Bolivia planea regular el juego online para fomentar el empleo

0

La industria del juego en línea ha conseguido aumentar su volumen de clientes tras la decisión de muchos gobiernos de imponer medidas de aislamiento preventivo durante la pandemia.

Así, los principales casinos online que operan en Latinoamérica con licencias otorgadas por la Malta Gaming Authority, como Betway, han experimentado un crecimiento masivo de usuarios cada vez más interesados en participar de esta modalidad. Aquellos países que cuentan con regulaciones al juego en línea, como Costa Rica y Colombia, se han beneficiado de esta evolución gracias a la recaudación fiscal y han obtenido ganancias adicionales para enfrentar la pandemia. Bolivia planea regular el juego online para fomentar el empleo y sacar provecho de esta situación.

Importancia del juego online

Hoy en día, en aquellos países que no cuentan con legislación al juego en línea operan casinos que han obtenido licencias otorgadas por la Malta Gaming Authority, organismo encargado de asegurar la legalidad de las plataformas. Es el caso de Betway, por ejemplo, que opera bajo esta licencia desde el año 2018.

La única desventaja para estos países es que no pueden beneficiarse de las operaciones de estas plataformas a través de la recaudación de impuestos. Según las predicciones, el juego online crecerá aproximadamente un 70 por ciento en el año 2021 y, como el dinero recaudado puede utilizarse en el desarrollo de otros sectores, como la investigación científica, es de esperarse que los países latinoamericanos planeen regular la industria de los casinos online.

Los planes de Bolivia

El director de la Autoridad de Fiscalización del Juego en Bolivia, Juan Carlos Antonio Abrego, presentó pautas para regular y controlar el juego en línea. Los intentos de legalización de esta industria comenzaron en 2012, pero no fue hasta 2017 que se comenzó a investigar cómo la regulación beneficiaba a países como Costa Rica. Sin embargo, hasta el momento Bolivia sigue sin regular el juego en línea.

Las operaciones tradicionales, como las apuestas deportivas, tienen un impuesto del 30 por ciento que las limita; Abrego aseguró estar dispuesto a corregir este porcentaje en el sector tradicional y online para alentar las inversiones extranjeras. El objetivoes crear un ento rno próspero que no solo le dé legalidad al juego online, sino que también genere nuevos puestos de trabajo en todo el país. De esta manera, los casinos que ya operan en el territorio, como Betway, tributarán un porcentaje de sus ganancias, los jugadores disfrutarán de entornos seguros para apostar y toda la población se beneficiará de nuevos empleos.

El crecimiento sostenido de la industria del juego online, acrecentado por la pandemia, ha llevado al gobierno boliviano y a la Autoridad de Fiscalización del Juego a establecer nuevas pautas que den un paso más hacia la legalización. Si se tienen en cuenta los beneficios económicos de regular el juego en línea y restablecer los impuestos al juego tradicional, Bolivia podría asegurarse nuevos ingresos al mismo tiempo que le ofrece a la población nuevas oportunidades laborales gracias a las potenciales inversiones.

0
Comentarios