Ante la contaminación minera, surgen alternativas al uso de mercurio

Foto: Iván Paredes/El Deber

Un proyecto de ley declara de interés nacional la prohibición del uso de mercurio en la minería pública y privada, y plantea como alternativa el empleo de tiourea. Analistas plantean opciones menos tóxicas.

Mientras persiste la severa contaminación que causa la explotación aurífera, analistas ambientales proponen el uso de bórax y glicina como alternativas al uso de mercurio. Y un diputado presentó un proyecto de ley para el empleo de tiourea, un compuesto que también es cuestionado por su impacto ecológico.

La propuesta más formal se presentó a través de un proyecto de ley que está en el Legislativo, el cual declara de interés nacional la prohibición del uso de mercurio en la minería privada y pública. “Con esto tratamos de que los mineros, principalmente cooperativistas, reemplacen el uso de mercurio por tiourea”, dijo el proyectista Ronald Huanca, diputado de Comunidad Ciudadana.

En lugar del mercurio, la norma considera a la tiourea como alternativa para la lixiviación en el sector minero, debido a que es “menos tóxica y contaminante”.

La lixiviación, es decir, la separación del oro de otros minerales con ayuda del mercurio o el cianuro, es usada de manera “indiscriminada” en la explotación aurífera, especialmente por las cooperativas mineras del norte de La Paz. El proceso causa una seria contaminación a los ecosistemas próximos al área de explotación. No solo daña la salud de personas, animales y plantas, sino que deteriora los suelos y ocasiona el desvío de ríos, lo que desequilibra aún más los ambientes naturales.

La tiourea, a su vez, es un compuesto químico que puede fabricarse a partir del amoníaco que produce la planta de YPFB en Bulo Bulo, según el proyecto de ley, que se encuentra en el Comité de Minería, Metalurgia y Medioambiente de Diputados.

“Con la tiourea va a haber algo de contaminación, pero no será tan dañina como con el mercurio”, aseveró Huanca.

El analista ambiental Róger Carvajal desechó la propuesta. El rendimiento de oro que genera la tiourea puede ser mayor incluso que el que produce el mercurio; sin embargo, este compuesto basado en amoníaco es “extremadamente tóxico” y puede causar cáncer, explicó.

“El uso tiene que ser extremadamente controlado y con protocolos muy delicados, lo que difícilmente van a poder cumplirse en Bolivia”, advirtió.

Cuestionamientos

“Este proyecto de ley no apunta a solucionar el conflicto de contaminación en las zonas sometidas a la explotación aurífera, como la Amazonia, considerando que la tiourea es más nociva que el mismo mercurio”, coincidió Alfredo Zaconeta, investigador del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla).

“Hay alternativas mucho mejores que recientemente la ciencia ha desarrollado”, acotó Carvajal.

Una de ellas es el bórax, un compuesto químico que se produce en Bolivia, y que ya se usa en Perú y en otros países “con un impacto ambiental prácticamente nulo”. Otra “nada tóxica” es la glicina, desarrollada en Australia.
“Hay otras que están en fase experimental, pero estas dos ya han probado su eficacia y han sido validadas”, indicó Carvajal.

“La glicina ya fue probada en la extracción de oro, cobre, cobalto y níquel, y fue ratificada como una opción ante el mercurio y el cianuro que se emplean en Bolivia y la zona”, remarcó Zaconeta.

Este medio intentó comunicarse con Eloy Sirpa, presidente de la Federación de Cooperativas Mineras Auríferas (Ferreco), para saber si el sector evalúa opciones al uso de mercurio, pero el dirigente no respondió las llamadas.

Según Huanca, “hay algunos diputados del MAS interesados” en el proyecto de ley y hay otros que no, porque la eliminación del mercurio “afecta intereses”.

En este tema, “hay que criticar fuertemente al Gobierno, porque no tiene cuadros (personal) con conocimiento en ciencia y tecnología”, y tampoco acude a instituciones con ese saber, como las universidades, sostuvo Carvajal.

Al momento, las cooperativas auríferas del norte de La Paz negocian con el Gobierno la venta de oro para las reservas internacionales netas, a través de un proyecto de ley que solo contempla la comercialización del mineral, y no otros temas, como la contaminación que deja la actividad.

Fuente: El Deber

Ultimas Noticias

Comentarios