Al 17 de abril de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88598 Bs/euro: 7.74284 UFV: 2.29960 Peso Argentino/$us: 42.34550 Yen/$us: 112.01000 Real/$us: 3.90430 Oz.Troy Oro $us: 1,277.03000 Oz.Troy Plata $us: 15.00090

Hilton Heredia García/ Enviado especial>

Maneja un emporio empresarial. Un hombre del mundo financiero con alta visión integracionista y desarrollo. Así se define Carlos Gill Ramírez. Sencillo, suelto, amable, sincero y hasta bromista, el acaudalado hombre de negocios principalmente de Venezuela y Paraguay, reveló millonarias inversiones en Bolivia en los próximos cuatro años. La cifra asciende a $us 250 millones en diferentes sectores estratégicos y en el cual destaca la conversión del diario La Razón y una fuerte apuesta en logística.

Así lo afirmó Gill durante la presentación de su planta industrial de pinturas Montana en Asunción, Paraguay, oportunidad en la que estuvo acompañado de su hijo Carlos Rodolfo Gill Marquez e importantes ejecutivos de su Grupo. La gerencia basada en valores es su secreto del éxito.

La bienvenida a la planta Montana estuvo a cargo de Adriana Gonzáles, gerente general de Puras Pinturas de Paraguay. La introducción la hizo Esteban Szekely, CEO del Grupo Corimón y posteriormente Rubén Ramírez presentó a Gill.La apuesta se centra principalmente en su medio de comunicación La Razón, al que pretende modernizarlo y adecuarlo a los cambios tecnológicos (digital); logística (locomotoras); pinturas y sanitarios, ganadería (Fondo Ganadero). También acentuará servicios en el sector minero (Minera San Cristóbal y otros).

Con sede en Asunción, una ciudad con más de 600.000 habitantes que ofrece el perfil de una ciudad cosmopolita pero con escala humana, Gill mostró su fábrica de pinturas y anunció oficialmente que ha decidido seguir invirtiendo en Bolivia pues considera que el presidente Evo Morales y su equipo de ministros están haciendo bien las cosas en el área económica.

El conglomerado que maneja Gill, es líder en Latinoamérica con experiencia en industria química, en el sector logístico, en Banca, Seguros y comercio. Entre las empresas de renombre que maneja está Corimón, Firestone, Vencerámica, la Ferroviaria Oriental y Andina, el canal español Vme Tv, la revista Hola de Venezuela, el periódico venezolano El Nacional, el sistema y su arquitectura de los teleféricos de La Paz y El Alto, Tiendas Montana, etc.

Para tener una idea del Grupo Corimón, basta mencionar que la empresa tiene un capital abierto con más de 3.000 accionistas y es la primera compañía venezolana en cotizar en la Bolsa de Nueva York (90).

No por nada funge como presidente de la Junta Directiva de Corimón desde 1996. Y es que entre sus principales logros están las reestructuraciones del Banco Unión, Mercedes-Benz Venezuela, C.A, Corimón, C.A, Banco Capital, Banco Canarias de Venezuela y Bancentro Banco Comercial.

El acaudalado empresario ha liderado las fusiones o adquisiciones del Banco Hipotecario Oriental, Interbank Banco Universal y Miranda EAP; Banco Hipotecario Venezolano; Banco Canarias de Venezuela y La Margarita EAP; General de Seguros; Seguros Bancentro, Los Andes, Sofitasa; Nuevo Mundo Banco Comercial.

Sobre el portafolio de inversiones en Bolivia refirió que en su empresa periodística La Razón e Información Extra que representan activos por $us 34,3 millones y una facturación de 15,9 millones y 315 trabajadores, invertirá ingentes recursos con el objetivo de que sea líder en el país. Es más piensa construir un moderno edificio en Santa Cruz.

Indicó que dará un impulso tecnológico acorde a los avances en el mundo digital. Los argumentos sobran, el papel sigue bajando y se busca fortalecer la web, video y redes sociales.

Otra de sus empresas en expansión es Montana que tiene franquicia en Bolivia con el empresario Fernando Tuma. Tiene tiendas en El Alto, La Paz y Santa Cruz y en el corto plazo estima abrir dos tiendas más en la capital cruceña, además de Cochabamba y Chuquisaca.

 

El proyecto del teleférico es otro orgullo para Gill y en el que también tiene importante participación.

“Nosotros no tenemos ningún contrato directo con el Estado, somos subcontratistas”, dijo.

El ejecutivo agrega que potenciará también sus empresas del sector ferroviario, FO y Andina en el que tiene acciones.

“Estoy concentrado en ser empresario. En la Ferroviaria Oriental tengo importante participación y tengo el control”, complementó.

Tren bioceánico

Consultado sobre el proyecto del tren bioceánico dijo que es una excelente idea encarada por el Gobierno boliviano y que integrará realmente a los países de Argentina, Perú, Brasil, Chile, Bolivia y Paraguay (más detalles en el semanario Santa Cruz Económico).

Un próspero empresario

Carlos Enrique Gill Ramírez nació el 23 de julio de 1956, es un empresario latinoamericano de Paraguay  ha realizado inversiones en América Latina en los sectores financiero, industrial, de la construcción, logística, transporte, comunicaciones y comercio.

Realizó sus estudios primarios (1962-1968) y secundarios (1968-1973) en el Colegio Don Bosco de Altamira en Caracas.

Estudió Odontología en la Universidad Central de Venezuela, casa de estudios autónoma que ha protagonizado el quehacer académico de la nación, de sus aulas han egresado más de 150.000 profesionales que contribuyen al desarrollo.

Desde 1996 Gill preside la Junta Directiva de Corimón. Además del sector industrial, ha acumulado éxitos en los sectores Automotriz, Financiero, Seguros, Hotelero, Salud, Comunicaciones y Comercial.

Sobre la base de los éxitos acumulados y la experiencia adquirida, ha dictado charlas y conferencias en temas vinculados a la reestructuración de empresas en España, Chile, Paraguay y Venezuela.

Además es Cónsul Honorario de su país natal (Paraguay) y en Venezuela.

Industrias