Al 25 de marzo de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88503 Bs/euro: 7.75115 UFV: 2.29815 Peso Argentino/$us: 41.79270 Yen/$us: 109.97000 Real/$us: 3.90790 Oz.Troy Oro $us: 1,313.57000 Oz.Troy Plata $us: 15.44030

 

Teresa Lourdes Ardaya Pérez es candidata al Tribunal Supremo de Justicia por Santa Cruz. Durante casi 30 años estuvo ligada a la administración de justicia, desde jueza de Instrucción en lo Civil y Comercial hasta llegar a ser la única mujer en ejercer en dos ocasiones la Presidencia del Tribunal Departamental de Justicia.

En la recta final del proceso de socialización de perfiles y propuestas técnicas, la Dra. Ardaya, quien plantea que una nueva justicia es posible, y que la misma debe ser confiable, simplificada y eficaz, accedió a una entrevista con Money.com para hablar de los temas que hoy están en boca de todos.

 

 

Teresa Lourdes Ardaya Pérez

Ex presidenta del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz

 

Arranquemos con un tema que ha sido parte de la agenda en los últimos días ¿Qué opina del voto nulo?

El voto nulo es una de las opciones democráticas que tiene la población a la hora de sufragar. Nadie puede decidir por el votante. Si quiere votar nulo, lo puede hacer. Está en su derecho.

Lo importante es que el elector sea conciente de que las reglas del juego de esta elección ya están definidas. Y la regla en cuanto al voto nulo dice que no es válido, no suma, no cuenta.

Eso significa que aunque existan 99 votos nulos y un solo voto válido, ese único voto hará la diferencia y definirá a las nuevas autoridades judiciales.

Pero el voto nulo es un voto castigo al Gobierno ¿Considera que eso es así?

Es importante que la población entienda que este no es un plebiscito o un referéndum como el del 21 de febrero de 2016. Aquí se elegirá a las autoridades que administrarán justicia por los siguientes seis años. Pregunto yo ¿qué autoridades son las que quiere el pueblo que administren la justicia?

Sin embargo, se dice que todos los candidatos responden al partido de Gobierno.

No puedo hablar por los demás candidatos. Puedo hablar por mí. A lo largo de casi 30 años de carrera judicial, he logrado mantenerme alejada de los vaivenes de la política boliviana. Nunca he pertenecido a ningún partido político.

¿Pero existen presiones políticas?

Negarlas sería mentir. Siempre las hay, así como también las tienen los periodistas. Pero al igual que periodistas como usted, que mantienen su independencia y trabajan éticamente, también hay jueces que a lo largo de nuestra carrera no tranzamos ni con la corrupción ni con el tráfico de influencias.

¿Usted cree que una elección es la manera de elegir autoridades judiciales?

Bolivia es el único país del mundo donde se procede a una elección de este tipo. Las reglas del juego han sido definidas así. En otros países se designan a los jueces por sus méritos, su trayectoria y sus capacidades. Considero que esa sería la manera ideal de elegir autoridades.

¿Entonces por qué se prestó a ser candidata de un proceso que no le convence?

Porque en el presente la elección es el único mecanismo planteado con el que se cuenta para avanzar en pos de un cambio de la justicia, por una nueva justicia.

Las reglas del juego ya están planteadas, no cambiarán. Quien busque hacer una transformación primero tendrá que adaptarse a esta realidad. Por eso siempre digo que para cambiar la justicia hay que conocerla desde adentro.

En lo personal, ir por esta vía ha implicado tener que someterme a un proceso eleccionario cargado de restricciones, estigmas y contratiempos. Pese a ello he estado dispuesta a seguir, porque luego de casi 30 años de carrera judicial comprendo muy claramente que la crisis de nuestra justicia es una crisis de nuestra sociedad.

Sumado a ello, porque me creo capaz de ejercer tan alta función. Mi trayectoria demuestra que puedo mantenerme al margen de las presiones y vaivenes políticos y, además, tengo la certeza de que cumplo con las exigencias académicas y profesionales que el cargo amerita.

En lo que a mi corresponde, mi deseo es poder servir desde la esfera del Tribunal Supremo de Justicia en procura de una justicia que quizás por primera vez en la historia de Bolivia sea confiable, simplificada y eficaz.

 PERFIL

Teresa Lourdes Ardaya Pérez, abogada de profesión egresada de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno y con más de 30 años de carrera profesional; 28 de los cuales los dedicó a la administración de justicia. Desde jueza de Instrucción en lo Civil y Comercial, jueza de Partido Civil y Comercial; Vocal Sala Penal 1; Vocal Civil 2 y Vocal Civil 3, de las cuales fue su presidente. También fue Decana en Ejercicio de la Presidencia del Tribunal Departamental de Justicia y Presidente del Tribunal Departamental de Justicia d Santa Cruz. Actualmente es candidata a Magistrada del Tribunal Supremo de Justicia de Bolivia.

Asimismo se desempeñó como la primera mujer Presidente de la Asociación de Jueces y Magistrados de Santa Cruz; y Vicepresidente de la Asociación de Magistrados de Bolivia (Amabol). Finalmente, ha sido docente universitaria durante 9 años.

Formación profesional

En cuanto a su formación profesional, es graduada por excelencia en la Maestría en Derecho Penal y Procesal Penal por la Universidad de Valencia, España y es maestrante en Administración de Justicia por la Universidad San Francisco Xavier de Chuquisaca. Adicionalmente, tiene diplomados en Derecho Procesal Penal, Procesal Civil, Derecho Constitucional y Educación Superior.

Publicaciones

Cuenta con publicaciones de investigación en materia civil y Derecho Campesino.

Management