Al 18 de marzo de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88331 Bs/euro: 7.76624 UFV: 2.29773 Peso Argentino/$us: 39.98670 Yen/$us: 111.49000 Real/$us: 3.81860 Oz.Troy Oro $us: 1,301.86000 Oz.Troy Plata $us: 15.29400

CiberCuba

 

 
 

La consultora especializada The Havana Consulting Group (THCG) dio a conocer que el turismo en Cuba, en el primer semestre de 2018, cayó un 23,6% respecto al mismo periodo de 2017. 

Entre los factores que incidieron en estas cifras están -según apuntan- las restricciones impuestas a los viajes individuales y a los supuestos "ataques sónicos" a diplomáticos estadounidenses en la Isla.

"El primer semestre de 2018 ha sido traumático y demoledor para la industria turística cubana" por la combinación de "malas prácticas y un sinnúmero de problemas acumulados no resueltos" en este sector, resalta el informe de THCG, nombrado "¿La industria cubana del turismo en el ojo de la tormenta?".

Los datos apuntan a una tendencia en la baja en el turismo global hacia Cuba durante el primer semestre de este año, plasmada en una contracción del 5,67 %, lo cual se traduce en más de 150.000 turistas menos.

El periodo del 1 enero al 30 de junio de este año unos 82.269 turistas estadounidenses menos visitaron la Isla, comparado con el mismo período de 2017 (348.713).

Según THCG, esto es producto de la "influencia directa" de factores como los mencionados anteriormente, además de la "prohibición de hospedaje en los hoteles bajo la estructura de las Fuerzas Armadas" cubanas impuesta por la Administración Trump.

Los números pudieran ser peores, lo único que mantiene relativamente altas las cifras de visitantes a Cuba son las que aporta la población cubanoamericana que viaja a Cuba, que creció un 21,1 %.

También, según el informe, disminuyó el número de vuelos, que en este primer semestre hubo 2.574 vuelos menos que en mismo periodo de 2017.

De acuerdo con el estudio, otros de los factores que van en contra del sector turístico en la Isla son la inadecuada infraestructura, la baja calidad de los servicios y los "problemas de transporte terrestre y aéreo", que hacen que su oferta "pierda atractivo" respecto de otros destinos en México, Bahamas, República Dominicana o Jamaica.

Asimismo, el "declive de la calidad del servicio" en la red hotelera cubana y la oferta turística fueron factores de peso en la caída estimada del 5,6 % de visitantes en el primer semestre del año.

 

El informe afirma que cada vez llegan menos turistas de países emisores como Canadá (-8 %), EE.UU. (-23,6 %), Francia (-4,3 %), Alemania (-15,5 %), Reino Unido (-8,8 %), Italia (-21 %) y España (-0,9 %).

"Indiscutiblemente, el interés por viajar a la isla en estos mercados estratégicos ha disminuido considerablemente", dijo Emilio Morales, presidente del THCG.

Según Morales, los factores que inciden sobre el sector turístico en Cuba van más allá de las "alertas de viaje emitidas" por el Gobierno estadounidense", que además "solo afectan al turismo" de ese país.

El directivo afirmó que el estancamiento de las relaciones entre Cuba y Estados ha influido también en estas cuestiones: "Es obvio que el interés por visitar la isla surgido bajo aquel escenario ha desaparecido". 

 

Otras de las causas del declive del turismo en Cuba, lo achacan a la "mala relación calidad-precio del producto que se ofrece", los "problemas de mantenimiento de las instalaciones hoteleras de lujo, la falta de higiene, limpieza, electricidad e incluso agua caliente".

El informe concluye en que, con este panorama, resulta irrealizable que el sector turístico cubano alcance la meta de los cinco millones de turistas que se propuso en 2017.

De acuerdo con el estudio, el Estado cubano debería acometer una "profunda reforma" que implicaría la "descentralización" del negocio del turismo con la "incursión de empresas privadas que generen competencia", si quiere entonces salir adelante en este sector. 

 

Los expertos aseguran que es necesario "remodelar y dar mantenimiento a una buena parte de los hoteles" que llevan operando en el país más de quince años, sin olvidar la necesaria "capacitación del personal de servicio y gerencia" y "mejorar el sistema de remuneración" de los empleados.

Por su parte, el académico cubano Dr. José Luis Perelló Cabrera afirmó recientemente que el pasado mes de junio cerró con igual número de arribo de turistas internacionales a Cuba que en el mismo periodo del año anterior, lo que indica que el sector registra una paulatina recuperación de los “fuertes impactos negativos”. 

Según el especialista, el decrecimiento acumulado hasta el 31 de mayo representó un 6.6% en relación a igual período de 2017; una discreta recuperación en el mes de junio permite cerrar el primer semestre con 152.354 visitantes menos que en el primer semestre del año pasado.

Turismo