COED acelera la contratación de personal y la reapertura de UTIs ante una situación “fuera de control”

0

Convocan a la unidad con los diversos sectores y considerarán la implementación de nuevas medias para frenar el Covid-19

Tras una larga y debatida reunión del COED, el gobernador Rubén Costas, y la alcaldesa interina de la ciudad, Angélica Sosa, convocaron a la unidad y pidieron comprensión a la población para que se respeten las normas de bioseguridad y las restricciones dispuestas. Al mismo tiempo, comprometieron todos los esfuerzos para la contratación de personal sanitario y la apertura de todas la Unidades de Terapia Intensiva disponibles.

El Gobernador del departamento se manifestó preocupado porque Santa Cruz “acapara el 28% de los casos activos de Covid-19 del país”. Con 24 casos de contagio por hora en lo que va del mes, “la cifra se ha doblado y triplicado si las comparamos con los casos de los últimos tres meses”, expresó la autoridad, quien también señaló que se avanza hacia una “situación fuera de control”.

Al concluir la reunión del COED, Costas pidió “renovar esfuerzos y asumir nuevas medidas para frenar la propagación del virus”, justo en el día que más casos positivos se han registrado en el departamento, con 1.045 nuevos contagios.

Tras el prolongado análisis realizado con la participación de diversos responsables del área de salud del departamento, el gobernador resaltó dos comportamientos que inciden en la progresión de los contagios. Por una lado apuntó a la “falta de cumplimiento de medidas de autocuidado y bioseguridad por parte de la población”, a lo que se suma la “falta de asistencia de pacientes a los centros de aislamiento o recuperación”.

Ante este panorama, Costas dispone la contratación inmediata de “699 profesionales y trabajadores de salud que son necesarios” para que funcionen los domos y las diversas unidades de terapia intensiva e intermedia. “Ya hemos pasado de 9 a 15 unidades de terapia intensiva (en el domo del Hospital Japonés)” y asegura que se instalarán 15 más en los próximos días.

Reconoce que “estas medidas han servido para mitigar el daño y no para controlar” la expansión de los contagios. Pero también se muestra enfático para decir que “no podemos esperar más para que el Gobierno nacional apruebe el decreto que nos permite destinar los recursos del SUS para las contrataciones”.

Al igual que declaró en la apertura de la sesión del COED, Costas reitera que “íbamos a hacer cualquier cosa, aunque sea necesario malversar fondos para salvar vidas”. Pero aclara que con el recientemente emitido decreto 4465 ya se han resuelto los trámites administrativos que viabilizan los recursos.

El gobernador reclama la “falta de empatía en un importante sector de la población, tanto en la ciudad como en las provincias”, gente indolente que no se preocupa de las crecientes cifras de enfermos y muertos. En estos momentos, señala Costas, “no podemos relajarnos” y pide a la población “seguir con el esfuerzo de cuidarnos todos, de cuidar a nuestros mayores, a nuestras familias y a nuestros amigos”.

La alcaldesa interina de Santa Cruz de la Sierra, Angélica Sosa, también participó de la reunión del COED, aunque llegó con cierto retraso a la misma. Durante su explicación ante los medios se mostró enérgica para declarar que “luego de 10 meses escuchando el reporte de contagiados y fallecidos hoy exijo acciones para atender a nuestra gente, porque solo el conteo de cifras no abre las terapias que necesitamos, ni contratan a los médicos en los hospitales”.

La alcaldesa apunta a la llegada de las vacunas “como la solución definitiva” al Covid-19 y recuerda que en la última reunión que sostuvo con el presidente Arce ya se comprometió más de un millón de vacunas para la región metropolitana de Santa Cruz.

Sosa avala que, como municipio, se están realizando todos los esfuerzos para atender a la gente y por tanto pide “comprensión con las restricciones” puesto que son una forma de “garantizar la salud y las oportunidades para trabajar de forma segura”.

A pesar que “desde que empezó la pandemia hemos dicho que la competencia de contratación era del Gobierno central”, el municipio ha contratado a cerca de 4.000 funcionarios “para salvar vidas. Han sido héroes y por eso les damos estabilidad laboral”, confirma la burgomaestre.

Manifiesta su deseo de que en marzo “podamos vacunar a la población” y descarta que “encerrarse sea la única opción” que se pueda ofrecer a la gente. Para ello, reconoce, se depende de la resposanbilidad de cada uno.

Finalmente, dedicó unas palabras a sus contendientes en la carrera por el sillón municipal y les aclaró que “no voy a renunciar; no voy a desamparar a mí gente”. Recordó que, como Alcaldía, mantiene un trabajo constante con las brigadas médicas.

El Deber

0
Comentarios