Al 20 de marzo de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88082 Bs/euro: 7.78820 UFV: 2.29785 Peso Argentino/$us: 40.52560 Yen/$us: 111.40000 Real/$us: 3.79080 Oz.Troy Oro $us: 1,306.80000 Oz.Troy Plata $us: 15.37290

 
 
Tras el fracaso de las operaciones con la empresa de la India, Jindal, este martes el presidente Evo Morales inauguró otra vez las obras para la construcción de la planta siderúrgica de Mutún, que estará a cargo de la empresa china Sinosteel, con una inversión de más de 546 millones de dólares, que serán financiados con un crédito directo otorgado por Eximbank y una contraparte del Tesoro General del Estado. Empero, uno de los temas que preocupa es la provisión de gas natural para el proyecto, según los analistas.


"Es una gran alegría iniciar la industria del hierro acá en Puerto Suárez, como decía nuestro presidente de la Confederación de Empresarios Privados, tantos intentos, proyectos rechazados, sin embargo llegó la hora que ahora Puerto Suárez tenga su propia industria de hierro", dijo en un acto público matizado por algarabía de cientos de pobladores de esa región.

Según información oficial, esa planta se construirá en cinco fases, durante 42 meses, y tendrá la capacidad de producir de forma inicial 194.000 toneladas de barras de construcción de hierro, corrugado y liso, que será distribuido para abastecer a más del 50% de la demanda del mercado interno.

Morales detalló que del total de la inversión 474 millones de dólares están destinados para la construcción del complejo y 80 millones para la puesta en marcha de ese proyecto, agregó que el 85% corresponde al crédito otorgado por la financiadora externa y el 15% por el Estado.

El Presidente resumió que los alcances de la implementación de ese proyecto, por parte de la empresa china, contempla el diseño final hasta el montaje de la planta; "la empresa tiene que entregar con puesta en marcha y operación durante un año".

Explicó que esa empresa durante su año de operación tendrá que capacitar a personal boliviano de la Empresa Siderúrgica de El Mutún, para que pueda operar y administrar la planta siderúrgica.

Morales destacó que esa planta utilizará tecnología limpia para el cuidado del medio ambiente y la Madre Tierra, con el uso de gas natural en lugar de carbón.

El mandatario detalló también que ese complejo comprenderá el emplazamiento de una planta de concentración, dique de colas, peletización, emisión directa de gas natural, planta de aceración compuesto por hornos de fusión refinación y máquinas de colada continua y de laminación.

Resaltó que esa planta generará su propia energía mediante una generadora termoeléctrica.

Por su parte, el embajador de China, Liang Yu, considera que la construcción de esa planta es parte de una serie de acciones comunes entre Bolivia y su país, para potenciar la industrialización en el país.

"No solo podrá satisfacer su propia demanda, sino podrá exportar los productos de acero con el sello de Hecho en Bolivia a los mercados de los países de la región", agregó.

 El presidente de la Confederación de Empresarios Privados, Ronald Nostas, destacó las gestiones del actual Gobierno por el efecto multiplicador que implica la construcción de esa planta, que en la etapa de obra generará 4.500 empleos (1.500 directos y 3.000 indirectos) y en etapa de operación 1.800 empleos (600 directos y 1.200 indirectos).

"Es en el gobierno actual del presidente Evo Morales que se dan los pasos definitivos para concretarlos para el sector privado, la puesta en marcha de esta planta es fundamental, porque tendrá la capacidad de fortalecer el 50% de la demanda nacional", destacó Nostas.
 
Producción
 
El presidente de la Empresa Siderúrgica Mutún (ESM), Jesús Lara, anunció que la nueva planta que será construida por la empresa china Sinosteel tendrá la capacidad de producir hasta 1 millón de toneladas de acero, desde la tercera fase de ese proyecto.

"En una primera etapa se prevé la fabricación de 194.000 toneladas de acero de construcción al año, luego de ellos tenemos planificado ampliar a una segunda etapa con una capacidad de 450.000 toneladas, en una tercera etapa de siderurgia completa con una capacidad 1 millón de toneladas de aceros especiales y de construcción", informó.

Lara detalló que el objetivo es que Bolivia tenga una industria consolidada, con capacidad de abastecer por completo la demanda del mercado interno y exportar acero de primera calidad a mercados de la región.

Hidrocarburos