Al 25 de febrero de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88199 Bs/euro: 7.77787 UFV: 2.29605  Peso Argentino/$us: 39.19380 Yen/$us: 110.68000 Real/$us: 3.73880 Oz.Troy Oro $us: 1,327.95000 Oz.Troy Plata $us: 15.92230

Hilton Heredia García / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.>

El presidente Evo Morales inaugurará este jueves, la Planta de Amoniaco y Urea en la localidad de Bulo Bulo, emplazada en el departamento de Cochabamba, en un acto histórico que marcará el inicio de la era de la industrialización de los hidrocarburos, después de 192 años de su fundación, informó el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez.

Según el hombre fuerte del sector energético, la Planta de Amoniaco y Urea es el proyecto más grande en la historia de Bolivia que se construyó con una millonaria inversión de $us 953 millones, que permitirá al país consolidar la industrialización del gas con esa "gigante" petroquímica.

"Es el proyecto más importante en la historia de Bolivia, una inversión gigante, 953 millones de dólares, pero más allá de todo, es un salto cualitativo que en más de 192 años nunca se ha consolidado la industrialización del gas; mañana se iniciará las operaciones de esta petroquímica gigante que cambiará el agro, la economía, el concepto de la industrialización", puntualizó.

La Planta de Bulo Bulo tiene una capacidad de producción de 600.000 toneladas de urea al año, de las cuales,  15% abastecerá el mercado interno boliviano y el resto satisfacerá un tercio de la demanda del Estado de Matto Grosso, de Brasil, explicó Sánchez.

Anticipó también que Perú, Paraguay y Argentina expresaron su interés en comprar la urea boliviana, por lo que el mercado para la producción de esa Planta está asegurado.

La Planta, a través de una combustión, obtendrá dióxido de carbono e hidrógeno del gas natural, y esos componentes se mezclarán con el aire bajo ciertas condiciones físico químicas que permitirán generar amoniaco, que es la materia prima para producir urea, de acuerdo a información de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).



El pasado martes, el director del proyecto de Amoniaco Urea de YPFB, Carlos Villar, aseguró que la Planta de Amoniaco y Urea marcará el punto de inicio de la revolución industrial en Bolivia, porque no solo producirá fertilizantes a gran escala, sino que sus derivados permitirán continuar encarando la industria petroquímica.

El proyecto, que fue financiado con recursos propios del Estado boliviano, generará 200 empleos directos y al menos 3.000 indirectos en el país, según proyecciones de la estatal petrolera.

Bolivia dejará de importar 27.000 toneladas de urea, lo que significa un ahorro interno de 15 millones de dólares al año, tras la puesta en marcha de la Planta de Bulo Bulo, según datos de la Empresa Estratégica de Producción de Abonos y Fertilizantes.

Por otra parte, los exportadores bolivianos agropecuarios esperan con gran expectativa la producción y los precios de la urea, de acuerdo al gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez.

 

Ferroviaria Oriental

El gerente de Relaciones Externas de Ferroviaria Oriental (FO) Ángel Sandóval, indicó que la compañía se viene preparando hace un año para exportar la urea. En ese marco, anunció que será una operación intermodal, y que el producto saldrá en camión desde Bulo Bulo a Montero, y desde esa ciudad habrá un trasbordo al tren y desde allí se irá hasta el puerto de Gravetal en Quijarro, infraestructura en la cual se habilitan unos silos acondicionados de acuerdo a la temperatura, humedad, sequedad, etc.

A partir de allí la urea será trasladada hasta el estado de Matogrosso. Parte de la logística fue construir una estación ferroviaria en Montero, una central de transferencia de carga de vagón a camión o viceversa, la cual demandó una inversión de $us 2,3 millones. Dichas instalaciones tienen contenedores, grúas, etc.

“Estamos en la fase final de la infraestructura y estamos preparados. Adicionalmente la empresa ha invertido en asignar tres locomotoras, YPFB también invirtió en su parque rodante, tiene 250 vagones tipo espina de pescado y 500 contenedores. Este proyecto en una primera fase significará unas 300.000 toneladas anuales”, aseguró Sandóval.

Según el ejecutivo FO logró un acuerdo con YPFB y empresas de transporte terrestre mientras se ejecuta el tramo Bulo Bulo-Montero que demorará entre dos y tres años en la construcción de la vía férrea. Con el transporte de urea, Bolivia ingresará a las ligas mayores en términos de industria con la pronta inauguración de la planta de Bulo Bulo el 14 de septiembre.

Hasta el momento, ya fueron construidos 250 vagones por la empresa Carlos Caballero para transportar el producto. YPFB también importó 500 contenedores de 20 pies, o sea que dos contenedores entrarán en un vagón.

Hidrocarburos