Al 20 de marzo de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88082 Bs/euro: 7.78820 UFV: 2.29785 Peso Argentino/$us: 40.52560 Yen/$us: 111.40000 Real/$us: 3.79080 Oz.Troy Oro $us: 1,306.80000 Oz.Troy Plata $us: 15.37290

La Fundación Viva acopió 62.862 kilogramos de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) desde 2014 hasta la fecha. El brazo ejecutor de la compañía es el área de Responsabilidad Social y en cofinanciamiento con el  Fomin (Fondo Multilateral de Inversiones), implementan el proyecto Reciclaje de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos: Economía Circular para la Sostenibilidad en tres ciudades de Bolivia (La Paz, Cochabamba y Santa Cruz), con el objetivo de desarrollar un modelo de gestión integral de residuos.

Así lo hizo conocer la directora ejecutiva de la Fundación Viva, Claudia Cárdenas al señalar que Bolivia genera 5,44 kg de  RAEE por habitante al año. La producción de residuos en los tres principales departamentos del país (La Paz, Cochabamba y Santa Cruz) es de 30.000 TM/año con una tendencia de crecimiento. Si estos no son correctamente desechados representan un importante riesgo para el medio ambiente y la salud. 

“Estamos muy contentos de llevar a cabo este proyecto, dado que en Bolivia la gestión de los residuos de aparatos electrónicos es incipiente. Existen pocas empresas operadoras, las cuales están comenzando sus procesos y aplicación de protocolos de seguridad industrial y realizando sus primeras acciones de comercialización. También se han identificado dificultades en el cumplimiento de requisitos ambientales para obtener las certificaciones que les permita operar y adicionalmente, existen muchas iniciativas unipersonales informales que desmantelan aparatos electrónicos y los comercializan o adecúan para su reutilización, las cuales no aplican técnicas seguras de manipulación y no tienen conciencia de los riesgos ambientales”, comentó Cárdenas.

Los RAEE, son el tipo de residuo peligroso que crece más por la rápida obsolescencia de equipos de información y comunicación, además contienen metales y otros materiales peligrosos por lo que su mal manejo tiene consecuencias negativas en la salud, en el cambio climático y el medio ambiente, problemas que aumentan porque la población desconoce su peligrosidad y se deshace de ellos de forma inapropiada.

Es importante resaltar que, Bolivia genera 5,44 kg de RAEE por habitante al año.  En ese sentido, la Fundación Viva ha sido pionera en el reciclaje de RAEE, desde el año 2014 ha logrado acopiar y entregar a los gestores autorizados más de 60 toneladas de RAEE. En el 2014 la Fundación VIVA instaló en la Expocruz y Feicobol contenedores de Residuos Eléctricos y Electrónicos, y en La Paz un camión visitó diferentes barrios de La Paz para acopiar RAEE con el objetivo de recolectar estos residuos para entregarlos a gestores para su correcta disposición y evitar la contaminación al medio ambiente y daños a la salud de la población. De esta manera, hasta el momento la Fundación Viva ha logrado acopiar 62.862 Kg. 

En el 2016 el Fomin y la Fundación Viva comienzan a preparar un proyecto de reciclaje de RAEE, con una duración de 3 años, con el objetivo de desarrollar un modelo de gestión integral de residuos eléctricos y electrónicos en tres ciudades de Bolivia: La Paz, Cochabamba y Santa Cruz.

“Nuestro proyecto beneficiará a los diferentes actores que componen la cadena de reciclaje de residuos electrónicos: los pequeños negocios existentes que tienen recursos limitados y no logran su sostenibilidad, los gobiernos municipales de las tres ciudades, así como la Dirección de Residuos Sólidos e indirectamente la población de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz. De esta manera es altamente necesario implementar un modelo de gestión integral de RAEEs, que implica los procesos de sensibilización a la población así como en la generación, separación, recolección diferenciada, transporte, acopio, clasificación, desmantelamiento, comercialización de partes y disposición final, para evitar problemas de contaminación en las ciudades y aprovechar las oportunidades económicas que ofrece para pequeños negocios”, afirmó Cárdenas.

El modelo de gestión integral de residuos electrónicos incluye a generadores (fabricantes e importadores/distribuidores), usuarios y gobiernos municipales que son los responsables del aseo urbano, así como a la Dirección de Residuos Sólidos, que es la entidad del gobierno central responsable de normar y dictar políticas del sector. Por otro lado, también incluye todos los procesos de la cadena, desde la generación, la separación en sitio, la sensibilización a la población, la clasificación, desmantelamiento, descontaminación, comercialización de reciclables hasta la disposición segura final de aquello que no pueda ser reciclado.

Se establecerá un sistema de manejo de los residuos eléctricos y electrónicos en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, mediante alianzas con los gobiernos municipales para promover la participación de pequeñas empresas en la gestión de RAEE. El proyecto fortalecerá y capacitará a las MyPE en el desmantelamiento seguro, se buscarán oportunidades de mercado para los materiales reciclables, así como otros mecanismos para su sostenibilidad. Se apoyará a emprendedores en la creación de sus negocios en torno a los RAEE. Se incorporarán empresas generadoras e importadoras y se analizará el rol de cada actor frente a los esquemas de Responsabilidad Extendida del Productor. Adicionalmente, se va a trabajar en programas de sensibilización a la población y en capacitación a los recicladores informales.

Precisamente se gestiona convenios con el Ministerio de Ambiente y Agua, el Gobierno municipal de La Paz, el Gobierno municipal de Cochabamba, Emacruz y la Cámara Nacional de Industrias.

 

 

Tecnología