El paro complica la producción de alimentos en Beni y Cochabamba

La ruptura de la logística y de la cadena de suministro, atribuida al cerco y bloqueos en la región de Santa Cruz, condiciona las operaciones de sectores productivos. La falta de diésel perjudica la zafra maderera.

Cumplido el día 24 de paro indefinido en Santa Cruz, desde Beni y Cochabamba dirigentes del sector agrícola y avícola revelan que la ruptura de la logística y de la cadena de suministro, atribuida a los bloqueos, condiciona las operaciones productivas en esas regiones. Entre tanto, agricultores de Santa Cruz afirman que poco a poco empezó a regularizarse el abastecimiento y venta de combustibles en zonas productivas; no así, el sector forestal que refleja un perjuicio en la zafra. 

Desde Cochabamba, el presidente de la Asociación de Pequeños y Medianos Avicultores Departamental (Aspymad), Augusto Polo Sotomayor, reveló que el estado de situación sectorial es crítico, casi en ‘estado de coma’, debido a que el cerco y los bloqueos en Santa Cruz imposibilitaron el repoblamiento natural de pollitos BB en las granjas avícolas. El efecto, según dijo, será la escasez de pollo terminado para fin de año. 

El corte de la provisión de granos y otros insumos, como maíz y harina de soya integral y solvente, agravó la producción avícola. En el caso del maíz, a decir Polo, el precio del quintal escaló a Bs 110, factor que llevó a muchos productores del sector a sacar al mercado pollos, con menor peso, para evitar más pérdidas económicas. “Los que no pudieron resistir la escalada de precios dejaron de producir”, dijo. 

Polo afirmó que el efecto ‘malvado’ de los conflictos sociales en el departamento de Santa Cruz dejó secuelas en la producción avícola de Cochabamba que estima cayó, en promedio, de 1,2 millones a un millón de pollos por semana. 

Winston Ortiz, presidente de la Federación Nacional de Avicultores, señaló que la disponibilidad de pollo terminado, sobre todo en La Paz y Cochabamba – este último afectado por el efecto rebote de la falta de insumos por el cerco y los bloqueos en Santa Cruz-, está comprometida para fin de año. “En los próximos 35 días la oferta de pollo será marginal y, al haber menor cantidad, subirán los precios”, advirtió el dirigente avícola. 

En Beni, según el presidente de la Asociación de Productores de Oleaginosas de ese departamento (Adepo), Fernando Romero, el desabastecimiento y venta irregular de diésel y gasolina limita la siembra del ciclo de verano de las más 110.000 hectáreas de arroz, maíz y soya. “El combustible lo están racionando y el cupo de venta no alcanza para realizar las labores agrícolas”, anotó, al dar cuenta que la falta de disponibilidad de semillas y de agroquímicos son otros factores que perjudican al sector. 

Beni registra dependencia de insumos agrícolas que son surtidos por casas comerciales que operan en el mercado cruceño. 

Abastecimiento regular

En el caso del sector productivo de Santa Cruz, fuentes consultadas, dieron cuenta de que el abastecimiento y venta de combustible en las zonas productivas es gradual, reconociendo que las largas filas de transportistas han disminuido parcialmente en los surtidores. 

Desde la Federación Departamental de Productores de Leche (Fedeple) indicaron que un 90% regularizó el recojo y transporte de leche de los predios pecuarios a los centros de acopio.

El presidente de la Cámara Forestal de Bolivia (CFB), Javier Cronenbold, apuntó que la falta de diésel que vive Santa Cruz -como consecuencia de los conflictos sociales y políticos- ha sido en extremo perjudicial en el último tramo de la zafra maderera 2022.

Fuente: El Deber

Ultimas Noticias

Comentarios