Al 10 de diciembre de 2018: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.87619 Bs/euro: 7.82935 UFV: 2.28887 Peso Argentino/$us: 37.38490 Yen/$us: 112.63000 Real/$us: 3.90790 Oz.Troy Oro $us: 1,249.98000 Oz.Troy Plata $us: 14.64150

Hilton Heredia García/ Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.>

Mientras Argentina adquiere escala y eficiencia con su megayacimiento de gas Vaca Muerta, pone fin a una época larga de importaciones de gas y alista exportaciones del energético por barco a otros países, Bolivia comienza a sufrir en su producción y ha reducido los volúmenes de exportación de gas natural a Brasil y Argentina. La situación es preocupante, así lo revela el secretario de Minas, Energía e Hidrocarburos de la Gobernación de Santa Cruz, Herland Soliz.

¿Cuál es su lectura sobre las exportaciones de gas y el consumo interno?

Las exportaciones de gas y el consumo interno son dos escenarios diferentes, el consumo de gas interno desde el 2009 ha ido incrementando un promedio 0,65 MMm3/d por año, este 2018 el país tuvo el consumo interno de gas más alto de su historia (13,3 MMm3/d) esto no es del todo conveniente para los ingresos del país, ya que existe una especie de subvención para los grandes consumidores internos de gas, que son las plantas de YPFB. Por ejemplo, el precio del gas consumido en la planta de Urea y Amoniaco es el más bajo del mercado, además los ingresos que generan estas plantas son para uso único y exclusivo de YPFB, quizás con altos precios y grandes volúmenes de exportación estábamos en condiciones de manejar el comercio interno de gas de esta manera, pero el país hoy ingresa a una realidad muy distinta donde se tendrá que analizar la viabilidad de continuar subvencionando a las plantas de YPFB.

El escenario de las exportaciones de gas en el país, es el resultado de no haber gestionado nuevos mercados en los últimos 12 años, Los dos únicos mercados de exportación que tenemos generan el 85 % de los ingresos del país por materia de hidrocarburos, en la actualidad tanto Brasil como Argentina tienen un panorama similar, ambos han descubierto y desarrollado nuevas reservas, a corto y mediano plazo no van a requerir del gas boliviano, lo que nos coloca en una situación muy delicada, Si tomamos en cuenta que la dependencia del país por los hidrocarburos ha crecido abismalmente desde el 2006, actualmente la economía boliviana está totalmente sujeta a la exportación de gas natural al Brasil y a la Argentina.

¿Cuánto han bajado las exportaciones durante el último mes?

En noviembre con relación a octubre, se ha reducido los volúmenes enviados al Brasil y Argentina 32% y 25% respectivamente; sin embargo, la situación se agrava cuando revisamos los contratos de exportación firmados con ambos países, donde nos indica que mínimamente se tendría que estar enviando 17,2 MMm3/d a Argentina y 24 MMm3/d al Brasil.

¿Qué proyecciones tiene hasta fin de año sobre la comercialización de gas a mercados externos?

El contexto actual de los mercados de gas de Brasil y Argentina no son prometedores para el gas boliviano, por el lado de Argentina si bien existe un contrato que se debe cumplir todo parece indicar que renegociarán estos volúmenes. Recientemente el ministro Sánchez ha indicado que en periodo de verano se entregará 10 MMm3/d, cuando el actual contrato establece casi 20 millones, esta reducción solo favorece a Bolivia en caso que no tuviéramos las reservas para cumplir con estos volúmenes; sin embargo, de acuerdo al último “Estudio de reservas” realizado por YPFB, si tenemos el gas para cumplir con estos volúmenes, esto genera una seria de interrogantes y contradicciones que el Gobierno Central debe responder.

Para el caso de Brasil el contrato finaliza en junio del 2019 a partir de esa fecha entra en vigencia la cláusula Make up Gas, donde Bolivia deberá enviar toda el Gas ya pagado y requerido por parte de Brasil.

Por otro lado, el megacampo Vaca Muerta de Argentina ya inició exportaciones de gas a Chile. ¿Cuál es su opinión sobre el tema?

En el periodo de los 80, Argentina fue exportador de gas lo que cambió para inicios del siglo XX, son ciclos que tienen los países cuando gozan de descubrimientos de reservas que le generan excedentes después de abastecer su mercado interno. Argentina está ingresando a un periodo de exportador, por lo que dejará de ser un potencial cliente para Bolivia, para convertirse en un competidor en la venta de gas, esto no será inmediato, primero debe desarrollar la logística adecuada para transportar el gas que produce Vaca Muerta hacia el norte argentino, ello es cuestión de tiempo.

Como ve el escenario energético con Brasil tomando en cuenta que hay un nuevo gobierno de ultraderecha?

Brasil desde el 2015 ha tenido una reforma energética, donde se ha liberado el comercio de hidrocarburos hacia el sector privado, YPFB deberá negociar con empresas privadas, diferente a lo ocurrido en 1996-1999 donde la negociación fue YPFB-Petrobras, además ya no podemos pensar en contratos a largo plazo con volúmenes en firme, serán diversos contratos a corto plazo donde YPFB deberá tener la capacidad constante de competir con privados de todo el mundo, que ofertan gas al Brasil, por tanto el que sea de derecha o izquierda bajo este contexto queda en un segundo plano, las diferencias de gobierno son visibles y si afectarán en las tarifas de transporte para la venta del gas boliviano en el país amazónico, lo que dificultará la competencia del gas boliviano con los diversos actores privados.

¿Cuál es la realidad en las demandas del pago de regalías por parte de las alcaldías y cómo se pretende dar solución al asunto?

La Constitución Política del Estado establece que las regalías son Departamentales, fue una decisión del Gobernador mediante la Ley Departamental N°13, asignar recursos a los municipios para sus proyectos, después de pagar los planes de inversión que tiene la Gobernación de Santa Cruz en todo el departamento.

El 2015 los ingresos por regalías disminuyeron más del 50%, por ello se dejó de asignar recursos por regalías a los municipios que además reciben más ingresos por coparticipación tributaria, un beneficio del que no goza la Gobernación.

Por este motivo la Gobernación ha asignado recursos por Regalías a los municipios solo hasta el 2015 y se firmó un convenio con AMDECRUZ en el que se establece que la asignación de recursos por regalías a partir del 2015 debe estar supeditada al nuevo pacto fiscal.

Se pidió a los municipios hacer una propuesta del pacto fiscal, que no lo han hecho hasta el momento, entonces no se trata de buscar conflictos donde no lo hay, sino más bien soluciones a una profunda crisis económica que viven actualmente las Gobernaciones y Municipios, esa es nuestra posición.

 

Hidrocarburos