Al 26 de marzo de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88410 Bs/euro: 7.75930 UFV: 2.29821 Peso Argentino/$us: 42.05400 Yen/$us: 110.02000 Real/$us: 3.85110 Oz.Troy Oro $us: 1,322.18000 Oz.Troy Plata $us: 15.53880

La Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco) decide abanderar el crecimiento económico de Santa Cruz. En el mes del departamento, el gremio empresarial más importante del país, destaca los avances de la región oriental en el siglo XX y visualiza los retos del siglo XXI. Para seguir creciendo, plantea una fuerte apuesta por la innovación. Sólo incorporando biotecnología a los cultivos de soya se incrementaría el PIB nacional en 1%. La masificación de la energía, diversificación productiva, una educación emprendedora y la transformación digital son claves para crecer.

Según datos de la Cainco, en 1900 las tributaciones de Santa Cruz representaban el 7% del total nacional; en el censo del año 2012 se destacó que esta contribución subió al 42%. De igual manera en 1900 la participación de Santa Cruz en las exportaciones nacionales representaba el 2%, pero para 2012 estas llegaron al 26%. En este mismo periodo pasamos de 163 mil habitantes a 2,6 millones; del 59% de alfabetización al 97%, del 32% de la urbanización al 81%.

“Tenemos porque sentirnos orgullosos, pues en el siglo pasado, el siglo XX, dimos saltos muy importantes en lo económico y social, pasando a ser el departamento que aporta el 29% del PIB nacional, con importantes avances en alfabetización, población, aporte en la tributación nacional y en las exportaciones de Bolivia. En el Siglo XX Santa Cruz se convirtió en la tierra de oportunidades” afirmó el presidente de la Cainco, Jorge Arias.

Para encarar este nuevo siglo, el hombre fuerte de Cainco señaló que se debe encarar la segunda transformación económica de Santa Cruz, con la cual se seguirá aportando al desarrollo de la región, pero con una visión nacional. En ese sentido destacó que la clave de esta transformación será la innovación, a través de la cual desde esta institución se está trabajando en impulsar la diversificación de la economía, una educación de calidad y enfocada al talento emprendedor y una transformación digital.

Asimismo sugirió mayor voluntad al Gobierno para encaminar los proyectos de la Hidroeléctrica Rositas, Mutún y el Hub de Viru Viru con el objetivo de acelerar el crecimiento de la región.

Proyectos de impacto nacional

Pablo Mendieta, subgerente del Centro Boliviano de Estudios Económicos de Cainco, expresó que desde Santa Cruz podemos seguir brindando soluciones de impacto nacional. Tomó como ejemplo al complejo sucroalcoholero y al de granos que ya están dando pasos firmes en la producción de energía renovable, pues la diversificación está permitiendo la cogeneración de energía eléctrica, fertilizantes, etanol y biodiesel. Apuntó que en los próximos siete años estos proyectos impactarán en el PIB nacional con un 0,4%, en el PIB agrícola con un 2,3% y en el de la agroindustria con un 9,2%.

También se refirió a las inversiones que han desarrollado empresas sobre el Canal Tamengo de la Hidrovía Paraguay – Paraná, consolidando el sistema portuario boliviano para facilitar el acceso soberano al Atlántico. Esto posibilitará tener más competitividad a las empresas que realizan operaciones de comercio exterior, pues sus costos podrían reducirse aproximadamente en un 14%.

Tomando en cuenta la fuerte vocación agrícola de Santa Cruz, también se indicó que con el uso de biotecnología en los cultivos de soya, el rendimiento se incrementaría en 21%, con un impacto global en el PIB de 1% y el ingreso de divisas por aproximadamente $us 330 millones.

Desafíos de Santa Cruz

En lo que corresponde a educación, Mendieta apuntó que el desafío es aumentar la cantidad y la calidad de la educación, pues por ejemplo la población profesional entre 24 y 35 años de Santa Cruz solo llega al 35%, mientras que la de Bolivia está en el 40%, Estados Unidos en el 48% y Corea del Sur en el 70%. En plena era donde la economía del conocimiento es la que marca la diferencia entre los países desarrollados y aquellos que están en vías de desarrollo, es fundamental atender este tema.

En diversificación, si bien ya se están dando algunos avances, todavía la economía departamental es dependiente de la soya, pues representa el 63% de nuestra producción departamental.

En relación a la transformación digital, dijo que tenemos un gran desafío para que no solo seamos tomadores de tecnologías de la información y comunicación, sino que generemos más productos y servicios. “Para eso debemos trabajar en algunos aspectos básicos como el tema del ancho de banda y en el acceso a internet. Si bien en Santa Cruz el 40% de la población tiene acceso a internet, en países como Japón y Corea del Sur el 93% de sus habitantes acceden a esta red”, agregó.

Innovación para crecer

Patricia Hurtado, Gerente de Estudios de Cainco señaló que los países que no innovan tienen un crecimiento casi plano, mientras que aquellos que tiene un sistema de innovación tienen crecimientos exponenciales. En ese sentido estudios identifican que Bolivia está catalogado como un país que no está dentro de los estándares de innovación que impacten en el PIB.

Para revertir esta situación es que se creó Santa Cruz Innova, la agencia de innovación de CAINCO que a través de múltiples actividades tiene el objetivo de conectar a todos los actores del sistema innovador que genere crecimiento, es decir la empresa, el sector público y la academia. Entre los elementos que ya se están incorporando mencionó el Pacto por la Innovación una adhesión libre de las empresas que quieren fortalecer sus procesos de innovación, a través del uso de una herramienta gratuita de autodiagnóstico.

Asimismo, manifestó que se está gestionando un laboratorio de innovación, para que las empresas y los emprendedores puedan desarrollar los prototipos de productos y servicios innovadores que tengan un impacto positivo en la sociedad.

Industrias