Bagayeros amenazan con bloqueos ante más controles anticontrabando

Foto: La Voz Yacuiba

El refuerzo en la lucha contra el contrabando que inició la Aduana Nacional en la frontera boliviana con Argentina comenzó a generar protestas entre la población que se dedica a este negocio ilícito. Hace unos días, en Villazón, comerciantes prefirieron quemar la mercadería internada desde el vecino país en lugar de entregarla a las autoridades, y, ayer, bagayeros de Yacuiba anunciaron bloqueos si los controles se endurecen.

“La gente vive del bagayo (contrabando hormiga), si nos cortan eso, ¿qué vamos a hacer?”, dijo uno de los movilizados según el diario tarijeño El País.

El sector bagayero pidió que se respete un convenio que se tiene con el Gobierno de no realizar controles dentro el área urbana; caso contrario, se realizará bloqueo de carreteras la zona de Campo Pajoso y el Puente Internacional, reportó este medio.

“Es un efecto multiplicador, reactiva la economía de Yacuiba (…). Nos están coartando el derecho al trabajo porque en Yacuiba no hay trabajo, las autoridades se han comprometido a darnos trabajo, pero no han cumplido”, dijo otro bagayero.

En Villazón, el 10 de julio, decenas de personas denunciaron que la Aduana los confundía con contrabandistas y pretendía decomisarles productos que compraron en el lado argentino para sus familias. Por eso quemaron la mercadería en señal de protesta.

La crisis económica en Argentina provocó que el contrabando de productos de ese país a Bolivia sea más lucrativo de lo que ya venía siendo. Por ello, desde principios de julio, la Aduana Nacional desplegó hasta 500 militares y 100 funcionarios para reforzar los controles en la frontera y evitar la internación ilegal de mercadería, lo cual afecta a la producción boliviana.

Estos operativos comenzaron a incomodar a quienes se dedican a este negocio. Juan Carlos Llanke, un exdirigente de los bagayeros de Yacuiba, dijo a Los Tiempos que, si los controles continúan, la protesta social podría escalar en los próximos días.

Por otro lado, el presidente de la Cámara Nacional de Industria (CNI), Pablo Camacho, manifestó su apoyo a las labores de la Aduana y señaló que se debe reactivar el Consejo Nacional de Lucha Contra el Contrabando, en el marco del Decreto Supremo 27669, para permitir los comisos de mercadería ilegal en mercados y ciudades.

Esta posibilidad, plasmada en un proyecto de ley (249), provocó en días pasados una masiva movilización de gremiales en la ciudad de La Paz que rechazaron que la Aduana comise contrabando en almacenes y zonas de venta.

Sin embargo, la propuesta es apoyada por micro y pequeños empresarios, así como por industriales. Camacho señaló que los Gobiernos municipales deberían participar en la lucha contra el contrabando dentro de las ciudades, al igual que otras instituciones como Impuestos, la ATT, la ANH, y la Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnología en Salud (Agemed).

Afectación llega a $us 3 mil millones

El impacto del contrabando a la economía nacional llega a 3 mil millones de dólares, según la Cámara Nacional de Industria (CNI). En el caso del contrabando hormiga (aquel que se realiza en pequeñas cantidades), la afectación en 2020 fue de mil millones de dólares.

Éste es un incremento considerable si se tiene en cuenta que en 2014 la afectación del contrabando hormiga se estimó en 533 millones de dólares.

Para fomentar la formalización de la industria y los emprendimientos privados, y evitar que éstos migren a la informalidad, la CNI planteó que el Gobierno instaure un día sin Impuesto al Valor Agregado (IVA) al mes.

Fuente: Los Tiempos

Ultimas Noticias

Comentarios