El nuevo vehículo que fabricará VW en su planta de Puebla, explicó, está catalogado como un SUV compacto, estará desarrollado sobre la plataforma MQB y se situará por debajo del Tiguan.

“Se trata de un producto que forma parte del plan para 2020 en el que el fabricante completará la renovación completa de su gama de modelos con 19 nuevos vehículos”.

El directivo no precisó el monto de la inversión, capacidad de producción o fecha de arranque del ensamble. Con este producto Volkswagen planea mantener los resultados positivos en cuanto a ganancias y beneficios globales que registró en 2017 con 80 billones de euros.