Al 21 de septiembre de 2018: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.84904 Bs/euro: 8.07971 UFV: 2.28252 Peso Argentino/$us: 38.20760 Yen/$us: 112.42000 Real/$us: 4.07570 Oz.Troy Oro $us: 1,207.43000 Oz.Troy Plata $us: 14.30900

Una mujer lee un libro en formato ebook. 

No hace tanto los jóvenes corrían a la biblioteca pública para hacerse con la última novela de su autor favorito que era devorada con fruición en tiempo récord en cualquier rincón de la casa. El inconfundible tacto de los libros y el aroma que desprendían al paso de las páginas fue fulminado sin miramientos con la llegada de internet primero, y los dispositivos móviles, después.

Las nuevas generaciones perdieron el sano hábito de la lectura, siempre más exigente que la facilidad de un móvil o una consola, pero es esa misma tecnología la que puede servir para revivir esta costumbre. Los libros electrónicos se han convertido en una excelente alternativa al papel, pero la tecnología nos ofrece mucho más a la hora de disfrutar de este placer.

Aunque son y han sido muchos los detractores de la muertedel papel en los libros, lo cierto es que los lectores de ebooks, aunque carecen del romanticismo y tacto que ofrece este viejo soporte, compensan estas carencias con unas prestaciones que se han convertido en imprescindibles para muchos. Un dispositivo de estas características puede almacenar una cantidad ingente de libros que, por otro lado, el usuario puede comprar desde cualquier lugar y descargarlo tras la compra. Los ebooks guardan el punto de última lectura, nos permiten efectuar anotaciones y la experiencia de lectura ha mejorado muchísimo desde los primeros equipos. La oferta de dispositivos y plataformas ha crecido también, ganando el usuario en opciones. En lo que respecta a los primeros, el mercado se divide básicamente en dos grandes grupos: los lectores de ebooks premium y los más asequibles, y hay notables diferencias.

Entre los primeros, la gran referencia es el Kindle Oasis, el rolls royce de los lectores de libros electrónicos y buque insignia de Amazon; este equipo cuenta con una soberbia pantalla de 7 pulgadas (con retro iluminación automática) y es resistente al agua, para los que disfruten de la lectura en la playa. Su precio, sin embargo, lo aleja de muchos bolsillos: desde 249,99 euros, pero sin contar, por el momento, de algunas funciones adicionales con las que fue lanzado en Estados Unidos, como la compra y lectura de audiolibros (desde Audible) o el acceso a la gran red social de lectores, Goodreads. La gama media se encuentra más nutrida y en ella nos encontramos con alternativas interesantes como el BQ Cervantes 4, un lector con sello nacional que además se nutre de la tienda on-line Nubico, la plataforma en la nube de Telefónica y El Círculo de Lectores, y que cuenta con un amplísimo catálogo de títulos.

Una tercera vía la propone Rakuten con sus lectores de libros Kobo, y entre los cuales, el Aura One es el gran rival del Kindle Oasis: este lector aumenta el tamaño de pantalla a las 7,8 pulgadas y al igual que el dispositivo de los de Jeff Bezos, es resistente al agua y cuenta con iluminación de pantalla automática. Todas estas plataformas cuentan con su propia aplicación para dispositivos móviles que permite sincronizar el contenido y punto de lectura entre los dispositivos; esto puede resultar interesante en momentos de espera en los que no tengamos el lector a mano, como la consulta del médico o un aeropuerto.

Los audiolibros, un fenómeno imparable

Algunos vaticinan que la tercera transformación que vivirá la lectura llega de la mano de los audiolibros, una forma de leer en la cual un narrador hace el trabajo por nosotros. Puede parecer algo demasiado cómodo e ineficaz, pero en los mercados en los que este formato lleva ya años, su crecimiento ha sido exponencial. La idea es sencilla: en lugar de adquirir un libro, uno adquiere su versión narrada que luego puede escuchar desde cualquier lugar con unos auriculares en el móvil. La oferta en español es ya muy amplia y entre las plataformas, destacamos Storytel, un proyecto que se define como "el Netflix de los libros" ya que por una cuota mensual, el usuario cuenta con barra libre de títulos para ser descargados.

Javier Celaya, director general de Storytel en España, hace una radiografía para EL PAÍS del perfil del lector: un 52% lo comprenden las mujeres, frente a un 48% de hombres, y entre ellos, la mitad se encuentra en la franja de edad de entre 35 y 50 años. El directivo explica que la principal ventaja de este formato es que permite al lector efectuar "actividades paralelas" y así, un 56% de los abonados que llevan a cabo otras actividades disfrutan del servicio mientras hacen deporte, o un 35% aprovecha los desplazamientos al trabajo para escuchar las narraciones. Sin embargo, la gran mayoría de los usuarios de la plataforma leenentre las 11 y 12 de la noche, al acostarse, y repitiendo el patrón del lector habitual de libros.

Tecnología