Al 22 de febrero de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88230 Bs/euro: 7.77513 UFV: 2.29575  Peso Argentino/$us: 39.52780 Yen/$us: 110.71000 Real/$us: 3.75910 Oz.Troy Oro $us: 1,325.97000 Oz.Troy Plata $us: 15.84950

 

  

Hilton Heredia G./ Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.>

El incremento de las tarifas del gas natural en un 48% causa roces entre el Gobierno y el empresariado nacional. Los precios que pagan las industrias es de $us 1,70 por millar de pies cúbicos; sin embargo, a partir de este mes la tarifa será de $us 2,50. La medida molesta a los privados que piden anular la resolución. Mientras tanto, el Gobierno asegura que la norma no es lineal para las 1.092 compañías de la categoría industrial sino que afectará solo a nueve empresas. Empero, ambos se abren al diálogo.

 

Tras la ola de reacciones del empresariado nacional, el ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez, salió al paso de las declaraciones y aclaró que la resolución administrativa emitida por la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) no es lineal para todas las empresas, sino que establece  cuatro segmentos de acuerdo al consumo, en ese sentido la disminución de la subvención de gas industrial en 48% sólo se aplicará a nueve empresas de las 1.092 que tienen la categoría de industrial.

 

La resolución administrativa RAR-ANH-ULGR No. 0331/2017 emitida por la ANH aprueba la nueva escala de precios de gas natural, la misma que no fue modificada en los últimos 20 años.

 

Según el ministro del área, en la categoría industrial se tiene registrados 1.092 empresas en todo el país, en ese marco, la segmentación de acuerdo al nivel de consumo sería de varios segmentos.

 

En el segmento A, se encuentran 220 empresas que tienen un consumo de hasta 20.000 pies cúbicos al mes (MPC/mes), aquí se tendrá un precio de $us 1,86  MPC, por lo que este segmento experimentará un incremento máximo de 9%.

 

En el segmento B, se tiene a 831 empresas, las que tienen un consumo de hasta 10.000 MPC/mes, donde el precio será de $us 2,10 MPC, por lo que este segmento tendrá un aumento máximo de 23%.

 

En el segmento C, son 32 empresas las  que tienen un consumo de hasta 30.000 MPC/mes, por lo que tendrá un precio de $us 2,38 MPC, por lo que este segmento experimentará un incremento máximo de 40 %.

 

En el segmento D, se encuentran sólo nueve empresas, que tienen un consumo de más de 30.000 MPC/mes, ellos tendrán un precio de $us 2,51 MPC, por lo que este segmento tendrá un incremento máximo de 48%.

 

En 11 años se avanzó en el proceso de universalización de gas domiciliario en todo el país. “Ahora nos toca avanzar en las poblaciones alejadas y dispersas, las cuales tienen un costo más alto. En el marco, de la política de la redistribución de la riqueza es que se disminuyó la subvención al sector industrial de acuerdo a su capacidad de consumo, para que las familias más pobres también se beneficien con el servicio básico de acceso al gas”, expresó Sánchez.

 

Asimismo, la autoridad informó que se convocará la próxima semana a la Cámara Nacional de Industria y la Confederacion de Empresarios Privados de Bolivia para explicarles sobre la disminución del subsidio y la visualización del sector de hidrocarburos.

 

CEPB alerta serios riesgos

 

El presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Ronald Nostas alertó serios riesgos económicos para las industrias en caso de que se persista con el ‘tarifazo’. 

 

En un comunicado el sector expresó su alarma y preocupación ante un ‘nuevo atentado’ contra la industria nacional, concretado esta vez en la decisión de la Agencia Nacional de Hidrocarburos de aplicar un incremento al precio del gas natural, que precisan muchas de las industrias bolivianas para su funcionamiento.

 

Los privados señalan que dicha decisión inconsulta, se suma a una serie de medidas irracionales en los ámbitos laborales, impositivos y de sobrefiscalización, que se están imponiendo desde diversas instancias del Gobierno, y que ponen en riesgo la viabilidad económica de las pocas industrias que aun contribuyen al desarrollo del país.

 

“La situación es más grave aún, en momentos en que la economía boliviana se encuentra en un proceso de desaceleración, y ante la preocupante evidencia que el Gobierno no ha desarrollado políticas efectivas para erradicar el contrabando, crear condiciones mínimas para atraer inversiones y sobre todo proteger la producción nacional”, indica el comunicado.

 

Hacen notar que es una lamentable contradicción el ‘tarifazo’ toda vez que, el propio Estado ha determinado que este bien se destine prioritariamente al mercado interno, del que el sector industrial es uno de los principales consumidores.

 

Alertan sobre serias consecuencias en la contracción del empleo, el incremento de la informalidad y el aumento del contrabando.

 

También demandan a las autoridades, la racionalidad y la responsabilidad necesarias para detener esta presión insostenible que el Gobierno ejerce sobre los sectores productivos, y que los puede arrastrar a procesos de descomposición e inestabilidad que ya se perciben en la falta de inversión, el déficit comercial y el incremento del desempleo.

 

Agrega que llevarán adelante todas las gestiones que sean necesarias para que esta medida sea revertida, pero sobre todo para que se detengan las decisiones políticas que atentan contra la economía del país, de las empresas y de todos los ciudadanos. 

 

Cadex pide revertir la disposición

La Cámara de Exportadores, Logística y Promoción de Inversiones de Santa Cruz (Cadex) a través de su presidente Oswaldo Barriga, exteriorizó su preocupación por la disposición e indicó que el aumento de precios del energético se traducirá en pérdida de competitividad inmediata para la industria manufacturera nacional, tanto en el mercado local como en los mercados internacionales, dado que la energía representa entre el 25 y 30% del costo del conjunto de insumos que requiere la producción.

 

Según datos del sector, la industria manufacturera nacional constituye el 51% del consumo de gas natural en el mercado interno, donde el sector de la construcción, la industria de cemento, agroindustria, agropecuaria y al sector alimentos demandan casi el 80% de la demanda de gas en el país.

 

Los exportadores solicitaron al presidente Evo Morales, al vicepresidente, al Ministerio de Desarrollo Productivo y al Ministerio de Hidrocarburos que anule la resolución.

 

Mesas de diálogo

Jorge Arias Lazcano, presidente de la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco), manifestó que luego de una reunión con el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, el presidente de YPFB, Óscar Barriga y el director de la Agencia Nacional de Hidrocarburos, Gary Medrano, se definió trabajar en comisiones para hacer un planteamiento que minimice el impacto de este incremento en la tarifa de gas natural.


“El ministro de hidrocarburos nos ha recibido, junto al presidente de YPFB y el director ejecutivo de la ANH, que es la institución que sacó esta medida de incremento. Se le manifestó la imposibilidad de poder atender este incremento. Se les planteó la revisión de la medida y a raíz de ello se están formando comisiones para hacer un planteamiento de disminución del porcentaje de lo establecido y una gradualidad en su aplicación”, explicó.


El martes de la próxima semana se prevé una reunión a nivel técnico y el miércoles un encuentro con las mismas autoridades gubernamentales, para tratar de tomar una definición que incorpore la crítica situación que está experimentando el sector industrial en esos momentos.


Arias reiteró que la resolución de la ANH es una medida que el sector industrial no está en condiciones de afrontar. Señaló que actualmente el gas significa el 25% de la estructura de costos de las industrias, pero con la medida se pasaría al 40%. Argumentó que en momentos en que los mercados están deprimidos, y los precios de nuestros productos de exportación a la baja. 

 

En la reunión se conversó de otros temas que tienen que ver con la competitividad de las empresas para que el Gobierno pueda atender al sector industrial en su conjunto y permitir que las empresas sigan operando.

Industrias