Persisten las largas filas en los surtidores y YPFB advierte que si los disturbios continúan se suspenderá el suministro

Foto: Captura de pantalla Diario Zona Norte

En el feriado se despachó 67 cisternas, poco más de la mitad para la demanda en provincia y el resto para la ciudad capital.

El descontento, la incomodidad y molestia crece en la gente que debe hacer filas interminables para cargar combustible en las estaciones de servicio. El abastecimiento irregular, según YPFB, se debe al paro indefinido que acata Santa Cruz en demanda de qu el censo se realice en 2023. Ante esta situación, la petrolera estatal advierte que si continúa esta situación el suministro se suspenderá por completo. 

“Primero,  tenemos que averiguar a qué estación de servicio llegará la gasolina. Luego, ir a domir una noche antes a ese lugar y avanzar a paso lento para alcanzar el turno de que nos llenen el tanque. Es todo un proceso”, señaló Roberto Lazarte, desde su vehículo en la avenida Cristo Redentor y tercer anillo, donde pasó la madrugada de este jueves. 

En la misma situación había más de una veintena de vehículos, mientras que los conductores de motocicletas,aseguraban que ellos se llevaron la peor parte. 

“En fin, en el auto se puede soportar el frío. Pero nosotros (los que estamos en motocicleta) nos tocó estar a la intemperie”, resaltó Darío Sosa, que además de su motocicleta tenía un galón de 20 litros para intentar cargar. 

Los conductores aseguran que están en permanente vigilancia de los informes que los surtidores emiten, para saber si les llegará combustible y a qué hora. De esta manera llegan con anticipación y garantizan la provisión. 

Foto: Captura de pantalla Diario Zona Norte

Desde YPFB

Por su parte, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), a través de una nota en su página web informó sobre el despacho que se realizó el feriado del 2 de noviembre en todo el departamento. 

Se trata de un convoy de 67 cisternas con gasolina y diésel para abastecer a las estaciones de servicio de las provincias y la ciudad capital del departamento de Santa Cruz”, reza parte del reporte y aclara que, en realidad, debieron salir el 1 de noviembre, pero por los disturbios registrados en La Guardia no se realizó el despacho. 

Es más, “si continúan los disturbios como el que se registró en La Guardia, el suministro de combustibles podría suspenderse por completo“, advierte Armin Dorgathen, presidente de la estatal petrolera, según el comunicado. 

“Están trabajando 24/7 para abastecer combustibles a la población, a pesar de la medida extrema que se cumple en Santa Cruz. 37 cisternas son para las provincias y 30 para la ciudad. Nuestra prioridad es proporcionar a hospitales y servicios de emergencia de la institución policial y proveedores de oxígeno. Si siguen los bloqueos no podremos garantizar más cisternas”, indica el documento. 

Para ser más precisos, YPFB aseguró que en las últimas 48 horas se despachó 124 cisternas, 57 la madrugada del martes pasado y 67 el miércoles.

Foto: El Deber

Mercado

Como si se tratara de leche, gaseosas o cualquier otro líquido, algunos vecinos que logran abastecerse con carburantes como la gasolina, revenden este productos en el triple de su precio normal. 

Si el litro de gasolina está entre los Bs 3,74, en los barrios o las mismas avenidas llega a  costar hasta Bs 20 solo un litro“, reveló un chofer de mototaxi, que también busca provisiones recorriendo cada surtidor. 

Fuente: El Deber

Ultimas Noticias

Comentarios