Al 25 de marzo de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88503 Bs/euro: 7.75115 UFV: 2.29815 Peso Argentino/$us: 41.79270 Yen/$us: 109.97000 Real/$us: 3.90790 Oz.Troy Oro $us: 1,313.57000 Oz.Troy Plata $us: 15.44030

 

Analistas, empresarios y un director de YPFB sugieren al Poder Ejecutivo dar un giro en su política y cuidar la salud financiera de la corporación, consolidar mercados, acelerar la exploración y certificar reservas. El Gobierno ve seguridad.

 

Hilton Heredia G.

 

A más de once años de la nacionalización, la ‘gallina de los huevos de oro’ de Bolivia, la estatal petrolera YPFB está bajo la lupa de los bolivianos pese a la bonanza que generó en este tiempo de más de $us 33.500 millones. Víctima de escándalos de corrupción la empresa no logra consolidarse. Prueba de ello es que, entre 2006 y 2017, se cambiaron ocho presidentes y ahora apunta a una nueva reingeniería y cambio de  estatutos. Lo que más llama la atención es que en toda la gestión del MAS, la compañía no tuvo un solo presidente titular sino solamente interinos.

 

Ante esa situación, analistas, directores y empresarios sugieren al Gobierno dar un giro en su política a la estatal petrolera. Empero, el Poder Ejecutivo busca centralizar más su accionar en YPFB pues está decidido incluso a que el ministro de Hidrocarburos sea quien asuma el directorio de la institución, según un proyecto de ley que radica en la Asamblea Legislativa y que además da un plazo de dos meses para que el directorio de YPFB elabore y apruebe nuevos estatutos.

 

El director de YPFB por la Gobernación de Santa Cruz, Víctor Hugo Áñez reveló al diario digital especializado en Economía, Money, que a más de un mes y medio de la posesión del nuevo titular de la estatal, Javier Barriga, hasta la  fecha el Directorio no conoce oficialmente el plan de reingeniería que se va a aplicar en la corporación.


“La información recibida por el Directorio se resume en que están realizando una auditoría a los RR.HH para tomar otras decisiones con relación al personal. Nuestra posición ha sido que debe existir una reforma en función a un análisis técnico de las labores que realiza el personal, pero principalmente debe pasar por una Institucionalización de los cargos, desde el presidente ejecutivo hasta el último nivel de los servidores que tiene la empresa”, explicó el director.


Con relación a las modificaciones en el estatuto de YPFB, sostiene que el Gobierno está modificando el artículo 22 de la ley 3058 para cambiar el Estatuto, donde el presidente del Directorio será el ministro o en su defecto un representante de él. Esto tampoco es de conocimiento oficial del Directorio pese al constante reclamo. En este punto creen que esa no es la decisión más saludable puesto que el ministro de Hidrocarburos pasará a ser juez y parte en este tema, considerando la naturaleza de la estatal petrolera.


“En el fondo se necesita redireccionar YPFB a través de una planificación, transparencia de la información, institucionalización de los cargos y transmitir credibilidad hacia los mercados internos y externos certificando nuestras reservas”, argumentó Áñez.

 

Analistas temen por la salud financiera

 

Álvaro Ríos, exministro de Hidrocarburos y actualmente analista energético, sugirió que YPFB dé prioridad a su salud financiera, económica y también su reputación e imagen para tener credibilidad ante el pueblo boliviano, inversionistas, clientes y contratistas. “Creo que este es un paso fundamental que pasa por la reingeniería que ellos comentan”, dijo.

 

El segundo punto que refiere es llevar al mercado y a capacidad plena los productos de la planta de urea, de la planta de GLP y de la planta de GNL y que estas generen ingresos por exportaciones, principalmente. Un tercer componente es el tema de la exploración que por ahora con las nuevas actividades de las privadas como Repsol, YPF, Shell está un poco mejor.

 

“Lo anterior es fundamental de cara a la cuarta priorización que es cómo encarar la estrategia de negociación y contratos después del 2019/2020 con Brasil y Argentina teniendo en cuenta los cambios en esos mercados”, agregó Ríos.

 

La quinta priorización es la certificación de reservas para saber que se tiene para negociar y para planificar, aspecto que es compartido por el consultor energético Boris Gómez.

 

Consultado sobre la situación de que el ministro sea el presidente de la empresa dijo que es solo para tener una línea política y de decisiones en la corporación. Es decir, que no se demoren decisiones que antes tenían confrontaciones entre ambos.

 

“Lo que recomendamos que no debe hacerse por ahora es la planta de polipropileno hasta que se cuente con mercados asegurados de gas natural de largo plazo y se tengan las suficientes reservas de gas y se resuelvan otros problemas técnicos como el agua. Es un proyecto demasiado complejo y costoso para las arcas del Estado”, complementó el analista Ríos.

 

Cambios a la Ley de Hidrocarburos

 

Al respecto, Iver von Borries, abogado experto en Derecho de Empresas e Hidrocarburos y socio de la firma Wayar y von Borries, señala que en la actualidad hay un desfase cronológico en la normativa. Argumenta que la Constitución Política del Estado data de febrero de 2009 y que la Ley de Hidrocarburos vigente data de 2005, por lo cual advirtió que puede haber vicios de contratos.

“Hace falta una nueva norma en materia de hidrocarburos que sea constitucional en primer instancia y segundo que sea atractiva para el sector privado para que venga a Bolivia, invierta con seguridad jurídica sobre todo en el área de exploración, porque es esto lo que nos permitirá a la postre poder incrementar nuestras reservas de hidrocarburos que tanta falta nos hace”, dijo.

Consultado sobre el hecho de que el ministro vaya a ser cabeza del directorio de YPFB dijo: “No es lo más adecuado. Si realmente queremos mantener la independencia de estas dos entidades y dentro de la cual una ya se encuentra supeditada a la otra, resulta innecesario”.

Considera que hasta el momento el Gobierno no ha logrado otorgar las garantías necesarias para que los privados vengan a invertir en la medida que Bolivia necesita. “Lo que debemos ofrecer a los nuevos actores (no los antiguos que ya existen) es seguridad jurídica. Básicamente las nuevas empresas necesitan incentivos económicos y tributarios, se busca una tasa de retorno de sus inversiones de manera atractiva y rápida. Otra idea es dar alternativas a la consulta pública, crear centros tecnológicos, etc”.

 

El Gobierno ve seguridad

El ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, asegura que “las empresas que llegan al país a invertir tienen cuatro elementos importantes: seguridad jurídica, seguridad fiscal, alta prospectividad y buenos mercados. Una coincidencia total en el VII Congreso de gas y petróleo celebrado en Santa Cruz, es que Bolivia cumple estas condiciones y eso nos abre paso a las inversiones”.

Sánchez, afirmó que las modificaciones a la normativa permitirá que el Directorio de Yacimientos deje de ser sólo de la casa matriz, convirtiéndose en un gobierno corporativo, incluidas las filiales y diez subsidiarias para independizarla "de la injerencia de la parte ejecutiva", que define políticas, realiza el seguimiento de los proyectos y también los ejecuta.

Asimismo, restó importancia a las observaciones de analistas y empresarios y dijo que su Ministerio seguirá con la tuición de YPFB.

En la oportunidad, el hombre fuerte del área energética de Bolivia calificó de exitoso el VII Congreso realizado por YPFB Corporación. “El congreso ha sido un éxito, por muchas razones, una por el aporte de los expertos que han expuesto y mostrado la realidad que se vive en el mundo hidrocarburífero y las oportunidades que hay en la región; la segunda, por los convenios suscritos en el marco del Congreso que abren nuevos mercados y habilitan nuevas inversiones que nos permitirán incrementar reservas, producción y nuevos ingresos para el país”, dijo.

Cambio de ocho presidentes

Desde la nacionalización de la estatal petrolera, en mayo de 2006, la corporación no tuvo un solo presidente titular, sino ocho interinos: Jorge Alvarado, Juan Carlos Ortiz, Manuel Morales Olivera, Guillermo Aruquipa, Santos Ramírez, Carlos Villegas y Guillermo Achá. El octavo, Javier Barriga, se estrenó hace un mes y medio.

 

 

  • Los últimos acuerdos suscritos por la estatal

 

  • El ministro Sánchez firmó con el ministro de Industria y Comercio de Paraguay, Gustavo Leite, un Memorándum de Entendimiento que tiene por objeto generar y promover sinergias estratégicas entre las partes, para profundizar el análisis de la factibilidad técnica y económica para la venta de Gas Natural con destino al mercado paraguayo y la construcción de un gasoducto entre el Estado Plurinacional de Bolivia y la República de Paraguay.

 

  • La estatal petrolera YPFB firmó con YPF Argentina la ratificación del contrato de servicios petroleros para el área Charagua, que en los próximos días se hará efectiva con nuevas inversiones en el país. Según el ministro Sánchez, YPF va a invertir más de $us 1.200 millones en Charagua del departamento de Santa Cruz, que tiene potencial de 2,7 trillones de pies cúbicos (TCF´s).

 

  • Se firmó la Vigencia del contrato de servicios petroleros para el área Itacaray y Aguaragüe Centro entre YPFB Chaco y YPFB. Entre Charagua, y estas dos áreas se estiman más de 4,2 TCF´s de recursos posibles y una inversión de $us 1.600 millones en los próximos años.

 

  • También se firmaron convenios de estudio para la evaluación del potencial hidrocarburífero del área Río Salado, con Shell, por un lado, y Pluspetrol, por otro.

 

  • También se suscribió con Petróleos Paraguayos (Petropar) un Memorándum de Entendimiento que establece el marco general de cooperación para la comercialización de GLP, construcción y operación de una planta de engarrafado y la construcción de redes de gas natural en el país vecino.

 

  • Con la rusa Gazprom, se firmó un Acuerdo de Intenciones para el bloque Vitacua y la Ceiba, que pretende establecer los mecanismos y condiciones para realizar todas las gestiones necesarias, que permitan gestionar la autorización y aprobaciones correspondientes para suscribir el contrato de Servicios Petroleros para exploración y explotación sobre las áreas mencionadas.

 

  • Con Pluspetrol también se firmó un Convenio de Confidencialidad con el fin de compartir información relevante de las cuencas de Madre de Dios, Ucayali y Subandina en Perú y de las cuencas Madre de Dios y Subandina en Bolivia. Pluspetrol es la empresa peruana más importante de hidrocarburos, ellos operan el campo de Camisea que pertenece a la misma estructura de la cuenca Madre de Dios del lado boliviano.

 

  • Asimismo, se firmó con la compañía Mato-Grossense de Gas (MT-Gas) un Memorándum de Entendimiento que delinee el marco general para el establecimiento de una sociedad entre YPFB y MT-Gas para la comercialización de gas natural en el Estado de Mato Grosso.

 

  • Con Refinor se firmó un Memorándum de Entendimiento para la venta de gas natural y Gas Licuado de Petróleo (GLP) que establece un marco general para el intercambio y cooperación en materia de comercialización de Gas Natural y Gas Licuado de Petróleo por parte de YPFB a Refinor. Refinor tiene un interés de compra de 3 millones de metros cúbicos día de gas (MMm3/d).

 

 

 

Hidrocarburos