Al 25 de junio de 2018: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.85741 Bs/euro: 8.00084 UFV: 2.26787 Peso Argentino/$us: 27.02820 Yen/$us: 109.97000 Real/$us: 3.77840  Oz.Troy Oro $us: 1,270.01000 Oz.Troy Plata $us:  16.45650

 

Tras meses de negociaciones, las discusiones sobre la neutralidad de la red han llegado a su fin. La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) ha votado este jueves 14 de diciembre por el futuro del internet en Estados Unidos y las votaciones han decidido que se derogue la Orden de Internet Abierto de 2015, promulgada por el antiguo presidente, Barack Obama.

El fin de esta orden ha sido aprobada por tres votos a favor y dos en contra después de que las nuevas normas de la red salieran a colación por parte del comisionado ejecutivo de la FCC, Ajit Pai.

La medida para eliminar las reglas de la neutralidad de la red permitirán que los proveedores de internet como Verizon o Comcast bloqueen o ralenticen la carga de páginas webs según sus intereses comerciales o empresariales. La única regla que existirá a partir de ahora es que las compañías deberán declarar públicamente las medidas que van a tomar en cuanto a las páginas webs. Obama aprobó la ley en 2015 para evitar que se privilegiaran a las empresas o a los proveedores pero, finalmente, sus esfuerzos han sido en vano.

En total, han votado cinco comisionados sobre el futuro de internet en Estado Unidos. Además de Ajit Pai, las demócrata Mignon Clyburn y Jessica Rosenworcel, y los republicanos Michael O'Riell y Brendan Carr han mostrado su punto de vista sobre cómo afectaría el fin de la neutralidad de la red para los usuarios estadounidenses.

"El principal problema que tienen los consumidores con internet no es, y nunca lo ha sido, que su proveedor de internet esté bloqueando el acceso al contenido. Ha sido que no tienen acceso en absoluto", sostuvo Pai durante la sesión de este jueves, y añadió:

La retirada de la neutralidad supondrá restaurar la libertad, volver a un internet mejor y más barato. Seguirá habiendo protección para el consumidor y su acceso no se verá limitado. Pero no es nuestro trabajo decidir quién gana y quién pierde en la economía de Internet.

Sin embargo, Jessica Rosenworcel apuntó a que esta medida tendrá efectos negativos. "No es bueno para los consumidores. No es bueno para las empresas. No es bueno para nadie que se conecta y crea en línea".

Los opositores al fin de las medidas de la Orden de Internet Abierto afirman que los proveedores de internet podrán controlar el tráfico de forma anticompetitiva y que eso afectará tanto a empresas de internet como a usuarios.

Uno de los problemas más criticados por los partidarios de la neutralidad de la red es que los proveedores deberán informar públicamente cualquier bloqueo o ralentización aunque estas prácticas se evaluarán después de haber sido impuestas por compañías como Verizon. Esto permitiría que se pudieran llevar a cabo las medidas que los proveedores de internet crean necesarias y sin ningún tipo de control previo. La supervisión estará a cargo de la Comisión Federal de Comercio y no se ha especificado en cuanto tiempo se llevaría a cabo la inspección.

Desde que se planteó por primera vez el fin de la neutralidad de la red, las empresas de tecnología han demostrado su total rechazo. El pasado mes de julio, compañías como Google, Facebook, Amazon y Netflix formaron parte del Día de la Acción, en el que mostraron su desacuerdo respecto a esta iniciativa. Posteriormente, otras empresas se han unido para protestar tanto de manera física como virtual por el cambio del internet como lo conocíamos hasta ahora.

Lo más probable es que las personas, organizaciones y empresas que estén en contra del resultado de la comisión intenten invalidar el procedimiento, aunque por el momento no se ha presentado ninguna medida para restaurar las medidas de la Orden de Internet Abierto de 2015.

Tecnología