Gobierno se compromete a que el ICE no afecte a industrias nacionales

Foto: El Deber

El Gobierno cerró cualquier tipo de polémica con el sector industrial, al comprometerse a no incrementar las alícuotas del Impuesto a los Consumos Específicos (ICE) de las bebidas alcohólicas y no alcohólicas de producción nacional. En la víspera, la Cámara Nacional de Industrias (CNI) informó que el proyecto de ley -aprobado ayer en Senadores- contempla modificar la banda establecida en este tributo fijando subidas de hasta un 300%.

Ayer, jueves desde el Ejecutivo negaron esta situación. Mediante un comunicado de prensa -divulgado por el Ministerio de Economía y Finanzas- indicaron que el Proyecto de Ley 354/2021-2022, de ‘Modificaciones al PGE – gestión 2022’, plantea modificar el Parágrafo II del Anexo al Artículo 79 de la Ley N° 843 para establecer rangos para el ICE; sin embargo, no se determina un aumento a las tasas impositivas de la industria de bebidas. 

“No estamos asumiendo ninguna medida de incremento en el tema del Impuesto al Consumo Específico para las bebidas alcohólicas y no alcohólicas, esta no es ninguna medida que vaya en detrimento de nuestra industria nacional”, señaló ayer el viceministro de Política Tributaria, Jhonny Morales, citado en la nota oficial. 

Desde la CNI indicaron que se logró el compromiso del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas para que los productores nacionales no sean alcanzados por la norma que establece bandas de alícuotas específicas y alícuotas porcentuales para bebidas alcohólicas y no alcohólicas.

“Fruto del diálogo y el acercamiento con las autoridades de Gobierno, hemos logrado este avance positivo para la industria boliviana que deja atrás los intereses particulares y vela por la protección a los productores bolivianos en su conjunto”, dijo el presidente de la CNI, Pablo Camacho.

El proyecto

Previo al acuerdo logrado entre la CNI y el Gobierno, Luis Fernando Strauss, gerente de Desarrollo Empresarial de la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco) calificó de nefasto este proyecto porque incrementaba hasta en 300% las alícuotas que debían pagar las industrias.

“Una gaseosa que hoy cuesta Bs 10, por nada más que el efecto de este impuesto pudiera tener un incremento de Bs 16 a 17. Tiene un efecto devastador el impuesto. Porque lo grava por litro, por decirle, si antes pagaba Bs 2 por litro, ahora le están subiendo Bs 8, 10 por litro”, señaló.

El ejecutivo dijo que incluso como ente empresarial se envió una nota formal al presidente del Estado para hablar sobre este tema, pero sin tener respuestas.
“No hay voluntad de diálogo. No hay una intención de poder escuchar la otra parte y poder entender los fundamentos técnicos de la preocupación. El proyecto de ley es nefasto y no debe aprobarse como está establecido”, dijo.
Sin embargo, Morales aclaró que “no se está incrementando ninguna alícuota” a la producción nacional sino a los productos que son importados.

Anoche, el ministro de Economía, Marcelo Montenegro, explicó que “la finalidad es proteger la industria nacional en términos de darle la posibilidad a la política fiscal de establecer una protección al sector de los vinos, al sector de las bebidas alcohólicas que requieren un apoyo de la parte fiscal en términos de buscar una diferenciación a favor de estas industrias”. 

En este contexto, el Ministro explicó que desde el año 2020 los empresarios vitivinícolas pidieron al Gobierno tomar medidas para proteger y preservar la industria nacional frente al ingreso de mercadería de contrabando y la importación de estos productos.

Fuente: El Deber

Ultimas Noticias

Comentarios