Al 12 de noviembre de 2018: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88222 Bs/euro: 7.77584 UFV: 2.28663 Peso Argentino/$us: 35.40680 Yen/$us: 113.79000 Real/$us: 3.72900 Oz.Troy Oro $us: 1,209.66000 Oz.Troy Plata $us: 14.19550

Apple, en su aniversario, ha decidido tirar la casa por la ventana. La compañía, que tenía a todo Wall Street pendiente de su anuncio, presentó como se preveía no solo un móvil sino tres de golpe: los nuevos iPhone 8 y 8 Plus (evolución de los iPhone 7 y 7 Plus), y el modelo más esperado, el iPhone X, que saldrá a la venta el 3 de noviembre a un precio de $us 999 dólares.

El grupo no solo celebraba los 10 años de vida del iPhone, sino el estreno de su nueva sede. Por ello, y por primera vez en su historia, la compañía no alquiló uno de los grandes auditorios habituales para sus keynotes, sino que hizo la presentación en el auditorio Steve Jobs de Apple Park, su futurista sede ideada por Jobs y levantada por el arquitecto Norman Foster, que ayer abrió por primera vez sus puertas, informó el portal Cinco Días.

Tim Cook, consejero delegado de Apple, inició su presentación con un emotivo homenaje a su antecesor y cofundador de Apple, Steve Jobs, quien presentó el primer iPhone en 2007. En el evento estaba presente el otro cofundador de la empresa, Steve Wozniak. “No hay día en el que no pensemos en él. Apple tiene el ADN de Jobs, siempre le honraremos”, aseguró Cook, según el reporte de Cinco Días, que también tuvo palabras de apoyo para los damnificados por el huracán Irma.

El directivo destacó que el primer producto que presentaba Apple es su nueva sede: el Apple Park. “Funciona con energía renovable en un 100% y tiene 9.000 árboles”, dijo. Los trabajadores empezarán a trasladarse allí a finales de este año.

El plato fuerte de la presentación fue el iPhone X, el smartphone más rompedor y ambicioso de Apple hasta la fecha. El terminal, el primero de la compañía sin botón de inicio, dice adiós a los marcos. El equipo, con pantalla Oled de 5,8 pulgadas que ocupa casi todo el frontal, soporta vídeo HDR. Además, el nuevo iPhone, construido en acero y cristal (su parte posterior) y disponible en negro y plata, incluye por primera vez carga inalámbrica y el procesador A 11 con seis núcleos mucho más potente. El dispositivo también cuenta con doble estabilización óptica de imagen, un flash de mejor calidad y cámara dual de 12 MP.

Pero quizás una de sus novedades más importantes es que apuesta por la tecnología de desbloqueo mediante reconocimiento facial. El sistema, que sustituye al lector de huella, se llama FaceID y, según Apple, funcionará en ángulos extremos y de noche, gracias a un emisor de infrarrojos. El equipo, además, no solo reconocerá los rasgos de la cara de su propietario sino su geometría. Apple aclaró que el móvil lee la cara del usuario a través de distintos sensores y la cámara.

El teléfono, que utiliza algoritmos de inteligencia artificial, crea un modelo matemático de la cara del usuario y luego lo compara cada vez que lo mira para ver si es la misma persona. La compañía dijo que su tecnología de reconocimiento facial está preparada ante engaños. No sería posible acceder al terminal con una foto o con una máscara. Por contra, el sistema reconoce al usuario aunque se ponga gafas o cambie de peinado. “Es más seguro que el lector de huella”, defendió la compañía.

El iPhone X se podrá reservar a partir del 27 de octubre y saldrá a la venta el 3 de noviembre. Su precio en EE.UU parte de los 999 dólares (el modelo con 64 GB) y en España, de 1.159 euros.

El dispositivo, que ofrece dos horas más de autonomía que el iPhone 7 Plus, incluye igualmente sensores de profundidad en la cámara frontal y una mejor resolución y calidad en las cámaras traseras para explotar la realidad aumentada.

El iPhone X es, sin duda, el más arriesgado de la compañía, pero para Loizos Heracleous, profesor de Warwick Business School, la estrategia de precios tiene sentido en términos de ingresos y de crecimiento de los beneficios. “La introducción de Apple de un iPhone de 1.000 dólares es coherente con su estrategia de negocio de diferenciación y de exclusividad, dirigida a la parte alta del mercado en lugar de sólo marcarse el objetivo de ampliar su base de usuarios. Dado que el iPhone representa la mayoría de los ingresos de la compañía y los beneficios y su curva de demanda es relativamente inelástica, un cambio de precios tendrá menos efecto en las ventas”.

Estrategia acertada

Este experto añade que el movimiento de Apple es también consistente con la imagen de “exclusividad” que sus móviles tienen en las economías emergentes. “Ningún movimiento está libre de riesgos, pero parece valiente y debería resultar positivo para la compañía en términos de rendimiento. Es una baza para marcar distancia con otras marcas en términos de exclusividad”, dice Heracleous, que aplaude la capacidad de Apple para tomar decisiones “difíciles, que son importantes para el rendimiento de la empresa”.

Pese a todo, ahora queda por ver si la multinacional puede cumplir, sin sobresaltos, su agenda comercial de cara a la campaña de Navidad, clave para esta industria. Según The Wall Street Journal, Apple estaría teniendo problemas de producción de su nuevo superteléfono, lo cual podría tener un impacto negativo en el arranque en sus ventas. Una situación que no debería permitirse dada la fuerte competencia que ejerce sobre ella Samsung y Huawei (además de otros fabricantes chinos)_en este negocio de los smartphones.

Con todo, el iPhone X no ha sido el único móvil presentado por Apple. La compañía también desveló ayer los iPhone 8 y 8 Plus. El diseño de ambos modelos es muy parecido al de los iPhone 7 y 7 Plus, aunque los nuevos equipos mejoran sus cámaras y su potencia, pues incorporan también el chip A11. Además, sus pantallas también ofrecen una mayor resolución de color y incorporan como el iPhone X la carga de la batería de manera inalámbrica. El continuismo, en este caso, también se aprecia en el precio. Ambos modelos parten de los XXX y XXX dólares.

 Nuevo reloj y Apple TV

Apple también presentó un nuevo modelo de su reloj, el Apple Watch Series 3, más potente y con conectividad móvil incluida, permitiendo al usuario conectarse a internet sin necesidad de tener que llevar el iPhone. El usuario también podrá escuchar música con Apple Music desde el nuevo reloj, gracias a la citada conectividad. cincodías.com

 

Tecnología