Al 19 de septiembre de 2018: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.85712 Bs/euro: 8.00355 UFV: 2.28230 Peso Argentino/$us: 39.76500 Yen/$us:112.32000 Real/$us: 4.14100 Oz.Troy Oro $us: 1,198.44000 Oz.Troy Plata $us: 14.15450

 Contratan ocho barcos de GNL para pasar el invierno

 
La primera decisión de la flamante Integración Energética Argentina SA (IEASA), nacida de la fusión entre Energía Argentina SA (Enarsa) y Emprendimientos Energéticos Binacionales SA (Ebisa), fue la contratación de ocho embarcaciones que aportarán 523 millones de metros cúbicos (m3) de gas natural licuado (GNL) para ayudar a suplir el exceso de demanda durante el invierno.

Hasta el 2 de junio, estos barcos arribaron a los puertos de Escóbar y Bahía Blanca, en la provincia de Buenos Aires. Tres de ellos internaron gas de la compañía estadounidense Cheniere, dos de la holandesa Trafigura, otros dos de la angloholandesa Royal Dutch Shell y el restante de la brasileña Gás Natural Açu (GNA).

La inversión final de IEASA para concretar esta compra –que será complementada por otras transacciones similares en los próximos meses– oscilará en torno a los $us 140 millones, por lo que el valor del recurso superará los $us 7 por millón de unidades térmicas británicas (BTU, por sus siglas en inglés). En comparación con el período invernal del año pasado, la empresa presidida por Hugo Balboa pagará un 21% más por el GNL que llegue a Escobar y un 28% más por el que arribe a Bahía Blanca.

Vale recordar que entre marzo y octubre de 2017 la Argentina contrató unos 68 buques regasificadores que inyectaron unos 4.573 millones de m³ por un total de u$s 968,1 millones. Estas importaciones representaron alrededor de un 30% del déficit comercial energético (que fue de u$s 3.124 millones) y cerca de un 11% del rojo comercial anual (que cerró en u$s 8.471 millones).
 
Según las proyecciones de la IGU, si logra alcanzar niveles de competitividad para la producción de los recursos no convencionales de Vaca Muerta, en los próximos años el país puede convertirse en un proveedor global de GNL.

Desde el Ministerio de Energía y Minería de la Nación se cree que el país seguirá necesitando de importantes volúmenes de GNL al menos hasta 2021, año en el que las exportaciones gasíferas serán mayores que las importaciones. La idea de la cartera que conduce Juan José Aranguren es seguir comprando este insumo para atender los picos de consumos, pero en cantidades decrecientes.

Mucho por hacer

IEASA se constituyó este año, en el marco de lo estipulado a fines de la temporada pasada por el Decreto 882/17. En buena medida, la firma sigue los pasos de Enarsa, ya que su principal misión continúa siendo la gestión de las importaciones de buques de GNL.

Al lado de Hugo Balboa, presidente de su Directorio, se desempeñan Alberto Brusco (director de Construcciones), Daniel Minena (director de Administración, Finanzas y Servicios Corporativos), José María Zuliani (director de Legales y Relaciones Institucionales), Rigoberto Mejía Aravena (director del Área Comercial), Ernesto Wagner (director de Control Interno) y Jorge Marcolini (director de Consultoría).

Entre las tareas adicionales que debe llevar a cabo la empresa sobresale la administración por vías licitatorias de las ventas de distintas participaciones estatales en varios activos energéticos importantes (como es el caso de Citelec, la sociedad que controla el 50% de la distribuidora Transener, de las centrales termoeléctricas Ensenada Barragán y Brigadier López, y de los porcentajes menores en Central Puerto, Transba y Central Térmica Güemes). Por esas transferencias el Gobierno espera recaudar al menos $us 1.000 millones.

Además, IEASA tiene la responsabilidad de finalizar la construcción de dos obras emblemáticas: las represas hidroeléctricas proyectadas sobre el río Santa Cruz y la central termoeléctrica a carbón de Río Turbio.

Futuro auspicioso

Si bien la Argentina es en la actualidad un mercado netamente importador de gas, esa condición podría cambiar en el corto o mediano plazo. Así lo estima la Unión Internacional de Gas (IGU, en inglés), la asociación que nuclea al 97% de la oferta del fluido a escala planetaria.

De acuerdo con Luis Bertrán, titular de la entidad, el país está en plenas condiciones de recuperar su rol de exportador en la región. “Si logra alcanzar niveles de competitividad para la producción de los recursos no convencionales de Vaca Muerta, incluso puede convertirse en un proveedor global de GNL”, vaticinó.

A su entender, regulaciones puestas en marcha por el Gobierno nacional dan espacio a resolver una curva de aprendizaje con un razonable escalón de precios de entre $us 6 y 8 por millón de BTU. “Con la recuperación de la producción en términos competitivos, la Argentina podrá retomar en unos pocos años su protagonismo internacional”, pronosticó. 

Hidrocarburos