Peligran las nuevas conexiones de gas domiciliario por falta de material

Desde hace ocho meses la estatal YPFB no suministra los insumos a las empresas dedicadas a instalar este servicio. Hay 3.500 compañías afectadas, que exigen a la petrolera un reajuste en sus contratos.

Las empresas que realizan las conexiones de gas domiciliario se declararon en emergencia ante el incremento de sus costos de operación y el escaso trabajo que reciben por parte de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

Ante esta situación, las compañías alertaron que será imposible realizar las 90.000 nuevas conexiones de programadas para 2021.

El origen del problema es la falta de los materiales que usan estas compañías y que deben ser entregados por la estatal. Ante esto, las empresas compran los insumos, pero con un incremento de hasta el 50%.

“Yacimientos nos entrega material, pero ellos no tienen y nosotros tenemos que comprarlos; sin embargo, el precio de mercado no es el de hace cuatro años. Nos quieren obligar a hacer esos trabajos, pero no tenemos plata para comprar los materiales”, explicó Miguel Cueto, presidente la Asociación de Empresas Instaladoras de Gas Santa Cruz (Adeigas).

El dirigente dijo que incluso YPFB solo quiere reconocer un 8% de los gastos, lo que hace inviable el trabajo de las compañías.

“Pero está alejado de nuestra realidad. Ellos (YPFB) no han previsto que estos materiales iban a faltar. Esto hace que nosotros nos movilicemos para precautelar nuestro trabajo”, dijo.

Esta negativa a reajustar los costos pone en riesgo la estabilidad de 3.500 empresas a escala nacional, que de manera directa e indirecta emplean a 20.000 personas. “Hemos tenido reuniones por más de tres semanas, pero no llegamos a buen término”, señaló.

El presidente de la Asociación de Empresas Instaladoras de Gas Domiciliario (Asegas) La Paz, Ángel Arauz, dijo que, desde la gestión del expresidente, Evo Morales, Yacimientos no previó la falta de materiales para nuevas instalaciones.

“El Gobierno aprobó 90.000 instalaciones en todo el país, pero no contemplaron la adquisición de materiales como tuberías de acero galvanizados y todo lo que necesitamos”, dijo.

El problema, según el dirigente, se agudizó en los últimos ocho meses por esta razón las empresas solo avanzaron en un 15% de las instalaciones programadas.

Además, según el sector, YPFB recién tendrá estos materiales en marzo del próximo año.

Para el dirigente una solución sería actualizar las tarifas que paga YPFB. Por ejemplo, antes una instalación de 22 metros tenía un costo de Bs 3.200, pero el valor real supera los Bs 4.000.

“Necesitamos una nueva escala de costos. No hay tuberías y tenemos que hacer aparecer, no podemos trabajar a pérdida”, dijo.

Johnny Peredo, representante de la Asociación de Empresas Instaladoras de Gas Natural (Aigas) de Cochabamba, reparó en que los contratos no contemplan la variación del precio del material y la mano de obra calificada.

Para esta nota se envió un cuestionario a YPFB, pero hasta el cierre de esta edición la estatal no respondió a las consultas hechas por EL DEBER.

Por Ernesto Estremadoiro Flores

Fuente: El Deber

Ultimas Noticias

Comentarios