Al 18 de febrero de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88527 Bs/euro: 7.74905 UFV: 2.29535  Peso Argentino/$us: 38.59500 Yen/$us: 110.46000 Real/$us: 3.70300 Oz.Troy Oro $us: 1,321.36000 Oz.Troy Plata $us: 15.78150

 
 
vacaciones 

Cuando uno piensa en las vacaciones se le vienen a le mente días sin fin, muchos fines de semana de ocio, varias escapadas, un mes recorriendo Asia con una mochila, tres semanas en moto por la Ruta 66… Pero, ¿cuál es la medida exacta de tiempo para desconectar de verdad?

Según afirma el profesor Pierre Delbarre, no se deberían coger todas las vacacionesa la vez, sino mucho mejor varias semanas o fines de semana largos a lo largo del año. Una manera de desconectar de vez en cuando, como hacen los niños cada dos o tres meses de colegio. De la misma manera que nos aconseja varias las vacaciones según nuestro estado emocional y familiar.

Según él, si tienes problemas de autoestima, no es lo mejor ir a la playa. Si te sientas solo porque tus hijos se han ido de casa, es mucho mejor que hagas un curso y proyectos para ti que apuntarte a un viaje lleno de excursiones donde haya más familias.

Ya en 2010 el profesor Jeroen Nawijn en este estudio de la Universidad de Rotterdam ya observó cómo afectaban los días de vacaciones al bienestar de los individuos, y llegó a la conclusión de que es más la calidad del descanso, de la desconexión, de las experiencias, que haber estado demasiados días.

Lo que dice la psicología

En su estudio también hace referencia a que desde los 5 días hasta los 21 días la percepción de las vacaciones variaba. Un break en el trabajo de cinco días, o cada mes, es una hábito que aconsejan los psicólogos para que el trabajo no se enquiste, para disfrutar del tiempo libre sin estar agotado, y para coger tanto las vacaciones como el trabajo y las obligaciones como algo que apetece hacer y no como una obligación.

De hecho, que la gran mayoría de las parejas se divorcien tras las vacaciones es indicativo de que pasar un mes de manera obligada compartiendo todo, tal vez en un entorno que no se quiere, sea la gota que colma el vaso a la búsqueda de un cambio de vida.

Turismo