Al 26 de marzo de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88410 Bs/euro: 7.75930 UFV: 2.29821 Peso Argentino/$us: 42.05400 Yen/$us: 110.02000 Real/$us: 3.85110 Oz.Troy Oro $us: 1,322.18000 Oz.Troy Plata $us: 15.53880

 

 Hilton Heredia García / Enviado especial>

A tres meses de iniciar operaciones en 2017, la Sociedad Agroindustrial Nutrioil S.A. propietaria de la mejor plataforma portuaria multimodal en el país, revoluciona el comercio exterior y se conecta al mundo a través de los puertos de la hidrovía Paraguay-Paraná. En este lapso de tiempo ya logró mover 400.000 toneladas y tiene prácticamente garantizado llegar al medio millón de toneladas hasta fin de año.

Además ha logrado sellar alianza estratégica con Puerto Fénix de Paraguay que tiene una de las mejores flotas de barcazas y con un tránsito fluvial importante; con puerto Calmadon en Montevideo (Uruguay) y los puertos argentinos de Avellaneda y Rosario.

Así lo reveló el gerente del Complejo Portuario Jennefer, Bismark Rosales Rojas al diario Money.com.bo.  La noticia impacta en los servicios logísticos, pues confirma que esta zona es primordial para Bolivia y la única salida soberana que tiene Bolivia hacia el Océano Atlántico.

En estos últimos tres meses la empresa logró exportar 6.000 toneladas de clínker de la empresa cementera Itacamba, cerró un contrato de cemento en bolsa, tienen dos contratos en puerta para carga proyecto y perfila en firme la carga en contenedores.

“Los puertos hub (los más grandes) donde se hacen los trasbordos comienzan a tomar este puerto y otros de la zona como destino, lo cual antes ni siquiera existía. Antes solo se hablaba de ruta destino a Arica u otro de Perú o Chile. Ahora si estamos en la mira de la región. En realidad se trata de un sistema portuario que involucra a los puertos Jennefer, Aguirre y Gravetal”, dijo.

Como Jennefer prevén llegar a 500.000 toneladas hasta diciembre y el 2018 estiman mover un millón de toneladas. La empresa comenzó a trabajar recién en junio.

“Estamos repuntando en cantidad de volúmenes. Otros puertos nos han comenzado a visualizar como una alternativa real porque contamos con una moderna infraestructura. La capacidad del puerto es cuantiosa, tenemos una plataforma que nos permite manejar carga en contenedores, a granel, sólidos y líquidos, etc. Otro interés de los grandes puertos es que manejamos carga proyecto, pues somos el único puerto con estas características”, agregó Rosales.

La plataforma también ofrece servicios de multimodalidad, es decir puede recibir carga por barcazas y transferirlas a ferrocarril, camiones y viceversa. A diferencia de otras estaciones Jennefer tiene un calado igual al sistema del canal Tamengo con un descargadero de operaciones que tiene un metro de profundidad y permite tener hasta 10 barcazas esperando en zona de amarre. Además posee hasta cinco barcazas cargando o descargando de manera simultánea.

Cabe recordar que en 2016, puerto Jennefer ya exportó 180.000 toneladas de harina de soya destinadas al mercado del Golfo, a la Comunidad Andina de Naciones y Europa. Ejecutivos del operador portuario Calmadon de Uruguay visitaron el 14 de diciembre de 2016 las instalaciones de Nutrioil y anticiparon que sellarán una alianza con los empresarios de Santa Cruz a objeto de facilitar el comercio exterior de Bolivia a través del puerto de Nueva Palmira.

Calmadon ha desarrollado grandes inversiones en infraestructura y equipos de alta tecnología en el Puerto de Nueva Palmira (entrada y de salida de la Hidrovía Paraguay-Paraná, que integra a los países de Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay) con el fin de garantizar a sus clientes procedimientos efectivos y seguros para el buque y la carga.

Danner Moscoso, encargado de negocios; Horacio Albin y Manuel Palacios, directores, y Matías Benvenuto, gerente de agencia Marítima de Calmadon, confirmaron que los precios para operar por ese puerto pueden ser menores hasta un 30% en comparación con los que ofrecen los puertos chilenos de Arica e Iquique y de Perú. Todo dependerá- advirtieron- de la carga y los volúmenes transportados, estimando además que las demoras proyectadas son de uno a dos días, mientras que por el oeste estas se estiman entre de 10 a 30 días.

Industrias