Al 25 de marzo de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88503 Bs/euro: 7.75115 UFV: 2.29815 Peso Argentino/$us: 41.79270 Yen/$us: 109.97000 Real/$us: 3.90790 Oz.Troy Oro $us: 1,313.57000 Oz.Troy Plata $us: 15.44030

Histórico. Bolivia se inserta en el comercio marítimo mundial. El primer puerto privado multimodal Jennefer perteneciente al Complejo Agroindustrial Nutrioil S.A, de capitales 100% privados, se convierte en la única infraestructura nacional autorizada para realizar operaciones portuarias en el ámbito internacional (Hidrovía Paraguay-Paraná). Las inversiones son millonarias.

Hace dos semanas, el Estado Plurinacional de Bolivia a través del Ministerio de Defensa y de la Dirección General de Intereses Marítimos Fluviales, Lacustres y Marina Mercante, emitió un certificado de registro ‘Puerto Internacional Mixto’ con matrícula PMI-UPVN-001 con el cual Puerto Jennefer está facultado para realizar cualquier tipo de operación internacional, según un documento emitido por el Jefe de la Unidad de Puertos y Vías Navegables, Carlos Alberto Debreczeni Thomas.

La otorgación de la matrícula causa algarabía en los trabajadores del Complejo Agroindustrial. Las proyecciones son interesantes. En dicha infraestructura se podrían generar más de 1.000 empleos hasta el 2020 y hasta el 2025 más de 3.000 trabajadores y decenas de microempresas. Los empresarios y agroindustriales también están felices, pues a partir de octubre sus costos podrán reducirse hasta un 15%.

Bismarck Rosales,  ejecutivo de la empresa, asegura que la certificación se ha convertido en el mejor regalo para Santa Cruz y con ello se abre una ventana hacia el mundo.

“Hasta hace poco cuando uno tenía una carga en cualquier puerto asiático, europeo o la costa oeste americana, no había rutas con destino a Bolivia, teníamos que llegar a un puerto vecino del Atlántico y del Pacífico. Esto nos daba un costo grande que nos dejaba afuera del mercado internacional”, dijo.

En ese sentido, Jennefer mejorará los costos logísticos y tiempos. Santa Cruz, por ejemplo sufre por el abastecimiento de materia prima e insumos. Los agroindustriales necesitan tener entre 45 y 60 días un stock para producir, porque si hay retraso se tiene que paralizar actividades. Con una logística nacional y un puerto soberano se desaduaniza en Bolivia y se genera un transporte local que bajará los costos de manera considerable.

“El 6 de noviembre vamos a inaugurar el servicio. Hemos tenido mucha aceptación en los países que integran la hidrovía y empresas navieras han hecho inversiones para traer carga containerizada. Justo el 6 de noviembre vamos a tener el primer arribo de una barcaza con contenedores para importación y a su vez para exportación. Se trata del primer embarque. Posiblemente contemos con la presencia del presidente Evo Morales”, adelantó Rosales.

Jennefer está en capacidad de operar en sus tres terminales hasta cinco barcazas. Se podrá mover hasta 15.000 toneladas por día. En el área se asentarán la Aduana, el Senasag, la Capitanía de Puerto, la Felcn y otras instituciones que participan en distintos tipos de carga.

Con esto los privados se anticipan a otros puertos, incluyendo a Puerto Busch que hasta la fecha no despega. La Sociedad Agroindustrial Nutrioil S.A. invirtió en 2017 unos $us 7 millones en la plataforma para exportar e importar mercancías. Hasta la fecha efectuó un total de inversiones que alcanzan los $us 60 millones.

Por su lado, Debreczeni explicó que esa certificación permite mejorar las capacidades operacionales del puerto y facilitar los procesos de importación y exportación de cargas diversas por la salida natural que tiene Bolivia hacia el Atlántico y el resto del mundo.

Dijo que los actores del comercio exterior, entre ellos, las capitanías de puerto, la Aduana, el Servicio Nacional de Sanidad Agrícola e Inocuidad Alimentaria (Senasag), están directamente involucras y serán beneficiadas con ese cambio. También indicó que el puerto y sus terminales podrán elaborar de forma directa registros y servicios de operaciones con normas de seguridad, protección a la vida humana y del medio ambiente.

El presidente del directorio de Nutrioil, empresa propietaria de ese puerto privado, Hugo Landívar, que además es ejecutivo de Mainter y Semexa, destacó la entrega del certificado, pues tiende a impactar a escala mundial.

“Si tomamos en cuenta comparativamente un viaje por Arica en relación a la hidrovía, estamos hablando de una reducción de costos del 20% y si hablamos de logística significan entre 7 y 11 días, esto es realmente ventajoso en el ámbito de negocios internacionales. A Santa Cruz vienen cada año 100.000 contenedores, de esos Puerto Jennefer puede operar unos 30.000 sin ningún problema”, dijo Landívar.

El puerto tiene la plena capacidad para operar los 365 días del año y tiene la mejor infraestructura portuaria del país. En 2017 han cargado 7.500 toneladas (t) por día, un indicador positivo. En términos de volumen han conseguido mover 130.000 t de clínker, 4.000 t de cemento, 170.000 t de harinas y 80.000 t de aceite, lo que es calificado de un buen año. En comparación con 2016 el incremento representa un 60% de carga, y no solo eso sino que han movido una diversidad de carga.

Al respecto, el presidente de la Cainco, Jorge Arias dijo: “Lo más perjudicial para un país es la mediterraneidad mental, no de puertos, porque infraestructuras tenemos para salir al Atlántico. Esto sí es una ventaja para el sistema portuario boliviano. Con esto calculamos que habrá un ahorro del 14% y se reducirán los tiempos”.

Puerto Jennefer ha logrado consolidar alianzas estratégicas con Puerto Fénix de Paraguay que tiene una de las mejores flotas de barcazas y con un tránsito fluvial importante; con puerto Calmadon en Montevideo (Uruguay) y los puertos argentinos de Avellaneda y Rosario.

La noticia impacta en los servicios logísticos, pues confirma que esta zona es primordial para Bolivia y la única salida soberana que tiene Bolivia hacia el Océano Atlántico.

Ejecutivos del operador portuario Calmadon de Uruguay visitaron hace un año y medio las instalaciones de Nutrioil y anticiparon una alianza con los empresarios de Santa Cruz a objeto de facilitar el comercio exterior de Bolivia a través del puerto de Nueva Palmira.

Calmadon ha desarrollado grandes inversiones en infraestructura y equipos de alta tecnología en el Puerto de Nueva Palmira (entrada y de salida de la Hidrovía Paraguay-Paraná, que integra a los países de Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay) con el fin de garantizar a sus clientes procedimientos efectivos y seguros para el buque y la carga.

El único puerto de Bolivia sobre territorio soberano con acceso a aguas internacionales, Puerto Jennefer, prevé transportar un millón de toneladas de carga para la gestión 2018, Desde este Puerto, Bolivia puede enviar o recibir carga para destinos como Asia, Europa, Norteamerica, Centroamérica, el Sur de África e incluso otros países de América del Sur.

Ventajas de Puerto Jennefer

La terminal portuaria tiene grandes ventajas: el área de estacionamiento de barcazas es apropiada, los tiempos de espera son mínimos, tiene plataformas a nivel del rio, el área de trasbordo está inmediatamente en la plataforma, tiene atención especializada para cargas-proyecto y dos hectáreas de área de almacenaje primario.

 Según Rosales, el flujo de cargas portuarias en el Canal Tamengo proviene de distintos puntos de origen en el mundo, como países asiáticos, Europa, de la costa este de Norteamérica, Centroamérica y América del Sur, incluso existen países de la parte sur de África que llega directo hacia el Atlántico.

Agregó que el Sistema Portuario es una alternativa complementaria, no sustitutiva a las costas del Pacífico y que mucha carga debería usar la Hidrovía como vía natural de salida hacia aguas de ultramar; sin embargo, hay exportadores que llevan su mercadería por puertos del Pacífico encareciendo el flete de transporte. Actualmente, Bolivia envía por Puerto Jennefer al Paraguay unas 130 mil toneladas de Clinker y carga de cemento bolsa palletizado. Próximamente se recibirá carga de fertilizantes.

Asimismo, el ejecutivo de la infraestructura portuaria, considera que es enorme el dinamismo económico que aporta la terminal portuaria en la región. “Muchas ciudades nacieron por los puertos marítimos, porque su economía se desarrollaba entorno a la actividad portuaria”, agregó a tiempo de aclarar que los habitantes de la región ofrecen servicios como estibadores portuarios, agencia de despachos, operadores logísticos, agencias navieras, transporte carretero, almacenaje, catering, servicios de transporte personal, limpieza, trincado y mucho otros servicios entorno al puerto.

Sistema portuario nacional

Rosales calificó de acertada la decisión de autoridades gubernamentales de desviar carga que puede utilizar la Hidrovía como ruta de entrada o salida natural desde y hacia Bolivia, evitando gastos innecesarios al ser transportados por los puertos del Pacífico ubicados en Chile o Perú. Desarrollar el sistema portuario sobre el Canal Tamengo, conformado por Puerto Aguirre, Puerto Gravetal, Puerto Busch, Puerto Jennefer y otros proyectos, “es una visión muy acertada, porque cuando tenga mayor uso, las necesidades de logística y carga del comercio internacional de Bolivia serán bien abastecidos”.

Resalta la rebaja de fletes

La Hidrovía es una alternativa para el transporte de carga del comercio exterior boliviano, hablamos de una diferencia de 32% menos en relación a rutas por el Pacífico como Iquique donde es necesario realizar transbordos, a lo que suman demoras provocadas por la saturación de los puertos y tiempos amplios de espera de los barcos, entre otros factores que infieren negativamente en el precio del flete.

Además de estos temas, también está la incertidumbre que genera el sistema de transporte vía puertos del Pacífico, propenso a interrupciones de diversa índole; por la Hidrovía el exportador o importador boliviano conseguiría mejores tiempos y mayores márgenes de ahorro, concluyó.

El alcalde de Puerto Suárez, Sebastián Hurtado destacó las millonarias inversiones.

Hidrocarburos