Al 24 de enero de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.87850 Bs/euro: 7.80876 UFV: 2.29292 Peso Argentino/$us: 37.55830 Yen/$us: 109.59000 Real/$us: 3.76060 Oz.Troy Oro $us: 1,283.70000 Oz.Troy Plata $us: 15.36650

Hilton Heredia García/ Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.>

La fundidora de acero Guadix celebra su calidad. Al cumplir dos años de operación, la empresa del Grupo Corporativo Caballero celebra la obtención otorgada por la TÜV Rheiland de sus procesos a las normas ISO 9001:2015 y OHSAS 18000:2007, lo que valida el compromiso de calidad, seguridad y salud ocupacional asumidos con sus clientes. Con el desafío de exportar sus productos, actualmente Guadix tiene en su portafolio de negocios a los sectores de la construcción, ferroviario y minería.

A partir del segundo semestre de este año, la empresa espera posicionarse como un proveedor de referencia para productos fundidos en la industria nacional y contribuir con la diversificación de la oferta del Grupo Corporativo Caballero.



La nueva empresa ha sido concebida para aprovechar los recortes generados en su planta metalúrgica (chatarra de acero). El objetivo es transformarla en piezas para darle valor agregado, al margen de reducir y mitigar el impacto ambiental con el reciclaje de esos desechos y el uso de un horno de inducción que evita la utilización de gases de combustión, reveló a money.com.bo el gerente general corporativo, Carlos Diego Caballero.

La acería que consume un promedio de 7.000 toneladas/año de acero, con una generación estimada de chatarra de 380 toneladas/año, se constituye en uno de los proveedores más importantes de este insumo en el país, además de partes fabricadas de acero requeridas por la industria nacional e internacional.

¿Qué evaluación hace a dos años de sus operaciones en el mercado nacional?

Muy positivo. Este emprendimiento nació como un complemento a las labores de la industria metalúrgica de Carlos Caballero. Hoy camina de manera sola, tiene sus propios clientes y su propio mercado donde Caballero no está trabajando.

Empezó con la visión del fundador de Don Carlos Caballero de fabricar y producir piezas ferroviarias, tuvimos la suerte de complementarnos. Nosotros como Caballero ya diseñábamos y fabricábamos vagones, tuvimos la suerte de producir varios vagones para ese sector. Ahora nos va muy bien. También estamos en el sector de minería con chancadoras, piezas para ese tipo de industria.

Somos una empresa que también brinda servicios a las cementeras.

Realmente brindamos una solución integral en acero al mercado. Diseño, diseño de máquinas, de parte fundida, de montaje, de provisión de servicios de puesta en marcha, etc. A YPFB también le hicimos 250 vagones. Eso fue un impulso muy grande.  

En la actualidad, ¿qué trabajos están realizando en la planta y con cuántos operarios cuentan?

Aquí recibimos la chatarra que para nosotros era un problema como industria Carlos Caballero. Aquí le damos valor agregado. Hacemos el diseño de las partes y piezas y la misma chatarra puesta en el horno con algunas ferro aleaciones nos permite darle valor agregado. Compramos chatarra de todo el país. Nosotros tenemos 70 trabajadores.

En cuanto a materiales específicos ¿qué están produciendo?

Estamos haciendo acero inoxidable, bronce, acero de alta dureza, de alto desgaste con mucho manganeso para piezas como chancadoras, molinos, etc.

No tienen temor a los bajos precios…

Entendemos que con el repunte de los commodities toda la industria minera va a generar fuertes inversiones y bueno queremos estar listos y prestos con las certificaciones que acabamos de recibir justamente para ese mercado.

¿Qué significan las certificaciones y cuál el impacto en la industria?

Las certificaciones responden siempre a la cultura de Carlos Caballero, siempre hemos confiado de que el mercado va a pagar calidad.

¿A cuánto ascienden las facturaciones de la acería?

Estamos despegando, hoy por hoy decirte un monto de facturación sería complicado. Venimos creciendo, avanzando paso a paso. Estimo que se factura unos 2 millones de dólares cada año. Tenemos esperanza de que sigamos creciendo sustancialmente.

¿Cuáles son las proyecciones de la empresa de expandirse en el mercado nacional e internacional?

Hoy tenemos vendedores en Cochabamba, también visitamos a clientes de Potosí, Oruro y La Paz. En Cochabamba, Santa Cruz y Tarija nos dedicamos mucho más a los sectores del cemento y de áridos. En un futuro proyectamos expandirnos al mercado externo.

Hidrocarburos