Al 25 de marzo de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88503 Bs/euro: 7.75115 UFV: 2.29815 Peso Argentino/$us: 41.79270 Yen/$us: 109.97000 Real/$us: 3.90790 Oz.Troy Oro $us: 1,313.57000 Oz.Troy Plata $us: 15.44030

Hilton Heredia García/ hheredia@money.com.bo>

La millonaria planta de amoniaco y urea que fue inaugurada por el Presidente Evo Morales, con bombos y platillos hace menos de tres meses, se paraliza por segunda vez. Según trabajadores de la planta hay problemas técnicos debido a un supuesto forzamiento operativo para que produzca volúmenes menores a su capacidad promedio.

El diario digital Money.com.bo reveló el 16 de noviembre que dicha planta corría el riesgo de paralizarse. En realidad antes de septiembre dicha infraestructura ya confrontó problemas pero igual se procedió a inaugurarla. Incluso el propio presidente de YPFB Óscar Barriga admitió que se registraron problemas pero fue parte del mantenimiento. Los trabajadores y algunos expertos del área señalan todo lo contrario.

Para confirmar las aseveraciones, Money accedió a los datos operativos de envío de combustible a los usuarios de la línea Carrasco/Río Grande. La planta de amoniaco y urea tiene una presión de cero con una temperatura de 78,3 grados Farenheit y un caudal de 2.965.894 pies cúbicos.

Un medio de circulación nacional, ratificó esta jornada que la planta de urea y amoniaco, instalada en el municipio de Entre Ríos de Bulo Bulo, Cochabamba, está paralizada.

“La planta estuvo parada seis meses antes de su inauguración (septiembre pasado) por falta de mercados, además estuvo forzada a producir por debajo de su capacidad y con la parada los equipos se dañaron. La planta no puede operar a menos del 75% porque se arruina”, señaló  uno de los obreros a dicho medio de comunicación.

Se envió la consulta periodística a los responsables del departamento de Comunicación de YPFB Corporación pero no respondieron.

Cabe recordar que en plena efeméride de Cochabamba y en medio del sonido de una sirena, el presidente Evo Morales ordenó el inicio de operaciones de la planta con lo que se dio pie a la industrialización de los hidrocarburos, que prometió el mandatario desde que era candidato a la presidencia en 2005.

La infraestructura tiene una inversión que asciende a los $us 953 millones y permitirá la producción de 700 mil toneladas por año de fertilizantes, cuyo mercado principalmente se encuentra en Brasil. De acuerdo con información gubernamental, Paraguay, Perú y Argentina también están interesados.

En esa oportunidad, el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, especificó que la planta producirá 2.100 toneladas métricas de urea al día, con al menos 1.200 toneladas de amoniaco. Además, consumirá diariamente alrededor de 50 millones de metros cúbicos de gas natural.

Expertos en el área advirtieron anticipadamente que en el futuro de la industrialización existen tres problemas potenciales que pueden afectar la operatividad de la planta, (tomando en cuenta que este tipo de plantas no se las puede parar y arrancar de un día para otro sino que tiene un proceso de varios días ponerla en condiciones operativas al 100% de las especificaciones del producto)  y tienen que ver con el transporte, la producción de amoniaco y los problemas de humedad.

 

Los problemas detectados

Transporte

Los argumentos son que si la planta trabaja a su capacidad operativa, el transporte terrestre en camiones dada la capacidad de carga de los contenedores es de aproximadamente 26 toneladas (carga máxima permitida).

Transportar 2.100 toneladas día representa tener aproximadamente 80 camiones en ruta con una longitud aproximada de 800 m. Un problema logístico en zonas urbanas y carreteras de alto tráfico como las que unen Yapacaní-Portachuelo-Montero-Warnes y Santa Cruz si se trata de exportar el producto en su totalidad.

Producción de Amoniaco

El otro problema del cual no se ha escuchado nada y que puede fácilmente parar las operaciones de la planta es la producción de amoniaco remanente del proceso que es de 70 t/día con una capacidad de almacenaje de 6.000 ton o un tiempo de producción de 86 días.

Si no se tiene alternativas para el uso de ese amoniaco remanente, potencialmente la planta puede parar por falta de capacidad de almacenaje del producto, luego de los 86 días de producción a su máxima capacidad que si la misma es menor, variará en más tiempo, y si la planta reduce su capacidad de producción de manera permanente, no hubiese  sido necesario haberla construido de 2.100 TMD de capacidad.

Problemas de Humedad

Otro de los factores importantes en la venta rápida de la urea tiene que ver con su tiempo de degradación si no se tienen las condiciones adecuadas de almacenaje para evitar la humedad que es muy alta en la zona donde se encuentra ubicada la planta.

El nivel de humedad puede llegar a obligar a  proteger la urea con algún formaldehido para evitar su degradación temprana lo que realmente encarecería el valor de esta ya que una tonelada de formaldehido, tiene un costo aproximado de 600 $us/t, con esto no queremos decir que se use una tonelada de formaldehido sino que simplemente, cualquiera que fuese la  cantidad que se use, si se usa, incrementará los costos de producción, sostuvo el experto.

“Estos tres factores, más la urgencia de encontrar los mercados para toda la producción,  son los que de una u otra manera debe enfrentar YPFB para lograr el éxito absoluto en el primer proyecto de petroquímico del país que lo dijimos al principio y lo reafirmamos, como política de Estado está pensado en beneficiar a los bolivianos y donde los ejecutores  de estos proyectos deben ser elegidos cuidadosamente así como se elige los pilotos que llevaran un vuelo a destino final”, afirmó un experto.

Hidrocarburos