Al 25 de marzo de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88503 Bs/euro: 7.75115 UFV: 2.29815 Peso Argentino/$us: 41.79270 Yen/$us: 109.97000 Real/$us: 3.90790 Oz.Troy Oro $us: 1,313.57000 Oz.Troy Plata $us: 15.44030

 

Los teléfonos flexibles han sido la auténtica revolución en el Mobile World Congress de Barcelona. Huawei fue la compañía que en la Ciudad Condal presentó el Huawei Mate X. Pero días antes, Samsung hizo lo mismo con el Galaxy Fold, para el que pronostica una producción de al menos un millón de unidades este año.

El hecho de que la firma surcoreana aprovechara el evento de presentación de los nuevos Galaxy S10 para presentar tu terminal flexible, era una auténtica llamada a la industria:fueron los primeros pero quieren seguir siéndolo. ¿Cómo? Trabajando no solo en el Galaxy Fold sino, además, en dos nuevos teléfonos plegables.

Según desvela « Bloomberg», la compañía está inmersa ya en una nueva tarea. Se trata de un par de nuevos «smartphones» flexibles, que seguirán la estela del Galaxy Fold, con el fin de obtener una clara ventaja competitiva en el nuevo segmento.

Los rumores apuntan a que Samsung estaría trabajando en dos nuevos modelos: el primero sería un «smartphone» plegable con tapa vertical que a su vez sería pantalla (como el Motorola RAZR), y, el segundo, sería similar al de Huawei. De hecho, el primero podría presentarse a finales de 2019 o principios de 2020, «y está utilizando maquetas para afinar el diseño», según el medio

Problemas con el Galaxy Fold

Al mismo tiempo, la firma trabaja en mejorar la durabilidad de la pantalla del Galaxy Fold. «Están tratando de eliminar un pliegue que aparece en el panel después de que se haya doblado unas 10.000 veces». De hecho, la firma se está planteando ofrecer a los usuarios reemplazos de pantalla gratuitos.

Según las fuentes consultadas, este error en la pantalla se da en una película protectora que cubre el sensor táctil unido a la pantalla inferior. «Esta es una de las razones por las que Samsung mantuvo el teléfono dentro de una vitrina en el MWC en Barcelona», asegura «Bloomberg»

 

Tecnología