Al 25 de marzo de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88503 Bs/euro: 7.75115 UFV: 2.29815 Peso Argentino/$us: 41.79270 Yen/$us: 109.97000 Real/$us: 3.90790 Oz.Troy Oro $us: 1,313.57000 Oz.Troy Plata $us: 15.44030

El presidente Mauricio Macri abre en Buenos Aires la 18° Cumbre Mundial del WTTC.

Mauricio Macri ha tenido el miércoles un buen día. El World Travel Tourism Council (WTTC), que agrupa a las empresas de turismo más grandes del mundo, ha anunciado en Buenos Aires “una inversión colectiva de 1.900 millones de dólares” en Argentina.

Macri escuchó la cifra de boca del presidente del WTTC y CEO de la cadena Hilton, Christopher J. Nassetta, quien habló en nombre de otros 100 altos ejecutivos del sector que han elegido, por primera vez en 18 años, a un país sudamericano para su asamblea anual.

El presidente argentino, curtido ya en este tipo de cumbres de inversores, celebró que el resultado, esta vez, haya sido un anuncio concreto y no sólo palmadas de aliento en el hombro. “Los queremos como socios y aliados de una Argentina que ha vuelto al mundo para crecer”, dijo Macri en la apertura de la cumbre, que durará dos días.

La asamblea anual de la WTTC coincidió en Buenos Aires con el encuentro de ministros de Turismo del G20, que tienen a Argentina como país anfitrión y a la espera del encuentro de presidentes que se realizará a finales de noviembre. El combo sirvió al gobierno argentino para levantar la bandera del turismo como generadora de empleo y exhibir a sus socios las cifras de crecimiento que apuntalan la apuesta oficial. “El turismo es un sector que es pura potencia en Argentina, esencial para nuestro desarrollo. Desde el Estado le estamos dando un impulso como nunca antes. Y está dando resultados, el turismo no para de crecer”, dijo Macri.

El ministro de Turismo, Gustavo Santos, le puso cifras al entusiasmo del Presidente: 3.000 millones de dólares en inversión privada en todo el país, 110 hoteles en construcción, 1,09 millones de puestos de trabajo (equivalentes al 5,4% del empleo nacional), 13 millones de pasajeros transportados en vuelos internos y el ingreso de 6,6 millones de turistas extranjeros en 2017. Las cifras, dijo Santos, no paran de crecer desde hace 18 meses y “con el anuncio de la WTTC pronto quedarán viejas”.

 Argentina es el octavo país más grande del mundo en territorio y los argentinos no se cansan de decir que en él conviven “todos los climas y todos los paisajes”. “Tenemos las cataratas del Iguazú, los valles del Norte, las bodegas de Cuyo, glaciares, las playas patagónicas y, sobre todo, la hospitalidad de la gente”, dijo Macri. Sin embargo, las cifras del turismo están lejos del potencial que puede tener semejante mapa de atracciones naturales.

El Gobierno se ha puesto como meta alcanzar los 7 millones de turistas extranjeros este año y los 9 millones en 2020. Para aquel año espera, además, sumar al mercado laboral unos 300.000 empleos. Nassetta coincidió con la apuesta argentina por el empleo, aunque a plazos más largos. “Con nuestra inversión esperamos generar otros 300.000 empleos durante la próxima década”, dijo el presidente del WTTC.

La elección de Buenos Aires para realizar la 18° Asamblea Anual del WTCC ha sido un triunfo para Macri, que confía en el envión del G20 para mostrarse como un país atractivo a los inversores. Ya nadie espera una lluvia de dinero extranjero, como vaticinaba el Gobierno hace dos años, durante los primeros meses de gestión, aunque hay sectores que parecen reaccionar antes que otros. Argentina se muestra a los ojos del inversor turístico como una tierra virgen y llena de atractivos, pero que debe aún resolver graves falencias de infraestructura y, sobre todo, conectividad interna. Para el Gobierno, es justamente la falta de desarrollo el principal valor.

“El turista del futuro va a demandar naturaleza y nosotros queremos ser naturaleza. Que cuando se piense en naturaleza, se piense en Argentina”, dijo Santos. Para que ese modelo sea sustentable se necesita dinero. El ministro pidió inversiones a los empresarios extranjeros convocados por el WTCC, pero también habló a los locales. “No podemos pedir a los demás que inviertan si los argentinos no invierten”, les advirtió.

Turismo