Al 20 de agosto de 2018: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.87405 Bs/euro: 7.84852 UFV: 2.27816 Peso Argentino/$us: 29.86750 Yen/$us: 110.53000 Real/$us: 3.91360 Oz.Troy Oro $us: 1,184.75000 Oz.Troy Plata $us: 14.80950

Hans Montaño Núñez / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.>

A raíz de la ocupación de sus oficinas centrales en la capital cruceña por un grupo de esposas y trabajadores sindicalizados, la Empresa Minera Paitití (Emipa) que opera la Mina Don Mario, pone en riesgo la exportación de dos barras doré de oro de aproximadamente 80 kilos, cuantificada por encima de un millón de dólares y destinada a la Casa de la Moneda Real de Canadá. Asimismo, estima pérdidas críticas de alrededor de $us 100.000 diarios. 

El gerente general, Joaquín Zenteno, denunció esta afectación a los ingresos mensuales de la empresa como también los perjuicios por la paralización de los pagos periódicos a proveedores, adquisiciones, compras, procesos administrativos y otras actividades tributarias y comerciales, es decir, que la ‘toma pacífica’ obstaculiza la continuidad productiva y las operaciones de la empresa, dedicada al procesamiento y exportación de oro metálico, que se conoce como las barras dorés, que son unas barras  de entre 75% y 77% de contenido de oro,  algo de plata,  de cobre y fierro.

Emipa está involucrada en toda la cadena integral de la producción, desde la extracción en la mina, procesamiento, fundición y comercialización del oro.

Debido a esta interrupción en los compromisos de exportación, Zenteno afirmó que ‘tendrán que explicar los posibles retrasos que incurramos”, al mismo tiempo “esperar la comprensión” de la fundidora canadiense, considerada la principal empresa del mundo y que es propiedad del Gobierno de Canadá.

La medida de protesta empezó el viernes 2 de febrero, cuando las integrantes del Comité de Amas de Casa Mineras Paitití, asociación de esposas de trabajadores con base en San José de Chiquitos, procedió a la ocupación de la empresa, exigiendo que el antiguo sistema médico fuera restituido. La supuesta toma ‘pacífica’ se tornó agresiva cuando este lunes 5 de febrero, las señoras restringieron la circulación de los funcionarios de Emipa, impidiendo las actividades normales de la empresa, perjudicando compromisos de exportación y poniendo en riesgo la estabilidad financiera e imagen comercial de la firma, además de retener al gerente general por varias horas.

El conflicto se inició el 15 de enero pasado por la ejecución de un plan de mejoras en el Servicio Médico que administra mediante el sistema de ‘Seguro de Salud Delegado’, bajo convenio recién renovado con la Caja Nacional de Salud (CNS). Este plan tiene por objeto mejorar la calidad de atención a los trabajadores y sus familias, ajustándose a los términos de ese convenio.

Zenteno sostuvo que “están totalmente abiertos, manifestamos nuestra más franca y transparente voluntad de poder sentarnos con las señoras para poder conversar, y conocer cuáles son las observaciones concretas que ellas tienen. Pedimos por favor que dejen de tomar estas actitudes radicales y nos permitan sentarnos para darles información de todo el programa que planificamos implementar”. Indicó que con el ‘Seguro de Salud Delegado’ serán mejoradas las condiciones en la prestación de servicios al trabajador. 

La compañía boliviana sostiene la principal operación minera de Santa Cruz y del oriente del país. Es una fuente importante de regalías para el departamento cruceño. La planta de procesos está ubicada en San José de Chiquitos.

 
 

Hidrocarburos