Al 23 de enero de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.87974 Bs/euro: 7.79918 UFV: 2.29283 Peso Argentino/$us: 37.71500 Yen/$us: 109.66000 Real/$us: 3.76010 Oz.Troy Oro $us: 1,280.42000 Oz.Troy Plata $us: 15.26950

Los seguros para domicilios e industrias ante los riesgos de desastres naturales ahora están hechos a medida de las necesidades de los consumidores.

Las empresas aseguradoras apuntan a robustecer sus capacidades y contratos con reaseguradores para hacer frente a los riesgos naturales con propuestas que permitan una protección a patrimonios expuestos por riesgos como inundaciones, sequías, y deslizamientos.

Datos de la rendición pública de cuentas del Ministerio de Defensa y del Viceministerio de Defensa Civil indican que el año pasado al menos 23.008 familias necesitaron apoyo mediante la atención por eventos naturales adversos a nivel nacional.

El Comité Operativo de Emergencia Nacional (COEN) reportó que hasta el martes 6 de febrero los eventos adversos del clima registraron 8.203 familias afectadas y 86 damnificadas. El Gobierno declaró “estado de emergencia” para atender a las familias afectadas por las lluvias, inundaciones y mazamorras en diferentes puntos de Bolivia con la disponibilidad de los recursos económicos necesarios.

“El impacto en las ofertas de las empresas aseguradoras se ve incrementado a causa del cambio climático”, afirma el vicepresidente de negocios de Kieffer & Asociados, Andrés Kieffer. Esa empresa es una de las más importantes broker (intermediaria entre compradores y vendedores) del mercado de seguros boliviano y latinoamericano.

En líneas generales, las tarifas por estos seguros en casos catastróficos, a nivel mundial, se han estancado debido a los últimos eventos de tsunamis, huracanes, terremotos y consecuentes inundaciones.

Este fenómeno en los precios de los seguros para riesgos de eventos naturales aún no tiene una incidencia notoria en el mercado boliviano, señala el ejecutivo. “El mercado boliviano ha permanecido hasta ahora prudente y razonable en sus ofertas”, explica.

Seguros domiciliarios

Uno de los seguros que ha sido muy bien acogido, de acuerdo con los registros de dicha compañía, es el seguro domiciliario, que se asienta la cultura de protección individual y que permite que los asegurados cuenten con una protección de daños materiales en su hogar.

En Bolivia ya es posible también que, junto con los seguros domiciliarios que ofrecen diversas empresas aseguradoras queden protegidos los daños a terceros, a través de una responsabilidad civil familiar.

Asimismo, se incluye el respaldo ante accidentes personales que sufran las personas que estén bajo el amparo del cliente. Todos estos riesgos ya pueden estar incluidos en las pólizas de seguro domiciliario.

Seguros “a medida”

“En la actualidad, el mercado de seguros boliviano se va ajustando cada vez más a las necesidades y posibilidades particulares de personas y negocios de cualquier tamaño y se enfoca en las consecuencias de riesgos de afectaciones profundas al patrimonio individual o de grandes empresas e industrias”, destaca Andrés Kieffer.

Con el avance del mercado de seguros hoy las grandes compañías bolivianas cuentan con seguro de “todo riesgo de daños a la propiedad y pérdida de beneficios”. Estos productos concentran límites aptos para cada consumidor, además incluyen protección de maquinaria, de la materia prima y de producción.

“En los últimos años se han creado diversos productos hechos ‘a medida’ de nuevos públicos como la micro y pequeña empresa, negocios familiares, trabajadores independientes, gremiales, comerciantes e incluso emprendedores de áreas rurales del país”, sostiene Kieffer.

Seguro agrícola

También se han desarrollado productos que se convierten en un servicio denominado seguro agrícola, que es un tanto controversial en cuanto al control del riesgo como tal por la variabilidad en sus causas.

“El seguro agrícola ha resultado ser uno de los productos más innovadores dirigido a un segmento con grandes necesidades, que permite asegurar la producción ante riesgos ocasionados por fenómenos naturales como granizadas, heladas, sequías e inundaciones”, indica el experto.

Los eventos naturales pueden producir la pérdida de la cosecha y afectar gravemente la economía de los productores rurales y sus familias.

Management