Al 23 de enero de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.87974 Bs/euro: 7.79918 UFV: 2.29283 Peso Argentino/$us: 37.71500 Yen/$us: 109.66000 Real/$us: 3.76010 Oz.Troy Oro $us: 1,280.42000 Oz.Troy Plata $us: 15.26950

 

 

La conducción de  acaba de concretar un cambio radical en su manera de gestionar los negocios, a tal punto que promete dejar huellas en el futuro cercano de la empresa. Su CEO, Ricardo Darré, dio un paso al costado, pero el cargo vacante no será ocupado por otro ejecutivo, sino que se creará un nuevo comité de gestión que concentrará la máxima instancia de dirección de la compañía. Ese cuerpo, a su vez, responderá al presidente de la empresa, Miguel Gutiérrez, último responsable ahora de la administración cotidiana de la mayor compañía del país, según un informe de La Nación.

YPF informó ayer los cambios a través de un comunicado de prensa. Según ese documento, el nuevo comité estará compuesto por seis miembros que, junto a Gutiérrez, "serán el máximo organismo para la toma de decisiones estratégicas en YPF, lo que le otorgará mayor dinamismo a la organización".

Entre las novedades, la compañía tendrá ahora una vicepresidencia ejecutiva de operaciones y transformación con el objetivo de promover la innovación y la modernización de la estructura corporativa de YPF. Estará a cargo de Carlos Alfonsi, un histórico de la empresa que hasta ahora manejaba el negocio de refinación y comercialización de combustibles.

A su vez, tendrán mayor jerarquía las vicepresidencias de administración y finanzas, a cargo de Daniel González, y de asuntos corporativos, comunicaciones y marketing, que maneja Sebastián Mocorrea, a las que reportarán ahora también las funciones de desarrollo de negocios y de servicios jurídicos, respectivamente.

En tanto, Santiago Martínez Tanoira será el vicepresidente ejecutivo de downstream (refinación y comercialización) y Pablo Bizzotto, de upstream. Marcos Browne continuará como vicepresidente ejecutivo de gas y energía e integrará también el nuevo comité ejecutivo.

Los ejecutivos de YPF nunca lo dirán en voz alta, pero la salida de Darré responde a cierto comportamiento paquidérmico por parte de la mayor empresa del país en el último tiempo, según interpretan quienes se encargarán de conducirla de ahora en más. Ese argumento está en el reverso de una afirmación que difundió la firma ayer por la mañana en el comunicado: sostiene que los cambios se deben a la búsqueda de un mayor "dinamismo".

En la práctica, la figura de Darré había quedado opacada por la de Miguel Gutiérrez, presidente de la compañía, nexo con la Casa Rosada, ejecutivo visible frente a los interlocutores habituales de la empresa y hombre de mil batallas corporativas desde antes incluso de su paso por la presidencia de Telefónica, años atrás.

Transformación

Tras la salida de Darré, Gutiérrez asume por completo el proceso de transformación de la compañía, que está en el epílogo de su historia como petrolera y a las puertas de su metamorfosis en una empresa de energía, una tendencia mundial que recién comienza a hacer pie en el país. Por caso, YPF es hoy la quinta entre las mayores empresas privadas de electricidad, y estima escalar hasta la tercera posición.

La petrolera bajo control estatal acumuló en el último tiempo malos resultados financieros, en parte por el cambio de modelo económico que promovió el Gobierno. Por eso, fuentes cercanas a sus gestores sostienen que el alejamiento de Darré no tiene que ver con esas cifras.

 

Hidrocarburos