Epidemia de dengue se agrava en la capital cruceña y el alcalde plantea postergar el inicio de clases

Foto: Gobierno Autónomo Municipal de Santa Cruz de la Sierra

Ante la situación crítica, Jhonny Fernández enviará un informe al Ministerio de Salud para que se evalúe la posibilidad de retrasar el inicio de labores escolares.

Ante el creciente número de casos de dengue que ha saturado los centros hospitalarios, el alcalde Jhonny Fernández plantea postergar el inicio de clases, previsto para el 1 de febrero. 

Para ello, la Alcaldía enviará un informe sobre la situación epidemiológica al Gobierno nacional para que se analice esta posibilidad. El alcalde espera que, con las campañas contra el mosquito, la curva epidemiológica descienda, pero por el momento cree que la situación es crítica y hay cinco distritos municipales con alerta roja por el alto riesgo de dengue.

Adelantó que hasta el jueves se remitirá un informe actualizado de la situación sanitaria al Ministerio de Salud para que esta cartera sea la que remita al Ministerio de Educación, que es el que debe tomar la decisión final.
“Después ya se verá si empiezan o no las clases, porque si estamos con este problema es muy complicado decirles a los niños: vayan a las aulas. Así que primero hay que prevenir, estar con todo controlado y después pensar en el inicio de las clases. Si hay que postergar una semana, no hay problema porque lo primero es la salud. Hay que evitar los contagios y que se complique la salud de los niños”, manifestó durante la habilitación de un centro para la atención de pacientes con dengue. 

Se trata del centro El Tatú, ubicado en el Distrito Municipal 7, que funcionará como ‘espacio centinela’, con 30 camas. No se descarta abrir nuevos espacios si la situación lo amerita.
“Estamos habilitando este centro. Antes se trabajaba 12 horas, pero por la emergencia lo estamos habilitando las 24 horas. Son 30 camas porque la mayoría de los centros de segundo y tercer nivel están saturadísimos y no hay espacio. Estamos habilitando con médicos, auxiliares y enfermeras para que se pueda hacer también la atención pediátrica porque hay muchos niños que están precisando atención y también adultos”, dijo Fernández.

Además, indicó que se hará una revisión del stock de medicamentos que disponen los hospitales y centros municipales porque ha instruido a la Secretaría de Salud la compra de remedios y sueros.
Además, anunció la contratación de 200 médicos y funcionarios de salud que se sumarán a la atención en los centros y también formarán parte de las brigadas médicas que se movilizarán hacia los barrios. 

Estas medidas vienen acompañadas de ajustes en el protocolo de atención, toda vez que ahora el criterio clínico es suficiente para que el paciente inicie el tratamiento, es decir, la prueba diagnóstica dejó de ser un requisito indispensable para tratar la enfermedad. Ahora basta con los síntomas para que el paciente sea medicado y admitido en un establecimiento de salud. 

La secretaria de Salud, Adriana Amelunge, dijo que el índice de positividad en la ciudad alcanza al 52%, es decir, más de la mitad de los que se somete a pruebas de dengue dan positivo al mal. Sin embargo, dada la emergencia ahora el diagnóstico se realiza en base a los síntomas, por lo que el tratamiento se inicia sin necesidad de pruebas.

“Sabemos que con una simple clínica podemos detectar casos de dengue, pero aun así vamos a seguir fortaleciendo la parte laboratorial, entomológica (destrucción de criaderos y fumigación) y el tratamiento (asistencia e internación)”, señaló Amelunge.
La directora del centro de salud 12 de Diciembre, Yolanda Zeballos, señaló que están aplicando el protocolo de atención que rige en una emergencia, el cual establece un tratamiento inmediato en base a criterio clínico a fin de que el pacientes reciba asistencia urgente y se eviten complicaciones por la enfermedad. 

Informó que las consultas por dengue empezaron a subir desde hace tres semanas y que la mayoría de los pacientes llega con dolor muscular, en los ojos, fiebre y algunos con dolor de estómago y diarrea. De diez consultas que se hacen actualmente, tres son a personas con síntomas de dengue.

Ayer en una reunión entre autoridades nacionales, departamentales y del municipio capitalino se resolvió garantizar las pruebas de diagnóstico del dengue y habilitar otros laboratorios para reforzar al Cenetrop. 

En los barrios
Mientras tanto las brigadas municipales hacen la visita casa por casa para dar impulso a la destrucción de criaderos del mosquito transmisor. Uno de los que a diario toca las puertas de los vecinos asegura que la gente de a poco va tomando conciencia de la importancia de no tener recipientes que acumulen agua, porque se convierten en un potencial reproductor del Aedes aegypti.
De acuerdo con sus datos, en seis de cada diez viviendas se nota la limpieza y la preocupación por eliminar al mosquito, en dos por lo general no están en el momento del recorrido o no vive nadie y en las otras dos se observan potenciales criaderos.

En la visita también se entrega un folleto para la prevención del dengue, además, colocan larvicidas a los lugares que constantemente se llenan de agua.Los vecinos están de acuerdo en encarar tareas de limpieza, pero también reclaman acciones permanentes a las autoridades, pues aseguran que un buen servicio de aseo también ayudará a evitar la proliferación de mosquitos. De la misma manera, indican que los parques, canchas y áreas verdes tienen que estar con el césped debidamente mantenido.

Según la secretaria municipal de Salud, tras la emergencia sanitaria por dengue, que se emitió el pasado jueves, se han reforzado las campañas de destrucción de criaderos del mosquito y las tareas de fumigación.
Este martes por la mañana, las brigadas del municipio cruceño se desplazaron hasta el barrio Guapilo Sur, donde el fin de semana se reportó el deceso de una menor de edad. Allí se procedió a fumigar y destruir los criaderos de mosquitos, trabajo que se extenderá en la zona del Distrito 7 y 8 (Villa Primero de Mayo y Plan Tres Mil), y prevén que sea continuo por al menos un mes, en toda la capital cruceña.

“Este fin de semana dio resultado la gran minga masiva y se han podido eliminar más de 1.700.000 recipientes de larvas de mosquitos. Hemos trabajado con la limpieza de la ciudad y esta semana no va ser diferente, el trabajo será sostenido”, comprometió la funcionaria municipal. Las zonas con mayor infestación larvaria o presencia de criaderos de mosquitos son los distritos 7, 8, 12 y Montero Hoyos, lugares donde las brigadas llegarán a fumigar dentro y fuera de los domicilios.

“Vamos a seguir avanzando hasta completar el primer mes de trabajo continuo de emergencia sanitaria para la eliminación de dengue”, dijo Amelunge.

Muertes
En lo que va del año, el Servicio Departamental de Salud (Sedes) ha recibido el reporte de ocho casos de personas que fallecieron con sospecha de dengue, de las cuales dos han sido confirmadas por el comité científico y seis están en estudio.
El último deceso fue reportado este martes por el director del hospital de Niños, Freddy Rojas, quien confirmó la muerte de una niña de dos años de edad con síntomas de la enfermedad. 

El hecho se registró la madrugada de este martes.
“Esta menor llegó con signos de dengue grave y falleció esta madrugada (del martes). Ese tipo de pacientes necesita terapia intensiva; sin embargo, (esta niña) no pudo sobrellevar la situación. En similares condiciones hay dos menores más, pero por el momento están estabilizados”, sostuvo el director del Mario Ortiz Suárez.

Fuente: El Deber

Ultimas Noticias

Comentarios