Al 21 de marzo de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.87474 Bs/euro: 7.84233 UFV: 2.29791 Peso Argentino/$us: 40.85460 Yen/$us: 110.59000 Real/$us: 3.75790 Oz.Troy Oro $us: 1,314.13000 Oz.Troy Plata $us: 15.50330

Todos ya sabemos cómo va este cuento: durante la última década, los teléfonos inteligentes se han vuelto cada vez más delgados y más veloces, y después aún más delgados y más veloces y… bueno, tú me entiendes.

Sin embargo, sería apresurado sugerir que por ello nuestros teléfonos se han vuelto aburridos, pues los dispositivos siguen evolucionando con nuevas tecnologías. Y si quieres una pista de cómo podrían ser los teléfonos inteligentes del futuro, fíjate en la cámara del dispositivo, y luego en el software y los sensores que las hacen funcionar.

Así las cámaras podrían entrar en el juego: en cuanto tomes tu dispositivo, este te verá y sabrá que eres el dueño, por lo que desbloqueará la pantalla. En el extranjero, podrás apuntar la cámara hacia el menú de un restaurante para traducirlo a tu idioma en ese mismo momento. Cuando compres muebles, podrás apuntar la cámara de tu teléfono hacia el piso de tu sala de estar para poner sobre este una presentación virtual de una mesa de centro y probar cómo se vería y hasta echar un vistazo debajo de ella.

Una parte de este futurismo ya está empezando a darse.

Este septiembre, Apple tuvo un evento especial para presentar un conjunto de nuevos iPhones, entre los que hay un modelo que puede escanear objetos en tercera dimensión, incluido tu rostro. Recientemente, Samsung presentó el Galaxy Note 8 y resaltó su veloz cámara de lente dual como la característica principal. Los rivales pronto estarán trabajando para alcanzar a Samsung y a Apple.

“En el 2018, las cámaras de los teléfonos inteligentes darán un salto cuántico en términos tecnológicos”, afirmó Philip-James Jacobowitz, un gerente de Producto de Qualcomm, un fabricante de chips que suministra componentes a los fabricantes de teléfonos inteligentes.

Jacobowitz agregó que las tecnologías emergentes de las cámaras serían la clave para contar con características más sólidas de seguridad y con aplicaciones de realidad aumentada, la cual utiliza datos con el fin de manipular digitalmente el mundo físico cuando la gente ve a través de la lente del teléfono.

Te presentamos un resumen de qué significa todo esto en cuanto a la funcionalidad de tu próximo teléfono inteligente.

Escaneo de rostros

En los últimos años, nos hemos acostumbrado a desbloquear nuestros teléfonos por medio del escaneo de nuestras huellas digitales o de una contraseña. No obstante, cuando Apple presente sus nuevos modelos de iPhone, la empresa introducirá el reconocimiento facial infrarrojo como un nuevo método para desbloquear el dispositivo.

¿Cómo es que el iPhone podrá hacerlo? Apple se rehusó a comentar. Sin embargo, el Spectra de Qualcomm, un sistema de cámara que detecta la profundidad, es un ejemplo de cómo funciona el escaneo del rostro.

El sistema Spectra incluye un módulo que lanza puntos infrarrojos a un objeto para reunir información sobre la profundidad de este con base en el tamaño y la contorsión de los puntos. Si los puntos son más pequeños, entonces el objeto está más lejos; si son más grandes, está más cerca. El sistema de imágenes puede hilvanar los patrones en una imagen detallada en 3D de tu rostro para determinar si en realidad eres el dueño del teléfono antes de desbloquearlo.

“Verás los contornos de la cabeza, no solo la parte frontal del rostro, que es lo que se suele pensar”, señaló Sy Choudhury, un director sénior de Seguridad de Producto de Qualcomm.

Debido a que la forma de la cabeza de una persona es única, la probabilidad de lograr el reconocimiento facial con el rostro incorrecto es de uno en un millón, agregó. Es una diferencia total en comparación del promedio de uno en cien de los sistemas de reconocimiento facial anteriores, los cuales tenían una seguridad muy deficiente.

Los antiguos sistemas de reconocimiento facial simplemente utilizaban la cámara para tomarte una foto y compararla a una imagen que estaba almacenada en el dispositivo. Lo único que necesitaba un ladrón era engañar al sistema poniendo una foto de tu rostro enfrente de la cámara, que algunas personas ya habían logrado hacer con el reconocimiento facial de Samsung.

Sin embargo, las tecnologías de escaneo infrarrojo tienen sus limitaciones. Por ejemplo, los objetos con que te vistes, como un sombrero o una bufanda, podrían confundir a la cámara, según Qualcomm. Además, los expertos aseguran que la luz brillante del sol en exteriores puede anular la luz infrarroja, por lo tanto, el escaneo del rostro podría ser menos confiable si estás en la playa.

Queda por ver cómo funcionará exactamente el escaneo de rostro en el próximo iPhone. Sin embargo, Apple conoce bien las tecnologías de las cámaras que detectan profundidad. En 2013, el fabricante de los iPhone adquirió a PrimeSense, una empresa que desarrollaba sensores para el Kinect de Microsoft, un sistema de cámara con detección de profundidad que permitía que los jugadores del Xbox controlaran los juegos por medio de sus movimientos corporales. Los analistas esperan que en los iPhone del futuro aparezca alguna versión de la tecnología de PrimeSense.

Realidad aumentada

Las cámaras que detectan la profundidad podrían ser cruciales para mejorar la realidad aumentada, un término que se utiliza dentro de la industria pero que probablemente causa confusión a varios. Pero presta atención: la realidad aumentada tendrá implicaciones importantes en las aplicaciones móviles del futuro.

No es ningún secreto que Apple es optimista acerca de la realidad aumentada. En un reciente informe de utilidades, Tim Cook, el director ejecutivo de Apple, dijo que la realidad aumentada era “grande y profunda”, y que tendría implicaciones significativas en los productos de los videojuegos, del entretenimiento y de los negocios. Este otoño, Apple lanzará iOS 11, su próximo sistema operativo móvil, el cual funciona con las aplicaciones hechas con ARKit, un conjunto de herramientas dirigido a los desarrolladores de aplicaciones que facilita la creación de aplicaciones de realidad aumentada.

Tecnología