Al 26 de marzo de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88410 Bs/euro: 7.75930 UFV: 2.29821 Peso Argentino/$us: 42.05400 Yen/$us: 110.02000 Real/$us: 3.85110 Oz.Troy Oro $us: 1,322.18000 Oz.Troy Plata $us: 15.53880

El presidente ejecutivo y fundador de Amazon dice que la casa editorial del National Enquirer lo trató de extorsionar con fotos comprometedoras que le había enviado a su novia.

En medio del escándalo de su divorcio, Jeff Bezos, el presidente ejecutivo de Amazon, dijo que la casa editorial del National Enquirer lo extorsionó y chantajeó con publicar fotos íntimas de Bezos y de Lauren Sánchez, la actriz con la que se le ha relacionado.

En un blog publicado el jueves en Medium, Bezos dijo que un abogado de American Media Inc. (AMI), que publica el tabloide National Enquirer, amenazó a su representante legal con hacer públicas fotos explícitas que el mandamás de Amazon y la expresentadora de televisión se habían enviado mutuamente por mensaje de texto. El motivo de esta extorsión, según Bezos, es para que el ejecutivo dijera que la cobertura de su divorcio por el tabloide no estaba motivada por fines políticos. 

"En las cartas de AMI que estoy haciendo públicas, verás los detalles precisos de su propuesta de extorsión: Publicarán las fotos personales a menos que Gavin de Becker [el investigador que Bezos encargó para examinar el caso de la filtración de los mensajes de texto] y yo emitamos un comunicado público falso a la prensa de que 'no tenemos conocimiento ni base para sugerir que la cobertura de AMI estaba motivada por razones políticas o influenciada por fuerzas políticas", escribió Bezos en el blog del jueves.

Bezos publica en el blog la carta que le envió el abogado de AMI y en la que se describen las fotos que tienen en su posesión. Estas incluyen una selfie de Bezos desnudo y de Sánchez con gestos sugerentes.

El viernes, AMI dijo que iba a investigar el asunto. "Una vez se finalice la investigación, la junta directiva de AMI tomará las acciones necesarias", dijo la empresa en un comunicado. 

El viernes también, distintos reportes indicaban que los fiscales federales en Nueva York ya habían empezado a investigar al National Enquirer y sus tácticas para cubrir el divorcio de Bezos.

El divorcio: El inicio del escándalo

El 9 de enero, horas después de que Bezos anunció su divorcio de su esposa de hace 25 años, MacKenzie, el tabloide estadounidense National Enquirer reportó que Bezos había estado saliendo con Lauren Sánchez, una actriz y conductora de televisión casada con el agente de talentos de la firma WME, Patrick Whitesell.

El tabloide también publicó una serie de mensajes de texto que Bezos supuestamente le envió a Sánchez. Uno de los mensajes decía: "Te amo, chica vivaz. Muy pronto te mostraré mi cuerpo y mis labios y mis ojos".

Según The Daily Beast, Bezos se había embarcado en una investigación sobre quién filtró estos mensajes de texto a la prensa. Gavin de Becker, quien lidera la investigación a nombre de Bezos, dijo que había centrado sus ojos en el hermano de Lauren Sánchez, Michael.

Michael Sánchez, según el reporte de The Daily Beast, pudo haber sido impulsado a filtrar los mensajes por motivos políticos. Michael Sánchez dice apoyar a Donald Trump, quien no sale muy bien pintado en la cobertura del diario The Washington Post, propiedad de Bezos. En un tuit, Michael Sánchez deniega estas sospechas.

Los investigadores privados de Bezos están considerando la posibilidad de que una "entidad gubernamental" está detrás del acceso y la filtración de los mensajes de texto, según dijo en una entrevista Manuel Roig-Franzia, un reportero de The Washington Posta MSNBC.

"[El investigador Gavin de Becker] no cree que el teléfono de Jeff Bezos haya sido hackeado", dice Roig-Franzia. "Piensa que es posible que una entidad del gobierno tuvo acceso a sus mensajes de texto".

En su blog, Bezos resalta que David Pecker, el presidente ejecutivo de American Media, había llegado a un acuerdo de inmunidad con el Departamento de Justicia de Estados Unidos para no revelar el papel que jugó Donald Trump para silenciar a las mujeres que decían haber tenido una relación sexual con el presidente. 

En diciembre, AMI admitió a autoridades federales en diciembre que había estado "trabajando en conjunto" con la campaña presidencial de Trump para pagarle a la modelo de Playboy que había acusado a Trump de tener un amorío y así silenciar la historia. 

Según un antiguo editor del National Enquirer, Jerry George, la cobertura del divorcio y el amorío de Bezos fue un intento de Pecker de hacer las pases con Trump por haber hecho declaraciones al fiscal federal de Nueva York. "El divorcio de Bezos no se hubiera registrado en la 'escala de Richter' del Enquirer más allá de que Bezos es el archienemigo del presidente Trump", le dijo George a CNBC. "Creo que American Media y David Pecker intentaron hacer las paces y presentaron esta historia del divorcio al presidente como una forma de hacerse amiguitos de nuevo".

La tensión entre Bezos y Trump es conocida. The Washington Post, que es propiedad de Bezos, ha publicado reportajes críticos del presidente, quien, por su parte, ha centrado su vista en Bezos al acusar a Amazon de no pagarle a la Oficina de Correos de Estados Unidos la cantidad justa en gastos de envío. 

Contrario a 2018, cuando Bezos y Amazon se anotaron un año puntualizado de éxitos, el 2019 empezó con desafíos personales sin precedentes para Bezos. Aun así, Amazon registró ingresos de US$72,400 millones en el cuarto trimestre, lo que representa un aumento de 20 por ciento de la cifra proyectada por la empresa en octubre. En el momento del reporte financiero que se dio a conocer el 31 de enero, los efectos del divorcio de Bezos no se habían sentido en los números de la gigante de comercio digital.

Sin embargo, el viernes, 8 de febrero, se reportó que Amazon estaba reconsiderando la decisión de abrir un campus en la ciudad de Nueva York debido a la oposición de políticos locales, según The Washington Post.

Tecnología