Evo sugiere exportar más carne cuando Arce restringió la venta desde hace un año

El exmandatario sugirió a Luis Arce aprovechar el potencial ganadero del país y apurar los pasos para lograr la exportación de carne a países con grandes niveles de consumo. Sector pecuario actualmente tiene un cupo de exportación de 16.000 toneladas de carne.

El expresidente y jefe del Movimiento al Socialismo (MAS), Evo Morales, a través de su cuenta de Twitter, sugirió al presidente Luis Arce Catacora aprovechar el potencial ganadero del país y apurar los pasos para lograr la exportación de carne a países con grandes niveles de consumo.

En agosto de 2019, el entonces presidente Morales, despachó el primer envío de 48 toneladas de carne bovina a China, el principal mercado de destino de las exportaciones de carne bovina boliviana. Aquella vez, calificó el envío de histórico y dejó claro que, como Bolivia, se tiene la obligación de crecer económicamente (…), “mi pedido es que no falte la carne bovina a los bolivianos y redoblar esfuerzos para el bien de todas y todos, así también gana Bolivia”, mencionó ese año en un acto que tuvo lugar en la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz).

De aquella fecha han transcurrido dos años y cinco meses y la visión del actual régimen de Gobierno parece ser contraria. Cabe recodar que, en abril de 2021, la administración de Arce decretó la aplicación de certificados de abastecimiento interno y precio justo para permitir la exportación de carne bovina, lo que provocó una caída de las ventas externas de carne bovina a mercados del exterior en el primer trimestre de este año. 

Según el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), comparado con igual periodo de 2021, las exportaciones de la proteína roja animal cayeron en volumen, de 6.051 a 3.094 toneladas (49%) y, en valor, de $us 26,8 a 19,9 millones.
Pero Morales, no solo le sugirió a Arce aprovechar el potencial ganadero de Bolivia para exportar carne, también le propuso crear un fondo de emergencia para otorgar créditos a un plazo de entre seis meses y un año, y con una tasa del 0% de interés, destinado para el pequeño productor, esto con el fin de acelerar la recuperación económica. 

A la par, Morales, en otro tuit, anotó que la medida se puede complementar con la importación de insumos a través de la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa), con el fin de evitar la especulación. “De esta manera el Estado genera ingresos, el distribuidor de insumos gana y el consumidor tiene acceso a bienes a precios competitivos. Son propuestas de nuestro pueblo”, escribió.

El Gobierno, el pasado mes, creó la Empresa Boliviana de Producción Agropecuaria. En el ámbito pecuario, proyecta este año engordar 10.000 cabezas de ganado y producir 2.370 toneladas de carne para venta interna y exportación.

Oportunidades de negocio

A decir del presidente de la Federación de Ganaderos del Beni (Fegabeni) y de la Confederación de Ganaderos de Bolivia (Cogabol), Hernán Julio Nogales, el sector pecuario actualmente tiene un cupo de exportación de 16.000 toneladas de carne bovina. 

“La demanda internacional de carne, específicamente de China, está insatisfecha por lo que no hay techo para incentivar la producción en nuestro país. Como productores sugerimos 40.000 toneladas para continuar con el incentivo de mayor producción, dado que Bolivia tiene potencial para hacerlo”, manifestó Nogales. 

El otro incentivo, a juzgar por el presidente de Congabol, es la seguridad jurídica de las tierras. Venimos trabajando con el INRA nacional para que durante la última fase del saneamiento nacional podamos contar todos los productores (chicos medianos y grandes) con nuestros títulos para poder hipotecar nuestra tierra y así poder invertir en la misma”, apuntó. 

En 2021, los excedentes de carne carcasa para la exportación rozaron las 50.000 toneladas. En dicho periodo, Bolivia alcanzó una producción anual de 250.000 toneladas de carne, de las cuales 200.000 se destinaron para cubrir la demanda nacional. “Con estas cifras se descarta inseguridad alimentaria de carne bovina en Bolivia”, señalaron fuentes del sector.

En 2021 se exportó carne y despojos comestibles a China, Perú, Ecuador, Rusia, Hong Kong, Congo, Costa de Marfil, Angola, Gabón y Ghana. Se tiene expresiones de interés de Egipto, Corea del Sur, Arabia Saudita y Japón. En la región, Chile es otro país con serias expresiones de interés. 

Sinergia pública-privado

Para el gerente general del IBCE, Gary Rodríguez, la gran diferencia con Evo Morales es que, si bien ni siquiera terminó el colegio, tenía olfato político y podía anticiparse a las crisis; con seguridad, de estar él en el poder, no se hubiera dado la crisis del maíz, del diésel, y el uso pleno de la biotecnología para el maíz, la soya, la caña de azúcar y el trigo, ya se hubiera resuelto, a favor de los productores del agro, porque es algo que se precisa con urgencia para exportar más (alimentos) generando dólares, y sustituir importaciones (combustibles fósiles, trigo, maíz), ahorrando divisas. 

“Si bien con Morales había las mismas diferencias ideológicas, él era un gobernante pragmático, con quien se podía conversar y arribar a acuerdos de beneficio no solo para el “sector privado o empresarial” como muchos lo quieren hacer ver, sino, para Bolivia”, expresó al relievar que un trabajo sinérgico público privado fue el de la exportación de carne.

Fuente: El Deber

Ultimas Noticias

Comentarios