Un fuerte incendio consume en la noche del lunes a la catedral de Notre Dame de París, uno de los monumentos más emblemáticos de la capital francesa. Las autoridades locales indicaron que toda la estructura que sostiene el techo del templo, donde se estaban realizando trabajos de restauración, "está siendo devorada por las llamas".