Ministro confirma que el “mar de gas” anunciado por Evo en 2019 “era mentira”

El expresidente Evo Morales en una entrega de red de gas domiciliario, durante su última gestión. Foto: Presidencia

El ministro de Economía, Marcelo Montenegro, afirmó, en un encuentro con periodistas extranjeros, que el “mar de gas” que anunció el expresidente Evo Morales en 2019, “era mentira” y que no existe tal hallazgo de hidrocarburos, por lo que ahora el país está pagando “los platos rotos”.

“Un exministro de Hidrocarburos le hizo creer a nuestro expresidente (Morales) que estábamos en un mar de gas. ¿O no? ¿O me estoy inventando? Le dijeron: ‘Estás en un mar de gas’ y era una mentira y hoy, obviamente, estamos pagando los platos rotos de no haber explorado en esos años, en esos momentos”, manifestó Montenegro en un encuentro con periodistas de medios extranjeros, con quienes conversó sobre la situación de la economía boliviana, según el diario Página 7.

El 13 de enero de 2019 el entonces ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, anunció que a partir del “éxito” con el pozo exploratorio Boyuy X2 se descubrió un “mar de gas” debajo de los departamentos Santa Cruz, Chuquisaca y Tarija, donde se encuentran 33 áreas hidrocarburíferas en las que se ubican campos como Margarita, Sábalo, San Alberto e Iguazú, entre otros.

Pero, el ministro Montenegro, afirmó hace pocos días que un exministro “le hizo creer” al exmandatario Morales que estaba en un “mar de gas”, pero todo se trataba de una mentira.

Afirmó que, ante ese hecho, la actividad que cumple la estatal YPFB es de “intensa exploración”, con el fin de revertir la caída de la producción hidrocarburífera, principalmente de gas natural.

En 2019, el entonces ministro Sánchez afirmó que el supuesto descubrimiento “es uno de los más importante de los últimos 20 años. No tiene magnitudes, no sólo a nivel nacional sino internacional”.

El presidente Morales ratificó en otro acto el descubrimiento hidrocarburífero. Fue en marzo de 2019. Morales habló sobre la “existencia de una gigantesca” reserva de gas natural en ese país, el más profundo de Bolivia y Suramérica, apuntando al pozo Boyuy, ubicado en Tarija.

No obstante, dos meses más tarde ese “descubrimiento” fue declarado no comercial en vista de que no resultó ser productivo. La perforación demandó la erogación de más de 130 millones de dólares.

Fuente: Los Tiempos

Ultimas Noticias

Comentarios