán reuniéndose, cada 15 días, para analizar temas específicos, referidos a legislación, educación y fiscalización.

Jorge Franco, vicepresidente de la SIB cruceña, e ingeniero eléctrico y electrónico, explicó que el trabajo fundamental para evitar incendios en la ciudad no pasa por tener más cuerpos bomberos o nuevos carros, sino por tomar medidas preventivas y, en el caso de los mercados, ordenarlos.

Así, recomienda trabajar en las estructuras de los mercados, de manera que entre puesto y puesto existan ladrillos en lugar de hules u otros materiales inflamables, por ejemplo, para evitar que en caso de un incendio el fuego se expanda, y afecte a más puestos. También se refiere a los sistemas de acometidas eléctricas que debe haber en los mercados, y a los sistemas de extinción de incendios. 

El orden es otra medida de prevención, porque se observa que en muchos casos, existen más puestos que los que originalmente estaban previstos en el diseño original y ello puede ocasionar que lugares que estaban destinados a salidas, estén ocupados en el caso de una emergencia.

La SIB ha ofrecido realizar un peritaje gratuito a los más de 50 mercados de la ciudad, pero Franco indica que es importante que exista un compromiso para hacer los cambios que se requieran, de modo de hacer de estos, lugares seguros. Observó, por ejemplo, que en mercados como La Ramada y Abasto hay nuevamente puestos en la calle, cuyas conexiones eléctricas son inseguras, pues en su mayoría son empalmes de cables y están a la intemperie. La realidad no es distinta en otros centros.

La educación es otro aspecto importante que fue identificado por los ingenieros, pues es necesario saber usar un extintor, pero también cómo y dónde ubicarlo para que pueda ser utilizado en los casos de emergencia. Franco recuerda que hubo un caso en el que los bomberos tuvieron que cortar con hacha la reja en la que estaba ‘guardado’ un extintor, para poder usarlo. Asimismo es preciso conocer dónde están situados los hidrantes y cómo actuar en el caso de un incendio, señala. Por eso se refiere a la necesidad de contar con la señalética adecuada, pero también a la difusión masiva para que la ciudadanía tenga ese conocimiento ante cualquier eventualidad.

La legislación es otro de los temas que los ingenieros identificaron, y uno de los más importantes, puesto que buscan proponer una norma que pueda aplicarse no solo para los mercados, sino también para supermercados y otros centros de abastecimiento, de manera que cuenten con todas las medidas de seguridad que ayuden en la prevención de siniestros.

En lo que va de este año, al menos cinco incendios afectaron mercados de la ciudad: 4 de Noviembre (9 de febrero), Alto San Pedro (28 de abril), Barrio Lindo (29 de abril), Mercado Nuevo (10 de mayo) y Mutualista (31 de julio).

Fuente: El Deber

Ultimas Noticias

Comentarios