Al 25 de marzo de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88503 Bs/euro: 7.75115 UFV: 2.29815 Peso Argentino/$us: 41.79270 Yen/$us: 109.97000 Real/$us: 3.90790 Oz.Troy Oro $us: 1,313.57000 Oz.Troy Plata $us: 15.44030

Estados Unidos no se fía ni de Huawei ni de sus teléfonos móviles. Los responsables de las seis principales agencias de inteligencia norteamericanas han advertido a los estadounidenses de que no deben utilizar los productos y servicios de las empresas chinas Huawei y ZTE, alegando que los terminales desarrollados por estas marcas podrían estar funcionando como agentes chinos y realizando labores de espionaje pare el gobierno de de Pekín.

El gobierno de Estados Unidos está "profundamente preocupado sobre los riesgos de permitir que cualquier compañía o ente que se encuentre sostenida por gobiernos extranjeros que no comparten nuestros valores ganen posiciones de poder dentro de la red de telecomunicaciones", ha afirmado el director del FBI, Chris Wray, durante una comparecencia en el Comité de Inteligencia del Senado de Estados Unidos.

Detrás de esta comparecencia se encuentra la preocupación y los recelos del gobierno de Estados Unidos hacia la penetración en el mercado de las telecomunicaciones de una empresa como Huawei -cuyo pasado se encuentra enraizado con el Partido Comunista Chino y cuyo CEO, Ren Zhengfei, fue un oficial del ejército- que llevan tiempo intentando hacerse hueco gracias a acuerdos con grandes operadoras de telecomunicaciones. El más reciente, con Verizon y AT&T, fue abortado en el último momento.

De acuerdo con las advertencias del director del FBI, Huawei tendría "la capacidad de forma maliciosa para modificar o robar información, así como para proveer de la capacidad para llevar a cabo un espionaje que no puede ser detectado".

"Huawei es, efectivamente, un brazo del gobierno chino", advirtió a principios de la pasada semana el senador por Arkansas, Tom Cotton. "Existen multitud de empresas que pueden responder a nuestras necesidades tecnológicas y no tenemos que facilitarle el trabajo a China a la hora de espiarnos", destacó.

El recelo del gobierno estadounidense hacia el gigante tecnológico viene de lejos. En 2014, el gobierno de Obama prohibió a Huawei optar a contratos públicos al gobierno norteamericano. Sin embargo, en el presente, desde Estados Unidos están trabajando para que el gigante chino no prospere en el mercado de la electrónica de consumo.

Paralelamente, los legisladores norteamericanos se encuentran preparando una nueva ley que prohibiría a los empleados gubernamentales utilizar teléfonos fabricados por Huawei y ZTE.

Ante el recelo del gobierno norteamericano, Huawei respondió que su empresa no presenta "un mayor riesgo para la ciberseguridad que cualquier otro proveedor de tecnologías de información y comunicación".

La entrada de Huawei en el mercado norteamericano no se encuentra exenta de controversia. Por un lado, el éxito en ventas de la compañía, que es la segunda que más terminales del mundo por detrás de Samsung y por delante de Apple, asusta a las empresas tecnológicas y a la clase política americana.

Por otro lado, los argumentos y la preocupación de las agencias de inteligencia como la CIA, el FBI o la NSA, que cuenta con el programa de escuchas telefónicas más ambicioso y sofisticado del mundo, resultan legítimos. De producirse su entrada masiva en el mercado norteamericano, Huawei podría tener acceso a información sensible que, difícilmente, podría negarse a facilitar al gobierno chino.

Según agencias internacionales, la razón de las recomendaciones de EEUU obedece a que Huawei ha aumentado su valor como marca este año y se ha vuelto un referente en el mercado, sus alianzas estratégicas le ha permitido a la marca china convertirse en el tercer fabricante de dispositivos a nivel global y esto ha provocado que el mercado en Estados Unidos lo considere una amenaza para sus marcas nacionales.

Es obvio que Estados Unidos no desea que una marca china crezca en su mercado, ya que Huawei tiene relación con 45 de los 50 carriers más importantes del mundo, conectan a más de una tercera parte de la población mundial y siendo la primera marca en traer un procesador con Inteligencia Artificial es obvia la paranoia.

Huawei se rige bajo los estándares de calidad más rigurosos en cuanto a seguridad y privacidad, esto sin contar que en países como Alemania, Japón, Francia, UK, Rusia e incluso México no están emitiendo ese tipo de recomendaciones.

Huawei Bolivia no ve riesgo de seguridad cibernética

En Bolivia, Huawei mediante un comunicado señaló que la compañía está al tanto de una serie de actividades por parte del gobierno de Estados Unidos aparentemente dirigidas a inhibir los negocios de Huawei en el mercado estadounidense.

Huawei cuenta con la confianza de gobiernos y consumidores en 170 países alrededor del mundo, y no presenta un riesgo de seguridad cibernética mayor al de cualquier proveedor de ICT, compartiendo al igual que nosotros cadenas de suministro global comunes y capacidades de producción. Estamos comprometidos con la apertura y transparencia en todo lo que hacemos”, señala la nota enviada a Money.com.bo

Complementa que en definitiva, Huawei continuará con el desarrollo de sus negocios a nivel mundial por medio de un compromiso significativo con la investigación y desarrollo, así como la innovación, para brindar tecnologías que ayuden a nuestros usuarios a tener éxito en todos los mercados que valoran las aportaciones de dichas innovaciones.

Tecnología